China construyó un centro de cuarentena con 5.000 habitaciones para los arribos desde el extranjero. Podría ser el primero de muchos

(CNN) — Cuando se trata de mantener a raya al covid-19, pocos países parecen estar dispuestos a ir tan lejos como China.

A medida que los países de todo el mundo reabren las fronteras y flexibilizan las restricciones por el coronavirus, Beijing redobla su estrategia de “cero” virus. El último ejemplo: un complejo para hacer cuarentena que costó US$ 260 millones y cuenta con 5.000 habitaciones para los viajeros que llegan al país, y que se inaugurará en la metrópolis sureña de Guangzhou en los próximos días.

La creciente escasez de energía en China amenaza con aumentar el caos en la cadena de suministro mundial

Compuesto por hileras de edificios de tres plantas con tejados grises de estilo tradicional chino, el enorme complejo ocupa una superficie del tamaño de 46 campos de fútbol y se ha construido desde cero en menos de tres meses en las afueras de la ciudad.

Sustituirá a los hoteles designados en todo Guangzhou para poner en cuarentena a los viajeros chinos e internacionales que lleguen del extranjero, una medida destinada a reducir la exposición de los residentes a los casos importados.

Videochat, inteligencia artificial y robots

Los viajeros serán trasladados en autobuses directamente desde el aeropuerto y confinados en sus habitaciones durante al menos dos semanas. Cada habitación está equipada con una cámara de videochat y un termómetro asistido por inteligencia artificial, con tres comidas al día entregadas por robots, todo ello diseñado para minimizar el contacto directo con el personal.

La Estación Sanitaria Internacional de Guangzhou, un complejo construido para alojar a los viajeros internacionales, en la provincia de Guangdong, al sur de China, el 17 de septiembre.

“Podría decirse que es el centro de cuarentena más avanzado del mundo, muy tecnológico y sofisticado”, afirmó Yanzhong Huang, investigador principal de salud mundial en el Consejo de Relaciones Exteriores.

La Estación Sanitaria Internacional de Guangzhou -como se denomina oficialmente- es la primera de este tipo en China. Pero los expertos afirman que podría haber muchas más a medida que el gobierno chino intensifica su estrategia inflexible de “tolerancia cero” hacia el coronavirus.

El centro de producción de Dongguan, a una hora en auto desde Guangzhou, ya construye su propia “estación sanitaria internacional” con 2.000 habitaciones. Más al sur, el centro tecnológico de Shenzhen también planea una instalación de este tipo.

Fronteras cerradas

“No se trata sólo de una medida provisional. (Los dirigentes chinos) tienen la idea de que esta pandemia va a tardar en terminar, y China va a continuar con este estricto control de sus fronteras”, dijo Huang. “Instalaciones como ésta sirven para institucionalizar la estrategia de tolerancia cero”.

Desde hace más de 18 meses, China ha cerrado sus fronteras a la mayoría de los extranjeros. A los pocos que se les permite entrar, así como a los ciudadanos chinos que regresan, se les exige que pasen al menos dos semanas de cuarentena obligatoria en un hotel, seguidas de al menos otra semana de cuarentena centralizada o de aislamiento en casa, incluso a los que están totalmente vacunados.

Sin embargo, el virus ha superado repetidamente las defensas de China. En mayo, la variante delta, altamente infecciosa, provocó un brote en la provincia meridional de Guangdong, que incluye a Guangzhou y Shenzhen. En ese momento, Guangdong recibía el 90% de todos los viajeros extranjeros que entraban en China, con unas 30.000 personas en cuarentena en sus 300 instalaciones centralizadas a diario, según un funcionario sanitario provincial.

Compuesto por hileras de edificios de tres plantas, el centro de cuarentena de Guangzhou para extranjeros cuenta con 5.000 habitaciones.

A finales de junio, Guangdong había contenido el brote, pero las autoridades decidieron que las medidas existentes no eran suficientes para acabar con el virus. Zhong Nanshan, uno de los principales asesores de salud pública del gobierno, declaró a los medios de comunicación estatales que Guangzhou construiría una instalación de cuarentena centralizada para todas las llegadas al extranjero con el fin de aplicar normas más estrictas.

El proyecto se puso en marcha rápidamente, con más de 4.000 trabajadores asignados a la obra. La instalación se terminó a principios de este mes y un primer grupo de 184 médicos se trasladó la semana pasada para preparar su puesta en marcha oficial.

Les espera un duro trabajo. El complejo está diseñado como una burbuja que se aísla del resto de la ciudad, lo que significa que no sólo los viajeros, sino también los trabajadores, estarán sometidos a un bloqueo efectivo. El personal médico trabajará durante 28 días en las instalaciones, pasará una semana de cuarentena y otras dos semanas de cuarentena en casa antes de poder salir al exterior, según declaró un funcionario al periódico Guangzhou Daily.

Medidas duras, mientras el mundo comienza a abrirse

El endurecimiento de las medidas de cuarentena por parte de China para los que llegan del extranjero se produce mientras que aumenta la lista de países que se abren. La semana pasada, Estados Unidos anunció que a partir de noviembre flexibilizaría las restricciones de viaje para todos los visitantes extranjeros totalmente vacunados.

Pero en las redes sociales chinas crecen los llamados para que las autoridades prolonguen la cuarentena para los que llegan desde el extranjero. Muchos culpan a los viajeros chinos que regresan del extranjero de traer el virus a China, especialmente tras el último brote en la provincia sureña de Fujian.

