Conoce a la agente que planea viajes de lujo para expresidentes de EE.UU. y líderes mundiales

(CNN) — En un viaje personal a Etiopía en 2015, el expresidente de Estados Unidos, George W. Bush, se encontró con una agradable sorpresa. Cuando llegó a la antigua ciudad cristiana de Lalibela, decenas de niños con gorros azul marino de los Texas Ranger, uno de los equipos deportivos favoritos de los texanos, le dieron una cálida bienvenida.

“Preparamos muchas sorpresas interesantes en ese viaje”, le dice a CNN Travel Jaclyn Sienna India, fundadora de la compañía de estilo de vida de lujo Sienna Charles.

“Trato de pensar en formas geniales de hacer que (los viajeros) se emocionen, así que compré alrededor de 100 gorras de los Texas Rangers. Y cuando Bush llegó a la aldea, todos los niños se las habían puesto”.

Toques personales, exclusividad, seguridad, discreción: estas son las cosas que los líderes mundiales esperan mientras viajan.

“Es muy parecido al teatro: los líderes mundiales tienen esta visión de cómo podría ser este lugar, cuán exótico y asombroso”, agrega India. “Y queremos cumplir esa visión con momentos especiales”.

Bush no fue el primer líder mundial con el que trabajó. Su agencia ha planeado más de 100 viajes para al menos 15 presidentes, primeros ministros y líderes desde 2012.

“Ya sea un expresidente, un multimillonario o una celebridad, todo el mundo es un individuo”, dice. “Si entiendes qué los motiva y por qué hacen ese viaje, será una relación exitosa”.

Ofreciendo experiencias a medida

En 2015, la especialista en viajes de lujo Jaclyn Sienna India acompañó al ex presidente George W. Bush al valle de Omo en Etiopía.Cortesía de Sienna Charles

India aprendió todo sobre el arte de la hospitalidad de lujo en el ahora cerrado Le Bec Fin, en ese momento un restaurante de alta cocina con tres estrellas Michelin, donde trabajó mientras obtenía una licenciatura en historia del arte en la Tyler School of Art de la Universidad Temple de Filadelfia.

“Me enamoré de mantener el valor neto ultra alto”, recuerda. “Realmente sobresalí y entendí sus necesidades. Ese ha sido realmente el éxito de mi carrera: comprender las necesidades de cada persona y luego poder brindar esa experiencia”.

Después de la universidad, India, nativa de Nueva York, se mudó a Palm Beach, Florida, con su entonces novio y ahora esposo, Freddy Charles Reinert, donde rápidamente se dio cuenta de que el nivel de servicio en el turismo de “lujo” palidecía en comparación.

“Simplemente no tenía sentido para mí; en el restaurante, te sentabas durante tres horas y gastabas entre US$ 5.000 y 10.000”, recuerda.

“Te esperaban siete personas con (vajilla) de plata; el sommelier conocía todas las uvas y enólogos; el chef se acercaba a tu mesa y sabía de dónde venía el foie gras”.

Todo era obsesivo y orientado al servicio en el restaurante, dice, pero eso no es así en los viajes de lujo.

“El mismo tipo de clientela gastaría US$ 100.000 en un viaje a Italia o Francia, pero el (agente de viajes que diseñó) el viaje ni siquiera ha estado allí”, dice India.

Sienna Charles incluso ha logrado que sus clientes tengan acceso privado al Louvre.Frédéric Soltan / Corbis / Getty Images

Esforzándose por ofrecer una mejor alternativa para los viajeros de alto patrimonio, la pareja lanzó Sienna Charles en 2008.

Cada viaje se adapta a las necesidades del cliente, ya sea un retiro multigeneracional en Umbría o una isla privada en Indonesia.

“Yo personalmente examino todas mis recomendaciones y estoy obsesionada con la calidad y el servicio”, dice.

Una aventura por Egipto

“We closed down monuments for (the leader), and they just wanted to dig deeper into their personal passion,” recalls India of a trip to Luxor, Egypt she planned in 2012.Khaled Desouki/AFP/Getty Images

En 2012, Sienna Charles tuvo la oportunidad de planificar y ejecutar un viaje para un líder mundial por primera vez.

Cuando habló con India, el cliente (cuyo nombre no se puede compartir debido a un acuerdo de confidencialidad), tenía la mirada puesta en Egipto.

El líder había visitado previamente el país por motivos de trabajo y estaba “realmente interesado en la egiptología”, dice India.

Así que la experta en viajes organizó una aventura de 12 días con varias paradas que se llenó de discusiones históricas y culturales con varios profesionales y académicos.

El viaje llevó al líder mundial desde El Cairo a un crucero por el Nilo en un yate privado, con varias paradas en sitios históricos a lo largo del camino.

Terminaron el viaje en la antigua capital de Luxor, apodada el “museo al aire libre más grande del mundo”, donde se encuentran algunas de las tumbas y templos más antiguos del país.

