Por qué más mujeres deciden no tener hijos

(CNN) — Dyanna Volek nunca fue alguien que soñara con ser madre.

Desde pequeña, supo en el fondo que no quería tener hijos. Tal vez se debió al ver a su madre sacrificar su sueño de convertirse en azafata y trabajar tres trabajos para criar a dos hijos por su cuenta. O quizás era que otros emprendimientos le interesaban más.

“Siempre espero con ansias lo próximo”, dijo Volek, quien trabaja en el gobierno local en San Francisco. “Ser madre nunca fue uno de ellos”.

Aun así, la idea de no tener hijos parecía tabú, por lo que no se detuvo a pensar mucho en ello. No fue hasta hace unos años cuando comenzó una relación seria con su pareja que realmente reconoció sus sentimientos. Cuando ella y su esposo se casaron en noviembre pasado, habían llegado a una conclusión: no querían tener hijos.

Volek tiene ahora 37 años y no se ve a sí misma cambiando de opinión.

Los nacimientos en EE.UU. cayeron durante la pandemia, según datos de los CDC

No tener hijos le da una sensación de libertad que sus amigos que son padres no tienen. Ahora que están vacunados, ella y su esposo han podido comer en restaurantes, asistir a conciertos y viajar sin preocuparse por poner en riesgo la seguridad de sus hijos.

Pueden trabajar para jubilarse temprano, un objetivo que de otro modo sería inalcanzable en una ciudad tan cara como la de ellos. Y en su vida diaria, tienen mucho tiempo para sí mismos.

Dyanna Volek no cree que alguna vez se convierta en madre y está bien con esa decisión.

Volek forma parte de un número creciente de mujeres en Estados Unidos que optan por no tener hijos, parte de una tendencia que ha estado en marcha durante más de una década.

Desde 2007, la tasa de natalidad de la nación ha disminuido aproximadamente un 2% cada año en promedio. A pesar de las primeras especulaciones sobre un baby boom pandémico, la crisis del coronavirus aceleró aún más el declive, y los nacimientos cayeron un 4% el año pasado.

Fue la mayor disminución anual en el número de nacimientos desde 1973, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, (CDC por sus siglas en inglés).

Los demógrafos señalan una serie de factores que impulsan este fenómeno: la inseguridad económica, la incertidumbre política, el cambio de las normas de género y una disminución del estigma en torno a la elección de no tener hijos. Aunque la pandemia puso de manifiesto el escaso apoyo que las familias estadounidenses reciben del gobierno en lo que respecta al cuidado de los niños y otras obligaciones, algunas mujeres ya habían tomado una decisión antes.

Estas son algunas de las razones por las que algunas mujeres eligen no tener hijos.

No quieren la responsabilidad

Cecilia Sanders, una directora de proyectos de 32 años en Chicago, estaba segura desde hace tiempo que no quería tener hijos. Sentía la maternidad como una responsabilidad demasiado grande y la idea del embarazo la asustaba.

Aun así, dice que se sintió presionada al sentirse diferente, como si decepcionara a los demás si decidía no tener hijos. Durante aproximadamente un año, trató de obligarse a sí misma a cambiar de opinión, hablando con amigos que eran padres sobre sus experiencias y cómo se hacían tiempo para sí mismos.

Cecilia Sanders dice que pasó un año tratando de convencerse a sí misma de cambiar de opinión acerca de tener hijos, a pesar de sentir lo contrario.

Resulta que sus amigas a menudo no tenían tiempo para ellas mismas. Sus hijos, dijeron, eran lo primero.

Sanders se dio cuenta que sacrificar sus propias necesidades para cumplir con su deber como madre sería especialmente agotador para ella. Ella lidia con ansiedad y depresión, y cuando esas condiciones estallan, incluso cuidar de sí misma se convierte en un desafío.

La idea de criar hijos sin descuidar su salud mental parecía casi imposible.

“Después de un año de pensarlo realmente, pensé, ‘No. Si hago esto, me estoy mintiendo'”, comentó.

Temen la falta de apoyo

Para algunos, la forma en que Estados Unidos trata a las madres es razón suficiente para no tener hijos.

Amy Blackstone, socióloga de la Universidad de Maine y autora de “Childfree by Choice: The Movement Redefining Family and Creating a New Age of Independence”, dice que la falta de políticas favorables para la familia en EE.UU. es una explicación de la disminución de la tasa de natalidad en los últimos años, algo que la pandemia dejó aún más claro.

Lo que los padres deben saber sobre cómo guiar a sus hijos durante la pubertad

Durante el último año, los padres han tenido que seguir trabajando, a menudo sin guarderías o mientras tienen que ayudar a sus hijos a aprender de forma remota. La situación ha dejado a las personas estresadas y agotadas, y quizás con más probabilidades de retrasar o reconsiderar tener más hijos.

“La pandemia realmente nos ha revelado lo mal que apoyamos a los padres en Estados Unidos”, dijo Blackstone. “Hemos llegado a ver la verdad que siempre supimos, pero nunca hablamos en voz alta, que es que la crianza de los hijos es realmente difícil. Y realmente no apoyamos a los padres en ese papel”.

Eso fue sin duda una consideración para Yana Grant, una joven de 24 años de Tulsa, Oklahoma, que el año pasado decidió no tener hijos. Estados Unidos no ofrece un programa nacional de licencia parental remunerada. El cuidado infantil puede ser caro o difícil de conseguir. Y es más probable que las mujeres carguen con la mayor parte de las responsabilidades parentales y las tareas del hogar.