China impulsa una teoría conspirativa sobre el covid-19 4:04

Inicialmente, los expertos que asesoran al gobierno identificaron a un hombre que regresó de Singapur hace más de un mes como el probable origen del brote, a pesar de haber cumplido 21 días de cuarentena a su llegada, durante los cuales dio negativo en las pruebas del virus un total de nueve veces. El periodo medio de incubación de la variante delta es de unos cuatro días.

Más tarde, los expertos en salud se retractaron de esa teoría, diciendo que era probable que el hombre hubiera contraído el virus durante la cuarentena centralizada. Pero la aclaración no sirvió para calmar las peticiones de endurecer los requisitos de cuarentena.

La decisión de China de imponer una cuarentena más estricta se produce a pesar de que el país ha hecho grandes progresos en su campaña de vacunación. A principios de este mes, las autoridades anunciaron que 1.000 millones de personas habían sido totalmente inoculadas con vacunas de fabricación nacional, lo que representa el 71% de los 1.400 millones de habitantes de China, un índice superior al de muchos países que han abierto sus fronteras.

A tiempo para la Feria de Importación y Exportación

La nueva instalación de cuarentena de Guangzhou se abrirá justo a tiempo para la Feria de Importación y Exportación de China, que comienza el 15 de octubre. El evento bianual, también conocido como la Feria de Cantón, es la mayor exposición comercial de China, y suele atraer a decenas de miles de empresas de todo el mundo.

¿Cómo hizo China para frenar avance de covid-19? 0:49

Tras haberse celebrado en línea durante la pandemia, el próximo mes marca el regreso de la feria al mundo real, pero la asistencia se limitará a los exportadores y compradores ya establecidos en China.

No obstante, las autoridades de Guangzhou han reforzado los requisitos de cuarentena para todos los extranjeros que lleguen, aumentando la cuarentena obligatoria de 14 a 21 días.

Huang, experto del Consejo de Relaciones Exteriores, afirma que, a pesar de su enorme tamaño, es probable que la instalación no sea lo suficientemente grande como para albergar a todas los arribos desde el extranjero. “Piénsalo. Un vuelo internacional suele llevar 300 personas. Todas ellas deben ser puestas en cuarentena y permanecer al menos 21 días. Se va a llenar rápidamente”, afirmó.

La muerte de los gatos contagiados de covid-19

Cuando Liu, una joven de 28 años de la ciudad china de Harbin, dio positivo en el test de covid-19 la semana pasada, dejó en casa suficiente comida y agua para sus tres gatos antes de entrar en cuarentena en el hospital, según declaró al medio estatal Beijing News. Confiaba en que los trabajadores de la comunidad se pasarían por su apartamento para cuidar de sus mascotas mientras ella estaba fuera.

En cambio, cuando los gatos también dieron positivo en el virus, los trabajadores aplicaron la eutanasia a los tres sin su consentimiento, según Beijing News, que sólo identificó a Liu por su apellido.

Esta vacuna china no es efectiva contra las variantes 0:48

El lunes le dijeron a Liu que las muestras de sus gatos habían dado positivo en el virus, y que sacrificarlos era la única opción porque no hay tratamiento disponible para la infección animal. Liu se opuso y se negó a firmar un formulario de consentimiento para la eutanasia, según Beijing News. Al día siguiente, los tres gatos fueron sacrificados de todos modos.

Sin tratamiento, los gatos seguirían siendo portadores del virus, y la casa sería un espacio infectado incluso después de que Liu volviera de la cuarentena, con el riesgo de que se produjera otro brote, dijo un trabajador comunitario no identificado a Beijing News.

CNN se puso en contacto con los funcionarios del distrito de Nangang, donde vive Liu, que dijeron no saber nada del asunto.

El covid-19 en animales

Animales en diferentes países han contraído el covid-19, incluyendo mascotas domésticas, animales de zoológico y especies de granja, siendo los humanos la principal fuente de estas infecciones.

Crisis energética de China amenaza la cadena global 0:48

Pero aunque los científicos afirman que el covid-19 probablemente se originó en los animales antes de extenderse entre los humanos, no hay pruebas de que los animales estén desempeñando un papel importante en la propagación del virus a las personas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

La historia de Liu se hizo viral en la estrictamente censurada plataforma china de medios sociales Weibo, con un hashtag relacionado que obtuvo más de 14 millones de visitas. Los usuarios se dividieron, con propietarios de mascotas y simpatizantes indignados, mientras que otros consideraron la eutanasia como una opción sensata durante la pandemia.

“La situación de la pandemia es muy grave en el extranjero, pero ¿has oído alguna vez que se haya aplicado la eutanasia a una sola mascota?”, comentó un usuario de Weibo. “Para las familias con animales de compañía, las mascotas son la familia. ¿Por qué [estamos haciendo esto]?”.

“No entiendo por qué la gente critica al país [las autoridades]”, escribió otro usuario. “De hecho, el tratamiento de los pacientes de covid-19 fue proporcionado por el Estado con mucho dinero y esfuerzo, y el personal médico también está en riesgo de infección. No entiendo por qué todo el mundo pide al país que gaste tanta mano de obra, materiales y recursos financieros en el tratamiento de mascotas”.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up