“Cerramos monumentos para (el líder), y él solo quería profundizar en su pasión personal”, recuerda India. “Tenía este sentido romántico del mundo en el que no podían esperar para descubrir este lugar”.

Gracias a las referencias y este primer viaje exitoso con un líder mundial, India pasó a planificar viajes para George W. Bush, entre varios otros.

Los Bush en Etiopía

En 2015, India coreografió meticulosamente un viaje a algunos de los rincones más remotos de Etiopía para Bush, su esposa Laura, cuatro amigos, su médico y 30 miembros del personal del Servicio Secreto.

Debido al enorme séquito, se corrió la voz sobre el viaje.

“Nos preocupamos por la discreción y la privacidad”, dice India. “Pero con tanto personal y agentes del Servicio Secreto, simplemente se convirtió en un frenesí mediático. Algunos líderes mundiales simplemente van con un agente de seguridad y una gorra de béisbol, y nadie sabe que son ellos”.

Lalibela, Etiopía, es famosa por sus hermosas iglesias excavadas en la roca.Edwin Remsberg / VWPics / Universal Images Group / Getty Images

Ella dice que Bush eligió Etiopía porque había estado allí durante su presidencia, pero no tuvo tiempo suficiente para salir y explorar más a fondo.

“Me dijo que visitó alrededor de 80 países durante su presidencia, pero que iba a un hermoso monumento como el Taj (Mahal) y nunca veía nada (debido al horario exigente)”, agrega India.

Para sumergir al expresidente en la cultura y la historia, planeó un viaje de varias etapas desde el remoto valle del río Omo, hogar de algunas de las tribus más aisladas del mundo, en el sur hasta Lalibela en el norte.

El viaje logísticamente desafiante requirió varios modos de transporte, desde SUV hasta helicópteros, jets privados y botes fluviales.

“Lalibela tiene que ver con el cristianismo, eso fue asombroso”, dice India, aludiendo a la afiliación religiosa de Bush. “Cuando estábamos en el valle de Omo, (los aldeanos) hicieron un baile ceremonial para darle la bienvenida”.

Todo sobre los toques personales

“Cuando estás dispuesto a pagar, es una conversación realmente fácil”, dice India sobre cómo Sienna Charles logró cerrar los principales monumentos del mundo para sus clientes, incluida Hagia Sophia en Estambul, en la foto.Yunus Emre Gunaydin / Agencia Anadolu / Getty Images

El equipo de India atendió solicitudes muy específicas de comida y bebida, ya que “el viaje se trata de ellos”.

Por ejemplo, dice que a Bush le gustan las comidas reconfortantes como los sándwiches de mantequilla de maní y la pasta cuando viaja, por lo que India se aseguró de que todas sus comidas favoritas estuvieran disponibles incluso en las partes más remotas de Etiopía.

“Para los líderes mundiales, el servicio está en un nivel de locura en sus hogares y tienen asistentes ejecutivos dondequiera que van”, explica. “Así que cuando viajan, realmente tienen grandes expectativas, y es comprensible”.

Dado que los hoteles en Etiopía no cumplieron con las expectativas de India, ella trabajó con socios locales para construir campamentos de lujo para el expresidente y su séquito.

Compraron muebles nuevos, ropa de cama y sábanas, construyendo hermosos alojamientos desde cero.

Lo bueno de trabajar con líderes mundiales, dice, es que saben cómo delegar.

“Les digo lo que estamos pensando y me dejan avanzar con eso. Son personas que dirigen países, por lo que entienden el poder de contratar expertos y pueden ceder (el control) a personas que son buenas en lo que hacen”, dice India.

Una vez, ayudó a un líder mundial a celebrar el cumpleaños de su esposa cubriendo todo el piso de una villa privada con exóticas rosas “Cherry Snow” traídas desde Ecuador, dice ella.

En otra ocasión, trabajó con productores de escenarios de películas y expertos en estilismo para crear una escena parisina cinematográfica en el corazón de Miami, donde el famoso chef Eric Ripert diseñó un menú especial.

Y en Italia, hizo arreglos para que un líder mundial disfrutara de una visita privada con un famoso diseñador de joyas. El líder ayudó a diseñar un regalo único para su esposa: un anillo Navette de oro con un rubí facetado de talla ovalada y 24 diamantes de talla redonda por US$ 714.000.

Discreción, seguridad y exclusividad

En la mayoría de los casos, India dice que sus clientes acuden a ella con una visión de lo que esperan experimentar en un viaje.

Quizás eso sea sumergirse más profundamente en la cultura china, holgazanear junto a la piscina en St. Barts o simplemente alquilar una casa y ser abuelo durante una semana en Italia.

Después de una consulta inicial, India, que ha viajado a más de 80 países e insiste en experimentar cada recomendación de primera mano, generalmente sugerirá de tres a cinco opciones, describiendo los pros y los contras de cada una.

A partir de ahí, la experta en viajes trabaja en estrecha colaboración con el jefe de personal, el asistente personal y la seguridad del cliente para resolver los detalles.

