Refugiado afgano describe su emocional viaje a EE.UU. tras huir de Kabul: ‘Dejé a parte de mi familia allí’

Washington (CNN) — Cuando Mohammed Iqbal Selanee y Josh Rodríguez se abrazaron en Washington esta semana, fue un abrazo que se estaba preparando desde hace años.

Como intérprete de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, Selanee trabajó junto a Rodríguez cuando fue enviado a la provincia de Kunar, ayudando a innumerables soldados estadounidenses a trabajar con los lugareños y navegar una región peligrosa. Al hacerlo, se convirtió en un objetivo principal de los talibanes mientras tomaban el control de Afganistán.

“Ya empezaron a entrar en las casas de los soldados y a buscarlos, ¿sabes? Y a pedirles a sus familias que traigan a tu hijo. Danos armas, danos esto, danos aquello”, dijo Selanee sobre los talibanes.

“Honestamente, nuestros soldados lo único que hacían era servir a su país, ganar algo de dinero para alimentar a su familia”.

Aunque los talibanes dijeron que no le harían daño a quienes trabajaran con fuerzas extranjeras, se han informado ataques de venganza; un intérprete fue sacado a rastras de su automóvil y decapitado por militantes talibanes en mayo, según testigos. Y aunque la administración de Biden se comprometió a ayudar a los afganos que trabajaban para y en nombre del gobierno y las fuerzas armadas estadounidenses, el frenético viaje de Selanee a EE.UU. destaca los peligros que enfrentan los solicitantes de visas especiales de inmigrante al salir de Afganistán.

ANÁLISIS | Biden recurre a la construcción de la nación en casa, pero las amenazas políticas que dejó en Afganistán podrían volver a perseguirlo

Selanee había comenzado a traducir cuando era adolescente, trabajando con las fuerzas estadounidenses de 2007 a 2013, dijo Rodríguez. Luego pasó a convertirse en un comando en una unidad de élite afgana y ascendió al rango de teniente coronel.

Cuando los talibanes arrasaron Afganistán este mes, tomando ciudad tras ciudad, Selanee luchaba junto a sus hombres como comandante en Kandahar antes de retirarse con sus fuerzas y dirigirse al aeropuerto de Kabul, donde ayudaron a las fuerzas estadounidenses a asegurar el perímetro.

En el aeropuerto, se reunió con su familia, incluida su esposa, un hermano menor y cinco hijos. Se embarcaron en un vuelo de evacuación a Qatar, con la intención de luego ir a Alemania antes de dirigirse a EE.UU.

“No sé adónde nos llevarán después. Para ser honesto, señor, no tenemos idea de lo que pasará al día siguiente, ¿sabe?”, le dijo a CNN desde el hangar en Qatar que su familia estaba compartiendo con decenas de otros evacuados.

En lugar de volar a Alemania, la familia Selanee fue puesta en un vuelo a Washington. Para decirle a Rodríguez adónde iban, una azafata le escribió en una servilleta: “Washington, EE.UU., Aeropuerto: IAD”.

Rodríguez inmediatamente compró un boleto y voló desde Seattle, tratando de rastrear el progreso de Selanee con mensajes que intercambiaban en WhatsApp. Selanee le dijo a Rodríguez que estaban detenidos, que su esposa e hijo habían sido trasladados a un hospital en el condado de Loudoun, Virginia.

Veinticuatro horas después de la llegada de Selanee, Rodríguez se enteró de que la familia había sido trasladada a una instalación de vivienda temporal cerca del aeropuerto de Dulles.

“Este tipo es especial por varias razones. Mira, todas estas personas han pasado por el infierno y han regresado. Pero este tipo es especial porque es ferozmente leal a los estadounidenses”, dijo Rodríguez. “Y luego él, y luego pasó a, ya sabes, el mando, probablemente la unidad de operaciones especiales más elitista de todo Afganistán”

Rodríguez compró a Selanee, que ahora está siendo procesada en Fort Lee, Virginia, ropa nueva y un teléfono mientras comienza su vida en el país al que ayudó en Afganistán durante años.

Talibanes escoltaron a estadounidenses a las puertas del aeropuerto de Kabul en un acuerdo secreto con Estados Unidos

Pero sobre su nueva vida en EE.UU. están sus preocupaciones por los miembros de la familia que no lo lograron.

Casi todos los países involucrados en los esfuerzos de evacuación –Canadá, Australia, Nueva Zelandia, Francia, España, Italia y más– terminaron sus operaciones y se retiraron del país. Los últimos aviones militares estadounidenses partieron de Kabul el lunes, marcando la retirada total de las fuerzas estadounidenses de Afganistán.

“Estoy feliz porque estoy a salvo aquí con mi familia”, dijo Selanee. “Pero todavía estoy descontento porque dejé a algunos miembros de mi familia allí”.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up