OPINIÓN | La edad adecuada para ser presidente

Nota del editor: Carlos Alberto Montaner es escritor, periodista y colaborador de CNN. Sus columnas se publican en decenas de diarios de España, Estados Unidos y América Latina. Montaner es, además, vicepresidente de la Internacional Liberal. Las opiniones aquí expresadas son exclusivamente suyas.

(CNN Español) — Un día sí y otro también me envían mensajes explicándome que Joe Biden está muy viejo para tomar las decisiones adecuadas.

Biden tiene 78 años, nació en 1942. El 20 de noviembre cumplirá 79. Hay personas que tienen esa edad pero no muestran señales de deterioro mental. Pero las hay gravemente alteradas por la vejez. El mismo Biden oscila entre discursos espléndidos llenos de energía y otros menos alertas. Tengo, también, 78 años, y puedo dar fe de que a los 75, en mi caso, me visitaron una multitud de dolores y enfermedades crónicas que hasta ese minuto me habían respetado.

El párkinson, por ejemplo, se cebó en mi cerebro impidiendo la creación de dopamina, un misterioso neurotransmisor que juega un múltiple papel muy importante en los movimientos voluntarios y su desaparición tiende a hacerlos desesperadamente lentos. Afortunadamente, el mal de Parkinson nada tiene que ver con la creación de textos escritos, dado que estos se realizan en un lugar diferente del cerebro y no donde se elabora la substantia nigra.

¿Cuál es la edad conveniente para saber elegir lo que favorece a una nación de más de 331 millones de personas en las que cada uno tiene un parecer diferente? Eso no está nada claro. El Vaticano, que lleva más de 2.000 años meditando sobre un asunto similar, llegó hace poco tiempo a una solución “salomónica”. Nunca mejor dicho.

ANÁLISIS | La guerra de Estados Unidos en Afganistán ha terminado, pero la batalla por el legado de Biden apenas comienza

Creo que es el Derecho Canónico el que limita la función de los obispos a un máximo de 75 años. A esa edad los obispos deben presentarle una carta de renuncia al papa. Por otra parte, los cardenales, cuya función principal es elegir al papa, solo pueden hacerlo hasta los 80 años. Tan pronto excedan esa edad no pueden participar en los cónclaves en los que se escoge al sucesor de san Pedro. Esta es una razonable consecuencia de que actualmente vivimos muchos años y en algunos casos existe una distancia entre el estado físico de las personas y su deterioro intelectual.

No obstante, Benedicto XVI (Joseph Ratzinger) y Francisco (Jorge Bergoglio) fueron elegidos a los 78 y 76 años, respectivamente, muy cerca de los fatídicos 80. Benedicto XVI tiene 94 años y Francisco, 84. Ratzinger renunció al papado en 2013 convirtiéndose en papa emérito. Ambos, por sus edades, pueden morir en cualquier momento. Incluso, una reciente cirugía de colon practicada a Francisco despertó preocupación en los medios de Italia y del resto del mundo, dado el secretismo con que generalmente se tocan estos temas en el Vaticano.

El expresidente Donald Trump, evidentemente, es quien está tras las campañas denunciando la presunta decrepitud de Joe Biden, pero debe hacerlo con mucho cuidado, porque él ya tiene 75 años, y en las elecciones de 2024 tendrá la misma edad que hoy tiene Joe Biden y aumentan las posibilidades de un infarto masivo, de cáncer, de un derrame cerebral o de ser víctima de una enfermedad crónica.

De la misma manera que, tras la experiencia de las cuatro elecciones consecutivas que ganó Franklin Delano Roosevelt, una enmienda constitucional limitó a dos los periodos presidenciales la estancia en la Casa Blanca, estamos en una coyuntura favorable para ponerle límites de edad a los candidatos a la presidencia de EE.UU. Creo que 70 años es muy aceptable para tirios y troyanos. Es decir, para demócratas y republicanos.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up