“Desde el tipo de habitación hasta las alergias alimentarias, qué tipo de restaurantes les gustan, a qué hora les gusta despertarse, qué periódicos quieren en la habitación, qué tipo de guías turísticos les gustan…tenemos en cuenta cada detalle”, dice.

El transporte tiende a ser relativamente fluido ya que el 100% de sus clientes tienen sus propios yates, helicópteros y jets privados.

Como parte del protocolo de seguridad, Sienna Charles a menudo necesita cerrar los principales monumentos y museos para que los clientes puedan experimentarlos solos.

“Hemos cerrado la Ópera de Sydney, Hagia Sophia en Estambul, el Louvre, Versalles, la Gran Esfinge de Giza, Machu Picchu…toneladas de monumentos”, dice India. “Cuando estás dispuesto a pagar, es una conversación muy fácil”.

Por lo general, Sienna Charles primero intenta concertar una visita fuera del horario de atención. Si eso no es posible, intentan hacer una donación de entre US$ 20.000 y US$ 100.000.

“No necesitamos gastar dinero por el simple hecho de gastar dinero”, dice. “Solo tienes que saber a quién llamar. Pero si pueden verlo de manera privada, es una victoria”.

Dejando espacio a la espontaneidad

La seguridad es mucho más desafiante, especialmente cuando se trabaja con líderes mundiales que tienden a viajar con al menos un agente de seguridad.

“Tienen mucha seguridad, y la seguridad necesita un itinerario”, dice. “Quieren que se mapee literalmente cuántos pasos tenemos que dar desde el automóvil hasta cada monumento y cada restaurante”.

Inicialmente, esto fue bastante frustrante para India porque cree que “viajar se trata de ser fortuito”.

“El viaje se desarrolla mientras (nuestros clientes) están viajando. Aprendimos bastante rápido después de ese primer viaje (en Egipto) que sí, prepararemos un relato minuto a minuto de lo que vamos a hacer para los equipos de seguridad, pero también tenemos que gestionar al cliente”, dice. “Y si el cliente siente que es un gran viaje, para mí es una victoria”.

Eso significa, a veces, aventurarse fuera del itinerario minuto a minuto. Por ejemplo, cuando llevó a Bush a Etiopía, India tuvo la inesperada oportunidad de visitar una tribu remota en el valle del río Omo.

Pero el grupo tendría que bajarse por un camino muy empinado con poca visibilidad para llegar al río y luego tomar un bote para llegar allí.

“Le pregunté a su personal si podía hacerlo para que (Bush) pudiera ver más. Y dijeron que no”, recuerda India.

“Pero esta sería la única forma en que tendríamos un momento con esta tribu, así que le pregunté a Bush directamente y me dijo: ‘Absolutamente'”.

“Aprendí a respetar la seguridad y el personal que quiere mantener a la persona segura, pero ese (itinerario estricto) también puede impedirle disfrutar de las cosas”, dice.

Una nueva era para el gasto ‘fuera de control’

Jardines de la ‘Orangerie’ del Palacio de Versalles.Stephane De Sakutin / AFP / Getty Images

La pandemia no ha afectado los viajes de los ultrarricos y las élites, dice India.

“Hay muchos lugares como Fiji y Tailandia que comenzaron a dejar entrar aviones privados hace unos seis meses”, dice. “Es un momento ventajoso para ser una persona con un patrimonio neto ultra alto. Porque, como en cualquier otra cosa, el dinero habla. La gente está dispuesta a gastar el dinero para hacer lo que quiere”.

Ha notado varias tendencias de viajes de ultra lujo impulsadas por la pandemia. Por ejemplo, los clientes de India tienden a planificar viajes en el último minuto, a veces solo con uno o dos días de anticipación, debido a la incertidumbre de las restricciones fronterizas y los requisitos de cuarentena.

También han comenzado a saltarse los intermediarios por completo, comprando sus propios yates y jets privados y comprando casas de vacaciones.

Además, India dice que la discreción se ha convertido en la norma.

“No viajan por el simple hecho de viajar. Pero cuando lo hacen, los ricos ya no comparten en línea”, dice. “Cuando gran parte del mundo está pasando apuros, no van a publicar fotos a bordo de su megayate”.

Aún así, el dinero gastado en viajes en este momento es “una locura”, agrega. “La gente solo quiere lo que quiere. Si está alquilando, será el yate más caro. Y no se está metiendo con el personal que no sabe cómo tratar con ellos”.

Antes de la pandemia, India ayudaba a sus clientes a alquilar yates por aproximadamente entre US$ 200.000 y 300.000 a la semana. Ahora, están reservando barcos que cuestan hasta US$ 1 millón a la semana.

Cuando se trata de propiedades y casas de vacaciones, el gasto se ha disparado de un promedio de US$ 10.000 por noche a US$ 35.000 o más para los clientes de Sienna Charles.

“El gasto ciertamente está fuera de control”, dice India. “Es generalizado. La gente simplemente está dispuesta a pagar por la exclusividad y estar en el lugar correcto en el momento correcto. Siempre”.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up