Esta es la razón por la que quienes antes dudaban de la vacuna están cambiando de opinión

(CNN) — Hay un esfuerzo titánico para garantizar que los más vulnerables se vacunen en todo Estados Unidos. El transporte, la traducción y una fuente fiable de información sobre las vacunas han sido algunos de los obstáculos, pero los trabajadores de la salud pública y una nueva iniciativa están trabajando para superarlos.

La clínica El Milagro de McAllen (Texas) ha desempeñado un papel crucial para garantizar que los pacientes reciban la información correcta sobre la vacuna y acudan a sus citas.

El obrero jubilado Zeferino Cantu es diabético, tiene la presión arterial alta y no tiene seguro médico, pero esperó meses para vacunarse. Por fin se puso la primera inyección en la clínica la semana pasada porque está más preocupado por el virus que por los efectos secundarios de la vacuna.

Hablando en español, Cantú dijo a CNN que el coronavirus es más peligroso porque puede afectar a todo, incluso la capacidad mental.

La clínica del sur de Texas es una de las 100 clínicas gratuitas y benéficas de 16 estados que han recibido un impulso financiero del Proyecto Finish Line. El objetivo de la iniciativa es conseguir que un millón de “personas difíciles de vacunar” tengan acceso a la vacuna. Desde el lanzamiento de la iniciativa en junio, se ha vacunado a más de 115.000 personas, según Joe Agoada, director general de Project Finish Line y Sostento.

Covid-19: prevén en 2022 autorización de vacuna en niños 0:45

El sur de Texas, una región con una población predominantemente latina, se ha visto muy afectado por la pandemia. Y a nivel nacional, los latinos han estado entre los más afectados también, pero se han vacunado en porcentajes mucho más bajos que los estadounidenses blancos. Cuando se aprobó inicialmente la vacuna contra el covid-19, algunos latinos se mostraron escépticos y les preocupó que les hiciera enfermar.

Los latinos se encuentran entre los dos únicos grupos infrarrepresentados en la vacunación en relación con su proporción en la población estadounidense, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Los latinos representan el 17,2% de la población estadounidense, pero el 16,7% de las personas totalmente vacunadas, y los negros representan el 12,4% de la población estadounidense, pero solo el 10,1% de las personas totalmente vacunadas.

Zeferino Cantu siendo vacunado después de meses de incertidumbre.

Un juez federal permite temporalmente a los trabajadores de salud de Nueva York tener exenciones religiosas a los mandatos de vacunación

Al principio del despliegue de la vacunación, solo un pequeño porcentaje de los proveedores de vacunas estaban en códigos postales de mayoría latina en Texas. Hay menos proveedores en las zonas rurales, lo que llevó a algunos tejanos a conducir largas distancias para vacunarse.

La importancia de los lazos comunitarios profundos

Sylvia Aguilar conoce muy bien a Cantu, el obrero jubilado. “Siempre me decía que volvería. Volveré, no estoy preparado”, dice la administradora de la clínica El Milagro.

Varios meses después regresó, ya que la ciudad, ya muy afectada por la pandemia, ha visto un aumento como en otras partes de EE.UU. por la variante del delta.

Las familias están enfermando y tienen miedo, dice Aguilar. No saben a dónde acudir, un obstáculo habitual aquí para vacunar a los que más lo necesitan.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. estima que alrededor del 44% de los que se resisten a vacunarse son persuasibles, pero incluso ellos pueden ser difíciles de convencer.

“Quería ver la reacción de otras personas antes de vacunarme”, dice Juan Manuel Salinas. “Si les parecía bien, entonces lo haría”.

¿Ya llegamos? Mira esta campaña de la Academia Americana de Pediatría 0:35

Salinas acaba de recibir su segunda oportunidad. Y aunque la hija del entrenador de caballos de carreras, de 55 años, trabajaba en la clínica, tardó meses en convencer a su padre de que pidiera una cita y la mantuviera.

“Tenía todos los recursos. Le decía: ‘¿Quieres que te recoja? Lo hacemos gratis aquí en la clínica y él decía ‘sí, iré’. Iré'”, dice Bree Salinas, su hija y gestora financiera de la clínica.

Una misión para vacunar a un millón de personas

En junio, el Proyecto Finish Line fue lanzado por Sostento. La organización sin ánimo de lucro se fundó en 2019 para hacer frente a la crisis de los opioides y servir a las comunidades marginadas y desfavorecidas. La organización se unió a la respuesta a la pandemia el año pasado para ayudar con el acceso a la atención y las pruebas.

“Lo que esperamos conseguir es el acceso a la vacuna para aquellos que están al margen”, dice Agoada. “Yo los llamo ‘los no vacunados, pero dispuestos'”.

Su hija de 10 años murió de covid-19. Menos de 24 horas después de su funeral, estaba combatiendo la desinformación en una reunión del consejo escolar

En algunas comunidades, la preocupación por vacunarse no está relacionada con la vacuna en sí. Algunas razones comunes son la falta de transporte y el miedo a faltar al trabajo.

Agoada explica cómo la organización sin ánimo de lucro se asoció con una planta avícola de Georgia para crear una clínica emergente. Los trabajadores pudieron vacunarse un sábado y pudieron tomarse el domingo libre si tenían efectos secundarios como la fatiga.

La iniciativa también proporciona dinero para vacunaciones emergentes en lugares rurales como Muñiz (Texas), líneas telefónicas para la divulgación en la comunidad e incluso ayudando a organizar viajes gratuitos proporcionados por Uber.

Efectos psicológicos del covid-19 prolongado 5:16

“Nos enteramos de individuos que toman el autobús para ir y venir del trabajo todos los días y no pueden tomarse un día libre y realmente necesitan ayuda con esa barrera de transporte”, dice Agoada. Y para clínicas como la de McAllen, la persistencia y la paciencia son lo mejor.

“Llega un momento en que el personal se siente como si fuera un disco rayado”, dice Marisol Resendez, directora ejecutiva de la Clínica El Milagro. “Van a entrar en razón, hay mucha gente que está dispuesta, solo que no tienen las herramientas, la información y los recursos”, afirma.

Carolyn Sung de CNN contribuyó a este informe.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

This content was republished with permission from CNN.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up