Agente de bienes raíces y sus clientes negros presentan una demanda tras ser esposados ​​por la policía durante la exhibición de su casa

(CNN) — Un padre, su hijo y su agente de bienes raíces negro presentaron una demanda federal contra la ciudad de Wyoming, Michigan, el jefe de policía de Wyoming y seis agentes de policía después de que la policía les ordenó salir de la casa que estaban visitando para ser esposados.

El 1 de agosto, el agente de bienes raíces, Eric Brown, estaba mostrando una casa a su cliente, Roy Thorne, y a su hijo de 15 años, Samuel, cuando la policía respondió a la llamada de un vecino, se presentó en la casa y ordenó a los que estaban adentro que salieran con las manos en alto y los esposaron.

Un agente de bienes raíces negro estaba mostrando una casa a un padre e hijo negros y todos fueron esposados ​​por la policía de Michigan

Todos fueron puestos en libertad poco después.

La demanda, presentada el 1 de octubre en el Tribunal de Distrito de EE.UU. para el Distrito Oeste de Michigan, busca daños no especificados por cinco cargos, alegando que seis policías violaron los derechos civiles de los demandantes, incluyendo la detención ilegal y el uso excesivo de la fuerza, así como violaciones de igual protección. Otros cargos incluyen asalto y agresión, encarcelamiento falso e infligir intencionalmente angustia emocional.

La ciudad de Wyoming, los seis agentes involucrados y el jefe de policía son todos acusados.

Agentes policiales condenados por violación, homicidio y otros delitos graves cobran decenas de millones de dólares en su retiro

Un portavoz de la ciudad se negó a comentar sobre la demanda el viernes y le dijo a CNN: “La ciudad de Wyoming no comenta sobre litigios pendientes”.

CNN no ha podido determinar si el jefe de policía o los otros seis agentes tienen representación legal para comentar en su nombre. CNN también se ha comunicado con el South Kent Lodge de la Orden Fraternal de la Policía, pero no ha recibido respuesta.

Cómo ocurrió el incidente

La demanda surge después de un incidente que ocurrió el 1 de agosto, cuando un vecino llamó a las autoridades informando que un sospechoso, que había sido arrestado en la propiedad una semana antes por entrada ilegal,  había regresado a la escena en el mismo automóvil, según una cronología publicada previamente por el Departamento de Seguridad Pública de Wyoming.

La familia real británica se hunde en una crisis tras las acusaciones de racismo en la entrevista de Harry y Meghan

En el audio de la llamada emitida por la policía de Wyoming en agosto, se escucha a la persona que llama diciendo al despacho que un “joven negro” había sido arrestado en la casa la semana anterior. La policía dijo que fue una persona diferente a la que llamó en el incidente inicial, pero “la persona que llamó estaba al tanto del arresto anterior y había visto al individuo arrestado y a su vehículo”. El propietario le había pedido a la persona que llamaba que vigilara la casa, dijo la policía.

Un agente de Wyoming se comunicó con la persona que llamó para aclarar que se trataba del mismo sospechoso y vehículo del incidente anterior. La persona que llamó confirmó que sí, aseguró la policía.

Sin embargo, la persona que llamó se equivocó. Brown les estaba dando a Thorne y a su hijo un recorrido por la casa después de programar la visita en línea el día anterior, explicó Brown a los agentes, según las imágenes de la cámara corporal publicadas por la policía.

Roy Thorne, a la izquierda, es visto con su hijo Samuel de 15 años, y el agente de bienes raíces Eric Brown. Los tres fueron esposados por agentes de policía de Wyoming, Michigan, mientras miraban una casa.

Las imágenes capturadas por las cámaras de la policía y las cámaras corporales mostraron a los agentes llegando y ordenando a los tres que salieran de la casa con las manos en el aire. Salieron de la casa uno a uno, siguiendo las órdenes de los agentes. Ambos fueron esposados, y Thorne y su hijo adolescente fueron colocados brevemente en los asientos traseros de dos patrullas diferentes.

Los tres fueron liberados sin incidentes luego de que Brown explicara que era un agente de bienes raíces. Se escucha a los agentes en las imágenes explicando que la casa había sido asaltada la semana anterior, reconociendo que esto parecía ser un “malentendido”. Los agentes le quitaron las esposas a Thorne y a su hijo, y se les oye disculparse.

OPINIÓN | Nada justifica el racismo y la violencia contra los asiáticos

La demanda atribuye la forma en que se trató a los demandantes al hecho de que son negros, diciendo: “Si los demandantes no hubieran sido hombres afroamericanos, no habrían sido retenidos a punta de pistola, no habrían sido detenidos y no habrían sido esposados”.

Dos agentes desenfundaron sus armas de fuego durante el incidente, dijo la policía de Wyoming anteriormente, y señaló que este es un protocolo estándar cuando responden a una “invasión de casa reportada en curso con varias personas dentro de una casa”.

Además, la demanda afirma que los agentes tenían evidencia de que ni Brown, Thorne ni su hijo eran el individuo que había sido arrestado la semana anterior porque sus autos y sus placas no coincidían con las del sospechoso anterior.

En agosto, el Departamento de Seguridad Pública de Wyoming dijo que había realizado una revisión interna y concluyó que “La raza no jugó ningún papel en el trato de nuestros agentes a las personas, y nuestros agentes respondieron apropiadamente”.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

This content was republished with permission from CNN.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up