Exclusiva CNN: La presidenta de Taiwán dice que la amenaza de China aumenta ‘todos los días’ y confirma la presencia de entrenadores militares estadounidenses en la isla

Taipei, Taiwán (CNN) — La líder de Taiwán, la isla en el centro de las crecientes tensiones entre Estados Unidos y China, dijo que la amenaza de Beijing está creciendo “todos los días”, mientras que confirmó por primera vez la presencia de fuerzas estadounidenses en suelo taiwanés.

Hablando con CNN en una entrevista exclusiva el martes, la presidenta Tsai Ing-wen dijo que Taiwán, que se encuentra a menos de 200 kilómetros de la costa sureste de China, era un “faro” de democracia que necesitaba ser defendido para mantener la fe en los valores democráticos en todo el mundo.

“Aquí está esta isla de 23 millones de personas que se esfuerzan todos los días por protegernos y proteger nuestra democracia y asegurarnos de que nuestra gente tenga el tipo de libertad que se merece”, dijo.

“Si fallamos, eso significa que las personas que creen en estos valores dudarían de si son valores por los que (deberían) luchar”.

Biden promete proteger a Taiwán y China advierte por “señales erróneas” sobre la independencia de la isla

Taiwán y China continental han sido gobernados por separado desde que los nacionalistas se retiraron a Taiwán al final de la guerra civil china hace más de 70 años. Taiwán es ahora una democracia floreciente, pero el gobernante Partido Comunista (PCCh) de China continental sigue considerando a la isla como una parte inseparable de su territorio, a pesar de que nunca la ha controlado.

Hoy, las relaciones entre Taipei y Beijing se encuentran en su punto más bajo en décadas. A principios de este mes, las fuerzas armadas de China enviaron una cantidad récord de aviones de combate al aire alrededor de Taiwán, mientras que los diplomáticos y los medios estatales advirtieron sobre una posible invasión a menos que la isla respete la línea del PCCh.

Las demostraciones de fuerza son en parte el resultado del fortalecimiento de los lazos entre Taiwán y Estados Unidos bajo los presidentes Donald Trump y Joe Biden. Grandes ventas de armas y visitas de alto perfil de funcionarios estadounidenses han reforzado la posición internacional de Taiwán y han antagonizado a Beijing.

EE.UU. tiene pocas opciones buenas si China se apodera de las islas cercanas a Taiwán, concluye un juego de guerra

En su entrevista con CNN, Tsai se convirtió en la primera presidenta de Taiwán en décadas en reconocer la presencia de fuerzas estadounidenses en la isla con fines de entrenamiento. La última guarnición oficial de Estados Unidos se fue en 1979, el año en que Washington cambió el reconocimiento diplomático formal de Taipei a Beijing, aunque reportes de medios del año pasado insinuaban pequeños despliegues.

Las fuerzas armadas de EE.UU. publicaron y luego eliminaron un video a principios de 2020 que mostraba a las Fuerzas Especiales del Ejército de EE.UU. entrenando soldados en Taiwán. En noviembre de 2020, el Ministerio de Defensa de Taiwán anunció y luego negó a los medios locales que militares estadounidenses estaban entrenando a soldados locales en la isla.

Tsai no quiso decir exactamente cuántos militares estadounidenses hay en la isla en la actualidad, pero dijo que “no eran tantos como la gente pensaba”. “Tenemos una amplia gama de cooperación con Estados Unidos con el objetivo de aumentar nuestra capacidad de defensa”, dijo.

ANÁLISIS | China celebra sus 50 años en la ONU y está decidida a mantener a Taiwán fuera del organismo

Aumento de las tensiones entre China y Taiwán

Antes negociadora comercial y profesora de derecho, Tsai se convirtió en la primera mujer presidenta de Taiwán en 2016, una victoria histórica, que se produjo después de grandes protestas estudiantiles en la isla contra la decisión de su predecesor nacionalista de estrechar lazos con China continental.

Cuando Tsai llevó a CNN a dar un paseo por Taipei a principios de esta semana, cientos de ciudadanos locales la saludaron, agradeciéndole por su arduo trabajo y pidiendo posar para selfies.

Pero la presidencia de Tsai ha sido implacablemente atacada y ridiculizada desde el otro lado del Estrecho de Taiwán; desde que Tsai asumió el cargo, las relaciones entre Beijing y Taipei se han deteriorado rápidamente.

El gobierno chino cree que Tsai y su partido, el Partido Democrático Progresista, están a favor de la independencia formal de Taiwán, a pesar de sus declaraciones públicas a favor del statu quo, un acuerdo por el cual Taiwán sigue siendo autónomo, sin una declaración oficial.

Los lazos económicos y diplomáticos con China, desarrollados sobre gobiernos anteriores, se han desgastado y el ejército chino ha aumentado su presión sobre la isla.

