Escasez de contenedores: los fabricantes se ven forzados a priorizar juguetes pequeños y blandos para la Navidad

(CNN) — Jay Foreman, director general del fabricante de juguetes Basic Fun, se vio en un aprieto durante el verano.

La fiebre de compras de fin de año se acercaba rápidamente, pero Foreman tenía dificultades para reservar contenedores de transporte para los juguetes de la empresa, que incluyen camiones Tonka, peluches Care Bears y Cutetitos. Y cuando encontraba alguno, los costos eran desorbitantes.

En un año normal, Basic Fun, con sede en Boca Ratón (Florida), puede exportar todo lo que sus clientes piden a sus fábricas de China. “Es automático”, dijo Foreman. La empresa podía “concretarlo y olvidarse del asunto”.

¿Por qué hay una crisis en la cadena de suministros global y cómo podría afectar tu vida diaria?

Pero no este año. No en un año en el que los contenedores de 20 y 40 pies escasean y son más caros para transportar mercancías desde las fábricas de ultramar a los puertos de EE.UU. y viceversa. La tarifa al contado para reservar un contenedor de 40 pies de Shanghái a Los Ángeles alcanzó los US$ 10.229 la primera semana de agosto, un 238% más que en la misma época del año anterior, según Drewry, una consultora de investigación marítima.

El fabricante de juguetes Basic Fun está dando prioridad a los juguetes más pequeños, como los Cutetitos, en medio de la escasez de contenedores.

Así que Foreman tuvo que tomar una decisión sobre los juguetes que Basic Fun enviaría a las tiendas para las fiestas. Y tenía que tomarla antes de septiembre, para que la mercancía llegara a tiempo.

Encontró una respuesta fácil a un problema complicado: juguetes pequeños y blandos.

Cerca del 85% de los juguetes que se venden en Estados Unidos se fabrican en China, según la Asociación del Juguete, un grupo comercial del sector. La escasez de contenedores, la limitación del espacio de carga en los buques marítimos y el aumento de los costos han obligado a los fabricantes de juguetes a hacer numerosas concesiones sobre qué mercancías tienen más sentido desde el punto de vista económico.

Cargas eficientes de los contenedores

Una de las soluciones a la escasez de contenedores, según los fabricantes de juguetes, las tiendas y los analistas, es exportar más unidades pequeñas y reducir las de mayor tamaño.

“Las empresas tienen que pensar en cómo aprovechar al máximo cada centímetro de espacio en un contenedor”, dijo David Garfield, jefe de Productos de Consumo de la consultora AlixPartners. Los fabricantes de juguetes han rediseñado sus envases para optimizar el espacio y enviar más productos por contenedor, dijo. En algunos casos, esto ha significado reducir el tamaño de los envases. En otros, se trata de limitar los accesorios adicionales en la caja para que los paquetes sean más ligeros.

Basic Fun puede meter en un contenedor US$ 150.000 de Mash’ems -muñecos coleccionables blandos que están rellenos de agua y representan personajes como Spider Man, Princesas de Disney y Harry Potter- y US$ 100.000 de Cutetitos, pequeños peluches envueltos en una manta tipo burrito.

Yogibo Mates afirma que para la empresa tiene más sentido económico enviar los peluches a las tiendas que las mantas y almohadas que también vende.

“Es un simple caso de cuánto volumen de ventas cabe en el contenedor cuando los contenedores son difíciles de conseguir”, dijo Foreman, añadiendo que con estos juguetes más pequeños, “los paquetes son del tamaño de una pelota de golf”.

Por otro lado, los contenedores solo pueden llevar US$ 40.000 en camiones Tonka y US$ 80.000 en osos de peluche. Así que Basic Fun limitó la cantidad de camiones Tonka y peluches Care Bear enviados, en lugar de subir los precios para compensar sus mayores costos.

“Prefiero vender menos camiones y no tener que subir el precio exponencialmente porque el año que viene volveré a vender camiones”, dice.

Las pelotas y animales pequeños tienen prioridad

Otros fabricantes de juguetes están tomando decisiones similares.

Yogibo, que vende juguetes, decoración para el hogar y ropa de cama, ha decidido dar prioridad al envío de artículos pequeños como Squeezibo, una pelota de gelatina, y Mates -pequeños animales de peluche- en lugar de mantas y almohadas, “ya que ocupan mucho menos espacio y ofrecen un mayor valor por la misma cantidad de volumen”, dijo el director general Eyal Levy.

En un contenedor de 40 pies, Yogibo puede meter 200.000 unidades de Squeezibo -con un valor de US$ 1,6 millones en ventas- y 15.000 Mates con un valor de US$ 400.000. Pero en un contenedor solo caben 2.500 mantas por un valor de US$ 200.000 en ventas.

La empresa, que tiene su sede en Nashua (New Hampshire) y vende en sus propias tiendas, en Amazon y en tiendas especializadas, tomó la decisión de centrarse en el envío de estos artículos más pequeños a mediados de septiembre, después de tener dificultades para conseguir contenedores.

“Una vez que nos dimos cuenta de que los contenedores se retrasaban semana tras semana, empezamos el proceso de priorizar”, dijo Levy. “Se nos estaba acabando el tiempo”.

Contenedores marítimos y grúas en el muelle del puerto de Rotterdam, Países Bajos el 29 de julio de 2021. (Créditos: Peter Boer/Bloomberg via Getty Images)

Este año, el fabricante de juguetes WowWee envió más de sus My Squishy Little Dumplings -bolitas del tamaño de un bocado que hacen sonidos de estallido y que los niños pueden apretar y lanzar- y su Got2Glow Fairy Finder, un tarro con 30 hadas virtuales, a minoristas como Amazon, Walmart y Target.

Sin juguetes grandes en las tiendas

“La carga y los contenedores son escasos, así que vamos a dar prioridad a los artículos pequeños”, afirma Andrew Yanofsky, director de marketing y operaciones de la empresa con sede en Hong Kong. Calcula que en un contenedor de 40 pies caben US$ 245.000 de estas bolitas y que se pueden enviar US$ 535.000 en tarros Got2Glow.

La empresa se ha echado atrás en el envío de Pop2Play, un tobogán de juego desplegable. Solo caben en un contenedor toboganes por valor de US$ 61.000, dijo Yanofsky.

“Es un gran juguete y se vende bien, pero el problema es que solo caben un par de miles”, dijo. “Cuando los márgenes son bajos y la huella es grande, artículos como éste van a ser dejados de lado”.

La decisión de los fabricantes de dar prioridad a los juguetes más pequeños está repercutiendo en el inventario navideño disponible en algunas jugueterías.

Rick Derr, propietario de Learning Express Toys en Lake Zurich (Illinois), afirma que en primavera empezó a notar que los artículos más pequeños y ligeros eran más abundantes. Ha recurrido a proveedores alternativos para tratar de suplir las carencias de artículos más grandes, como casas de muñecas, grandes juegos y laberintos.

“Vamos a centrarnos en los artículos más pequeños” para estas fiestas, dice. “Si vendes suficientes de ellos puedes compensar las [ventas] que perdemos al no tener los artículos más grandes”. En concreto, Derr espera poder vender más juguetes pequeños, juguetes de silicona Pop It!, pequeños kits de manualidades, rompecabezas y juegos de cartas.

“Este año van a estar en mucha mejor forma”, dijo. Lo que escaseará en su tienda estas fiestas: “Los artículos más grandes”.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up