La marca de lujo Coach dejará de destruir productos dañados o “no vendibles” tras indignación en TikTok

(CNN) — La marca de lujo Coach anunció que ya no destruirá los productos dañados o “no vendibles” devueltos a sus tiendas, luego de que un video viral de TikTok afirmara que la marca “cortara” intencionalmente los artículos no deseados con fines fiscales.

Sin hacer referencia directa a las acusaciones, la marca estadounidense escribió en Instagram este martes que había “dejado” de destruir las devoluciones en la tienda y buscaría “rehusar, reciclar y reutilizar responsablemente los productos en exceso o dañados”.

La medida sigue las afirmaciones hechas por la usuaria de TikTok Anna Sacks, quien se filmó a sí misma desempaquetando productos de Coach que parecían inutilizables. En el video de un minuto de duración, Sacks, quien usa el nombre de usuario @thetrashwalker, dijo que era política de Coach “ordenarle a un empleado que cortara deliberadamente (mercancía no deseada) para que nadie pueda usarla”.

¿Tienes estas marcas en tu armario? ¡Atento! Son una mina de oro en el mercado de reventa

Sosteniendo bolsas cortadas, zapatos con tiras cortadas y una chaqueta con grandes roturas, Sacks alegó en el video que la práctica era parte de una “laguna fiscal” en la que la marca cancela los productos “como si hubieran sido destruidos accidentalmente”. Ni Coach ni su empresa matriz, Tapestry, respondieron a las solicitudes de comentarios de CNN.

El video, que se publicó por primera vez en TikTok el sábado, recibió más de 560.000 me gusta al momento de escribir este artículo. La reacción de las redes sociales se intensificó el martes cuando Diet Prada, un influencer vigilante de la industria de la moda, publicó las acusaciones en Instagram junto con videos que parecen mostrar que los artículos de Coach se recuperan de un contenedor de basura.

TikTok lanzó a Noah Beck a la fama de forma inexplicable. Ahora quiere entrar en el mundo de la alta costura

Prácticas de la industria de la moda

Coach no es de ninguna manera la única compañía de lujo que se cree que destruye intencionalmente el inventario no deseado. La práctica generalmente tiene como objetivo evitar que el exceso de stock se venda a precios más baratos y dañe la exclusividad de las marcas.

En 2018, Burberry anunció que dejaría de quemar productos no vendidos después de que se descubrió que había destruido ropa y perfume por valor de más de US$ 36 millones el año anterior. Varias casas de moda, relojeros y firmas de indumentaria se han enfrentado a acusaciones similares en los últimos años.

Pero los críticos de la supuesta política de Coach llamaron la atención sobre el programa (Re)Loved de la marca, un servicio de reparación y una plataforma de reventa que se comercializa como “una forma menos derrochadora de hacer las cosas”. En el video, Sacks dijo que tenía la intención de enviar los artículos dañados al servicio de reparación para ver si la marca los arreglaba.

En su declaración en Instagram, Coach dijo que la marca estaba “comprometida con la sostenibilidad” y “dedicada a maximizar la reutilización de dichos productos en nuestro Coach (Re) Loved y otros programas de circularidad”.

Tapestry, que también posee marcas como Kate Spade y Monique Lhuillier, dijo en su Informe de Responsabilidad Corporativa de 2020 que había reparado 28.258 artículos de Coach, lo que equivale al 85% de los enviados a la marca ese año, y que “continúa desarrollar soluciones escalables “para el 15% restante.

Hablando con CNN a través de WhatsApp, Sacks dio la bienvenida a la respuesta de Coach como “un comienzo”.

“Quiero enfatizar nuevamente que Coach es la marca que fue captada públicamente esta vez, pero esta sigue siendo una práctica generalizada en la industria de la moda”, dijo. “Mi temor es que otras marcas, en lugar de tomar en serio la producción del tamaño correcto, continuarán produciendo en exceso y destruyendo solo que ahora, teniendo mucho cuidado de ocultar la evidencia”.

“Esto podría incluir el uso de compactadores, bloquear contenedores de basura y obligar a los empleados a firmar acuerdos punitivos (de no divulgación). Sería una pena, y en detrimento de nuestro planeta, si esta es la lección que la industria de la moda extrae de este incidente de Coach. Ese es mi mayor temor al exponer la destrucción”.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up