Solo en los primeros cinco días de octubre, Beijing voló un total de 150 aviones de combate, bombarderos con capacidad nuclear, aviones antisubmarinos y aviones de control y alerta temprana aerotransportados hacia la Zona de Identificación de Defensa Aérea de Taiwán, según el Ministerio de Defensa de la isla.

Fue una demostración de fuerza cuidadosamente ejecutada por el gobierno chino: se desvió hacia áreas donde provocaría una respuesta de Taiwán, pero no ingresó al espacio aéreo de la isla.

Desafíos Globales: El amenazante “abrazo del panda” de China a Taiwán

Las maniobras se produjeron después de nuevas señales de calentamiento de los lazos entre Estados Unidos y Taiwán, incluida una venta de armas por US$ 750 millones anunciada por Washington en agosto y una declaración del grupo de política exterior Quad liderado por Estados Unidos a favor de apoyar a la isla ese mismo mes.

En un importante discurso el 8 de octubre, el presidente de China, Xi Jinping, prometió nuevamente la “reunificación pacífica” entre Taiwán y China continental. Aunque no mencionó una invasión en el discurso, Xi se ha negado anteriormente a descartar una acción militar.

Un portavoz de la Oficina de Asuntos de Taiwán de China confirmó el miércoles que Beijing se reservaba el derecho a usar la fuerza para perseguir la “reunificación”.

Rusia y China realizan primer patrullaje marítimo en conjunto en el océano Pacífico

La presidenta de Taiwán se abre a las conversaciones sobre China

Aunque confiesa que es introvertida, Tsai es una apasionada defensora de su isla y una feroz defensora de su pueblo.

En el Día Nacional de Taiwán el 10 de octubre, en respuesta a la creciente acción militar china, la presidenta dijo que Taiwán no podía ser obligado a seguir “el camino que China le había trazado”.

“No debería haber absolutamente ninguna ilusión de que el pueblo taiwanés se doblegará ante la presión”, dijo.

Hablando con CNN el martes, Tsai pidió a los socios democráticos regionales, incluidos Japón, Corea del Sur y Australia, que ayuden a apoyar a la isla.

“Cuando los regímenes autoritarios demuestran tendencias expansionistas, los países democráticos deben unirse para enfrentarse a ellos. Taiwán está en la primera línea”, dijo.

Tsai fue reelegida en 2020 con un mayor porcentaje de los votos y, como parte de su segundo mandato, le dijo a CNN que quería modernizar rápidamente las fuerzas armadas de Taiwán.

En agosto, Taiwán anunció que gastaría US$ 1.400 millones en nuevos aviones de combate, probablemente F-16. En diciembre de 2020, las fuerzas amadas de la isla comenzaron a construir una flota de ocho submarinos de producción nacional.

Tsai le dijo a CNN que el Gobierno necesitaba adaptar mejor sus fuerzas armadas para defender una isla pequeña, en lugar de una fuerza de combate convencional.

“Tenemos un sistema que se hereda de China, que es un país muy diferente… La forma en que defiendes un gran territorio es diferente a la forma en que proteges una pequeña isla, así que tenemos que cambiar el pensamiento tradicional sobre cómo se debe estructurar un ejército”, dijo.

Sin embargo, Tsai agregó que no estaba abandonando la posibilidad de mejorar las relaciones con Beijing y dijo que se sentaría con el líder chino Xi para conversar, si él estaba dispuesto.

“Lo animaría a tener más diálogo con el gobierno y la gente aquí en Taiwán, y a tener una mejor idea de lo que es en Taiwán… Y, por supuesto, haríamos más en términos de comprender la situación en China”, dijo.

“Hemos dicho una y otra vez que queremos tener un diálogo con China y esta es la mejor manera de evitar malentendidos, errores de cálculo y juicios erróneos en la gestión de las relaciones a través del Estrecho”, agregó.

Todo lo que necesitas saber sobre la disputa entre Taiwán y China

Tsai: Estados Unidos vendría en nuestra defensa

No hay tratados entre Estados Unidos y sus aliados regionales que garanticen asistencia a Taiwán en caso de un ataque. Pero a medida que aumentan las tensiones entre Taipei y Beijing, algunos países han expresado su apoyo a la isla.

El ministro de Defensa de Japón, Nobuo Kishi, dijo a CNN en una entrevista a mediados de septiembre que “lo que está sucediendo en Taiwán está directamente relacionado con Japón” y Tokio respondería a cualquier amenaza a la seguridad de las rutas comerciales en la región.

En un foro organizado por CNN el jueves, Biden se mostró firme sobre la cuestión de si Estados Unidos defendería a Taiwán en caso de una invasión china.

“Sí, tenemos el compromiso de hacer eso”, dijo. Posteriormente, la Casa Blanca restó importancia a sus comentarios y, hablando con CNN, Tsai dijo que la gente tiene “diferentes interpretaciones” de lo que quiso decir el presidente de Estados Unidos.

