El puente aéreo de Kabul terminó, pero una operación estadounidense para sacar a 14.000 personas de una base en Alemania está lejos de concluir

Base aérea de Ramstein, Alemania (CNN) — Desde la ventana de su oficina, el general de brigada Joshua Olson puede ver un partido de fútbol diario organizado por los niños afganos que temporalmente llaman hogar a su base aérea.

“Esta es ahora mi familia, al menos hasta que salgan de nuestro parche aéreo”, dijo Olson, el comandante de la instalación en la Base Aérea Ramstein en Alemania, a CNN mientras conducíamos frente a una tienda tras otra tienda. “Es mi familia y tengo que descubrir cómo protegerlos”.

Joshua Olson, comandante de la 86a Ala de Transporte Aéreo y comandante de instalación en la Base Aérea de Ramstein, habla con los medios de comunicación el 26 de agosto en Ramstein-Miesenbach, Alemania.

Ramstein es una de las más grandes bases aéreas estadounidenses fuera de Estados Unidos y se ha convertido en un centro crucial para la evacuación de Afganistán tras la toma de posesión de los talibanes. Desde el 20 de agosto, alrededor de 106 aviones han aterrizado allí, en su mayoría C-17, con sus bahías de carga abarrotadas de cientos de evacuados. La base aérea estaba lista con carpas para albergar a 10.000 personas, pero se llenaron rápidamente.

Refugiado afgano describe su emocional viaje a EE.UU. tras huir de Kabul: ‘Dejé a parte de mi familia allí’

“Estábamos al máximo y el flujo seguía llegando. Tuve que cerrar parte de la base para los evacuados afganos”, explica Olson. “Porque no puedes ponerlos en los elementos. Hace 50 grados [Fahrenheit] afuera y llueve. No puedo sacar a la gente ahí. Especialmente a los niños. Entonces, esa fue una de las cosas que se ajustaron. Los traíamos más rápido de lo que podíamos sacarlos. Y eso es complicado”.

Hasta el miércoles por la mañana, casi 12.000 evacuados habían abandonado la base aérea, mientras que quedaban otros 14.900. El número de evacuados que han llegado a Ramstein hasta ahora es casi el triple de la población del municipio alemán que alberga la base.

Base aérea alemana es usada como campo de refugiados 2:05

Ramstein también es donde 20 militares estadounidenses heridos y 10 afganos heridos fueron trasladados en avión después de un ataque terrorista mortal fuera del aeropuerto de Kabul la semana pasada, antes de ser llevados a un centro médico a cinco minutos de la base.

Andrew Landers, comandante del Centro Médico Regional Landstuhl (LRMC), dijo a periodistas el martes que sufrieron una amplia variedad de lesiones consistentes con una explosión, incluidas heridas por explosión, pero también varias heridas de bala. Algunos de los heridos requirieron intervención médica a bordo y en pleno vuelo de los vuelos C-17 que los evacuaron de Kabul.

Los 20 militares estadounidenses heridos ya fueron trasladados en avión al centro médico militar Walter Reed en Estados Unidos. Todos estaban estables y conscientes, la mayoría hablaba y estaba relativamente de buen humor, según Landers.

Lejos de los militares, un total de 12 bebés han nacido de familias de evacuados afganos en el LRMC.

El último avión de evacuación puede haber volado desde Kabul, pero la base aérea de Ramstein todavía tiene una ciudad de tiendas de campaña en expansión que se extiende a lo largo de su línea de vuelo. Las mujeres y los niños duermen en catres dentro de los cavernosos hangares de la base aérea mientras que los hombres duermen 40 por cada tienda de campaña. Alimentos calientes se distribuyen tres veces al día en cajas aislantes. Los baños portátiles y las estaciones de lavado proporcionan solo el saneamiento más básico.

Más allá de proporcionar un refugio básico, Olson se enfrenta a nuevos problemas todo el tiempo. Qué hacer, por ejemplo, con todos los niños. Con tantas familias, la base ahora tiene más de 6.000 niños.

Evacuados de Afganistán en un refugio de emergencia temporal en la Base Aérea de Ramstein el 26 de agosto.

El Departamento de Estado de EE.UU. también ha identificado a decenas como menores no acompañados, algunos separados de sus padres y familiares en el caos de la evacuación. Olson llevó a CNN a uno de los pocos espacios de césped en la base para ver el “Kinder Pod”, con balones de fútbol y un área de juegos.

“Uno de nuestros mayores problemas han sido las toallitas húmedas para bebés y la fórmula”, dijo, y agregó que las tripulaciones de los aviones informaron que se quedaron sin pañales en los vuelos de evacuación a la base aérea de Ramstein. “¿Quien hubiera pensado eso?”.

La parte más difícil para la mayoría de los evacuados es la espera, la incertidumbre y la incapacidad de comunicarse con los miembros de su familia en casa.

Donia Laali es una de las que esperan. Luchó para llegar al aeropuerto de Kabul y puso a salvo a su familia, siete mujeres en total.

“Simplemente decidimos intentarlo, mi familia lo intentó. Porque todas somos mujeres. No hay hombres con nosotras. Mis dos hermanos todavía están en Estados Unidos. Entonces, vamos a intentar llegar a ellos”, le dice Laali a CNN.