Yana Grant, una joven de 24 años de Tulsa, Oklahoma, dice que el año pasado tomó la decisión de no tener hijos.

“Tan pronto como descubres que estás embarazada, primero debes ser madre y luego mujer”, dijo Grant. “Los hombres llegan a ser hombres y luego a ser un padre, parece ser”.

Como mujer negra, Grant también tiene preocuparse por otras cosas. Las mujeres negras tienen más probabilidades que las mujeres de cualquier otra raza de morir por problemas relacionados con el embarazo. También es más probable que se descarten sus preocupaciones, que no se trate su dolor y que no se les crean sus experiencias.

ANÁLISIS | Todas las mujeres negras en Estados Unidos están hartas

Para Grant, esas preocupaciones están arraigadas en la realidad. Hace unos años, sintió que su corazón latía rápido y se le hinchaba la garganta, y fue a ver a un profesional médico. Ella dice que el médico le dijo que se mantuviera hidratada y la envió a casa sin revisar su tiroides. Cuando vio a otro médico por los mismos síntomas aproximadamente un año después, le diagnosticaron la enfermedad de Graves, un trastorno autoinmune que lleva a hiperactividad de la glándula tiroides.

Si queda embarazada y algo sale mal, Grant teme que sus síntomas y quejas puedan ser desestimados de manera similar.

“Siento que como mujer negra, no tienes mucho que sea tuyo”, dijo. “Así que mantener esa parte de mí es lo único que sé que tengo control. [Puedo] decir que tomé esa decisión consciente para salvarme porque lo más probable es que nadie más lo haga”.

Les gusta su vida tal como es

Mientras Jordan Levey se enfocaba en la escuela de derecho y en construir su carrera, asumió que un “instinto maternal” eventualmente entraría en acción. Una vez que encontrara una pareja, pensó, se asentarían y tal vez decidirían tener hijos.

Ahora que tiene 35 años y ha estado casada durante cuatro años, Levey dice que ella y su esposo se han dado cuenta de que prefieren su estilo de vida actual. Son dueños de un condominio y son padres cariñosos para su perro. Y aunque ambos se ganan la vida cómodamente, prefieren gastar su dinero en las cosas que aman.

Jordan Levey dice que ella y su esposo decidieron que ser padres no era la opción correcta para ellos.

“Estamos muy felices con nuestra vida. Nos encanta viajar, nos encanta cocinar, ambos realmente valoramos nuestro tiempo a solas y ese cuidado personal”, dijo. “Creo que seríamos unos padres perfectos, pero no creo que lo disfrutemos”.

Para Sanders, no tener hijos le permite dedicar tiempo a todos sus intereses: escribir, tocar la guitarra, hacer senderismo, viajar y rescatar animales. También significa que puede concentrarse más en su carrera, que para ella es “lo más importante”.

Helen Mirren dice que no tener hijos es su “contribución a la ecología”

“Definitivamente siento que probablemente no estaría tan lejos en mi carrera como lo estoy ahora y no podría vivir mi vida normal y perseguir mis pasatiempos y pasiones”, dijo Sanders. “No estaría viviendo mi vida al máximo”.

Que mujeres como Levey y Sanders se sientan empoderadas para elegir un estilo de vida sin hijos es significativo, señala Blackstone.

En el pasado, las mujeres que podrían haberse inclinado a permanecer libres de hijos podrían haber dado a luz de todos modos porque eso es lo que la sociedad esperaba de ellas. Sin embargo, en las últimas décadas esas normas y actitudes han cambiado.

“Tenemos más conversaciones sobre la realidad de que la paternidad es una opción, no algo que todo el mundo tiene que hacer”, indicó.

Pero todavía son juzgadas por su elección

Quizás sea más aceptable socialmente que nunca que las mujeres no tengan hijos. Aun así, las mujeres que optan por no tener hijos dicen que todavía sienten que tienen que explicar constantemente sus elecciones a los demás.

Se les ha llamado egoístas, se les ha acusado de odiar a los niños y se les ha dicho que se arrepentirán de su decisión más adelante en la vida cuando se encuentren solas.

Una mujer y su bebé recién nacido en un hospital de Los Ángeles, California, el 28 de abril de 2020.

Volek dice que siente que las personas sin hijos como ella son juzgadas como superficiales o que no han comprendido la enormidad de la decisión que están tomando, cuando eso no podría estar más lejos de la verdad.

“Las personas que eligen no tener hijos piensan mucho en ello; yo diría que incluso más que las personas que tienen hijos”, agregó.

La suposición de que las mujeres sin hijos no se preocupan por los niños tampoco es cierta, dicen algunos. A Volek le encanta jugar con los hijos de sus amigos. Levey disfruta pasar tiempo con su sobrina y su sobrino.

Grant está en una relación con un hombre que tiene un hijo y está perfectamente feliz de pasar el rato con el joven.

El 2020 fue un año récord para el estrés, especialmente para las madres

“Le preguntaré si quiere ir a ver ‘Boss Baby 2’. Lo llevaré a algunos de los [museos] Smithsonianos”, dijo la residente de Oklahoma, quien planea mudarse con su pareja a la ciudad de Washington. “Pero eso es todo lo que voy a llegar”.

Blackstone, que ha entrevistado a innumerables personas sobre su decisión de no tener hijos, dice que las personas con las que ha hablado reconocen que es posible que algún día se arrepientan de haber tomado la decisión que tomaron.

Pero dijo que preferirían no tener hijos y arrepentirse más tarde que tener hijos y arrepentirse.

Coronavirus: padres nuevos, responsabilidades nuevas 5:12

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up