Sin embargo, Tsai dijo que creía que si Taiwán fuera atacado desde China continental, Estados Unidos y otras democracias regionales acudirían en su ayuda, “dada la relación de largo plazo que tenemos con Estados Unidos”.

“Taiwán no está solo porque somos una democracia, respetamos la libertad y somos amantes de la paz. Y compartimos valores con la mayoría de los países de la región y geográficamente somos de importancia estratégica”, dijo, señalando el papel de liderazgo de la isla en la cadena global de suministro de semiconductores y que la incorporación de potencias regionales tenía un “interés común” en mantener la isla segura.

Cuando se le preguntó si Taiwán podría defenderse sin ayuda militar, Tsai dijo que la isla se defendería “mientras podamos… Pero permítanme reiterar, es importante que tengamos el apoyo de nuestros amigos, y también de países con ideas afines”, dijo.

Defender Taiwán no solo implica poder militar. Como parte del creciente apoyo de Estados Unidos a Taiwán, Washington ha comenzado a presionar por una mayor participación de Taipei en los órganos de gobierno internacionales, especialmente en las Naciones Unidas.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo en su Twitter el lunes que Taiwán era un “socio crítico y una historia de éxito democrático” y pidió que tenga un papel más importante en la ONU. Beijing, que ocupó el asiento de Taipei en la ONU en 1971, desde entonces ha tenido éxito en sacar en gran medida a la isla del escenario internacional.

Tsai dijo que durante mucho tiempo ha sido la política de todos los lados de Taiwán que la isla asuma un papel más importante en la ONU. Dijo que no le preocupaba agravar a Beijing.

“Hemos expresado nuestra esperanza de que queremos ser parte del sistema de la ONU. Y China tiene su historia que contar. Y la comunidad internacional debe juzgarla”, dijo.

La reciente prueba de misiles de China sube las apuestas para la revisión de armas nucleares de Biden

Tsai: La China de Xi es ‘más ambiciosa’

El tiempo de Tsai en el cargo ha coincidido con el surgimiento de un Beijing más asertivo, con Xi siendo considerado el líder chino más poderoso en décadas.

Durante su segundo mandato en el poder desde 2017, Xi ha comenzado a cambiar la forma en que China se posiciona a nivel mundial. Bajo Xi, el ejército del país se ha hecho más grande y más avanzado, y la flota naval de China superó a la de EE. UU. en términos de tamaño.

Esta semana, Xi dijo en una conferencia que el ejército necesitaba “abrir nuevos caminos” en el desarrollo de armas.

Al mismo tiempo, los objetivos de política exterior de Xi han llevado al ascenso de diplomáticos ferozmente nacionalistas, conocidos como “guerreros lobo”, dentro del Ministerio de Relaciones Exteriores, que están dispuestos a defender abiertamente las posiciones de China sobre temas muy controvertidos y sensibles, con Taiwán a menudo siendo llamado la más roja de las “líneas rojas” de Beijing.

Tsai dijo que reconoce la amenaza del vecino cada vez más poderoso. “(Son) más ambiciosos, más expansionistas. Y por lo tanto, las cosas que eran aceptables para ellos, pueden no serlo ahora”, dijo.

Sin embargo, Tsai dijo que creía que los dos gobiernos aún podían convivir en paz a pesar de las diferencias en sus sistemas políticos.

“¿Si podemos sentarnos y hablar sobre nuestras diferencias y tratar de hacer arreglos para que podamos coexistir pacíficamente? Creo que esa es la expectativa de nuestra gente aquí, y la gente de China, así como la gente de la región”, dijo.

Tsai dijo que se acercaba el momento para que el Partido Comunista Chino decidiera qué tipo de relación quería tener con la región y con el resto del mundo.

La economía de China está siendo golpeada por las crisis en energía, transporte y bienes raíces

“¿Quiere Xi tener una relación pacífica con todos en la región o en el mundo, o quiere estar en una posición dominante para que todo el mundo lo escuche, escuche a China?”, dijo.

Sin embargo, Tsai no ha perdido la esperanza de la democracia en China, a pesar de los movimientos hacia un mayor control autoritario bajo Xi.

“La democracia a veces es caótica. Es desordenada, conflictiva, pero al final, encuentras la mejor forma de gobernar, la mejor forma de establecer un orden social para que la gente pueda convivir en paz”, dijo.

Por ley, Tsai solo puede cumplir dos mandatos pero, con solo dos años y medio restantes en el cargo antes de que se retire en enero de 2024, todavía tiene mucho por hacer.

Sus prioridades incluyen conectar a Taiwán con el mundo y apuntalar a su comunidad contra los intentos de otros gobiernos de dividirlo.

Tsai dijo que espera que la recuerden como una líder que dejó a su gente más “unida”.

“Espero que me recuerden como alguien que hizo el mayor esfuerzo para proteger este lugar, para hacer que este lugar sea más seguro y resistente”, dijo.

Gladys Tsai en Taiwán contribuyó a esta historia.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up