Talibanes escoltaron a estadounidenses a las puertas del aeropuerto de Kabul en un acuerdo secreto con Estados Unidos

Sentada con otras mujeres en las afueras de un hangar de avión con un mar de catres militares adentro, Laali dice que las siete mujeres de su familia estaban repartidas en tres secciones diferentes del campamento, sin poder comunicarse entre sí.

“A veces, no se siente tan justo para nosotros”, dijo Laali, describiendo su frustración por las condiciones del campamento. “Pero cuando me doy cuenta de que estoy a salvo aquí, de los talibanes, estoy bien. El sentirme segura aquí, eso significa todo para mí”.

Reach, la bebé que nació en un vuelo de evacuación 0:39

El objetivo era trasladar a los evacuados en un plazo de 48 horas y, según el acuerdo de Estados Unidos con Alemania, los evacuados no pueden quedarse más de 10 días.

Sin embargo, la revisión y el procesamiento de los evacuados está demorando más de lo previsto.

El sábado, Elizabeth Horst, ministra consejera de Diplomacia Pública de Estados Unidos y coordinadora civil interagencial superior, pidió paciencia.

“Estamos haciendo todo lo posible para ayudar a las personas que trabajaron con nosotros en Afganistán. Estamos usando todo lo que está a nuestro alcance”, dijo en una rueda de prensa. “Tenemos un interés personal y profesional [en] asegurarnos de que los afganos que vienen salgan, reciban atención médica y lleguen a Estados Unidos, donde puedan comenzar de nuevo. Y convertirse en estadounidenses si así lo desean”.

El enorme Hangar 5 de Ramstein se ha transformado en una terminal aérea internacional improvisada, con controles de seguridad y facturación. Los evacuados son guiados por una combinación de oficiales militares y consulares.

Los pasajeros reciben pulseras amarillas en el momento del check-in y luego pesan su equipaje. Las vidas enteras, empacadas en mochilas, paquetes de tela o bolsas de plástico endebles, se pesan cuidadosamente en una balanza y se etiquetan. Un grupo de voluntarios les da a los niños mochilas coloridas llenas de juguetes y libros para colorear para el vuelo.

Incluso aquí, mientras los evacuados esperan para abordar sus vuelos a los Estados Unidos, hay una mezcla de emociones.

Mientras esperaba para registrarse, Asadullah Sadiqi, de 25 años, nos mostró un hematoma en la cara, los restos de un ojo morado que, según dijo, le habían provocado soldados talibanes en el aeropuerto de Kabul.

Asadullah Sadiqi, de 25 años, espera para abordar un vuelo desde la base aérea de Ramstein hacia Virginia para reunirse con su familia.

“Los talibanes me golpearon”, dijo Sadiqi a CNN, describiendo la escena en el aeropuerto. “Todos mostraban pasaporte estadounidense o pasaporte británico. No les importaba. Simplemente golpeaban a la gente”.

Después de más de dos días de espera en Ramstein, su familia finalmente fue autorizada para irse.

“Todos están felices”, dijo mientras sostenía la mano de su sobrino. “Porque finalmente veremos a nuestra familia en Virginia”.

Mientras tanto, Shabana Rangin, de 24 años, se sentó en el suelo con su esposo Abdul. En sus brazos, sostenía un pequeño bulto: su bebé de 25 días.

“Mis hermanos y hermanas están en Afganistán. Por eso lloro”, le dijo a CNN mientras esperaba para tomar su vuelo. Levantó una manta para mostrar la cara dormida de su hijo. “No quiero pensar en esto por él en el futuro, para hablar con él. Este no es un buen recuerdo, no es un recuerdo feliz”.

Incluso para aquellos que abordan sus vuelos, todavía hay retrasos. La semana pasada, CNN se reunió con Mohammad Nirwaz Maiwand, de 32 años, quien nos mostró una bolsa de plástico cuidadosamente sellada con su identificación de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), para quien había trabajado en Afganistán.

Mohammad Nirwaz Maiwand, de 32 años, muestra su identificación de la DEA, parte de su documentación para una visa de inmigrante especial para EE.UU.

A pesar de tener una visa especial de inmigrante aprobada, esperó más de cinco días para tomar un vuelo a EE.UU., solo para ser trasladado a otro campamento de tiendas de campaña para pasar la noche y realizar una revisión adicional.

“Todo lo que puedo decir es que la gestión de todo esto es muy básica y muy débil”, le dijo a CNN en un mensaje de texto después de aterrizar en el aeropuerto de Dulles.

En la base aérea de Ramstein, Olson también está claramente frustrado por el lento ritmo de entrada de su nueva “familia”.

“Piense en nuestros padres y abuelos que se subieron a un barco y se fueron a Estados Unidos. Todas las cosas que sacrificaron. Lo hemos olvidado de muchas maneras”, dice. “También nos olvidamos de los sacrificios de los últimos 20 años que los militares han soportado por gran parte de la libertad de estos nuevos afganos-estadounidenses”.

Antes de irnos, Olson lleva a CNN a las estaciones de donación donde un ejército de voluntarios civiles clasifica una montaña de zapatos, chaquetas y mantas donados por la comunidad en general. Hay tanto que la base ha tenido problemas para almacenarlo todo.

A pesar de las largas esperas, los recintos cercados, él ve un intento por parte de toda la comunidad de la base aérea de acercarse y consolar a los recién llegados después de tanta angustia y pérdida.

“Para mí, la historia asombrosa es esta gran cantidad de apoyo. Estas son personas que quieren hacer lo correcto”, dice Olson.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up