Louisiana aún no se recupera de dos grandes huracanes en 2020. Otra amenaza va en camino

(CNN) — La temporada de huracanes del año pasado devastó sin tregua partes de Louisiana.

En agosto de 2020, el huracán Laura tocó tierra en Louisiana como categoría 4, provocando una tormenta “catastrófica” con hasta 5 metros de agua sobre el nivel del suelo. La tormenta mató a decenas de personas en el estado e infligió daños por un valor de US$ 17.500 millones. Dos meses después, el huracán Zeta, categoría 3, dejó a medio millón de personas sin electricidad y causó daños por un valor de US$ 1.250 millones.

“El tiempo no está de nuestro lado”. La costa del Golfo se prepara para la llegada del huracán Ida el domingo, potencialmente uno de categoría 4

En total, cinco tormentas con nombre impactaron a Louisiana en 2020. Mientras el estado aún se tambalea por la destrucción, otro huracán importante se dirige hacia la costa.

Ida se intensifica rápidamente sobre el Golfo de México, y se espera que toque tierra en Louisiana como un gran huracán —de categoría 3 o más fuerte— este domingo, la misma fecha en que el huracán Katrina tocó tierra hace 16 años.

Los huracanes son comunes en la costa del golfo, pero el daño que se espera de Ida puede hacer que la ya devastada infraestructura de Louisiana se haga evidente.

Sabarethinam Kameshwar, profesor asistente de ingeniería civil y ambiental en la Universidad Estatal de Louisiana, dijo que la naturaleza repetida de los huracanes en el golfo ha tenido un costo significativo en la vida de las personas. Muchos residentes de Lake Charles cuyas casas fueron arrasadas por desastres recientes han pasado los últimos meses reconstruyendo y viviendo en hoteles o refugios temporales, dijo. Algunos todavía esperan que llegue la ayuda federal por desastre.

La manera en la que la crisis climática está cambiando los huracanes

“A medida que estos huracanes ocurren consecutivamente, hay múltiples impactos para las personas cuyas casas sufrieron daños durante Laura”, dijo Kameshwar a CNN. “Muchas de esas casas aún no han sido reparadas, por lo que para las personas que ya tienen sus casas dañadas, estas podrían sufrir más daños y [el huracán] empeorará las cosas”.

Roishetta Ozane, de 36 años y madre de seis hijos, es una de esas residentes.

La familia de Ozane ha vivido en remolques provistos por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias desde los consecutivos huracanes de 2020, que fueron seguidos por una tormenta invernal paralizante e inundaciones severas. Antes habitaba en una vivienda subsidiada que aún no se ha reconstruido y, como madre soltera, no puede pagar un apartamento lo suficientemente grande como para albergar a una familia de siete.

“Estamos en el primer aniversario del huracán Laura, teniendo que huir de otra tormenta”, dijo Ozane a CNN. “La gente está con mucho sentimeinto porque un año después, todavía estamos viendo el área con el mismo aspecto que tenía cuando regresamos el año pasado después de que se levantó la evacuación”.

Los residentes de Louisiana ahora se preparan para el huracán Ida. Los funcionarios de emergencia han instado a los residentes para que se aparten del camino de la tormenta, que cuenta con instalaciones de petróleo y gas que también podrían representar un peligro ambiental si se dañan.

El jueves, el gobernador John Bel Edwards declaró el estado de emergencia y señaló que la región aún se recupera de la temporada de 2020.

“No estamos recuperados. Ni mucho menos”, dijo el gobernador sobre los impactos de los huracanes Laura y Delta el año pasado. “Todavía tenemos negocios cubiertos desde el último (huracán). Las casas aún no han sido reparadas y ocupadas de nuevo. O si están dañadas hasta el punto de necesitar ser demolidas y removidas, en muchos casos eso tampoco ha sucedido”.

Con más de 100.000 personas hospitalizadas por covid-19 en EE.UU., este agosto es peor que el anterior, según un experto

El teniente general retirado Russell Honoré, el excomandante ampliamente elogiado que dirigió los esfuerzos de socorro en Nueva Orleans después del huracán Katrina, dijo que los esfuerzos de evacuación han demostrado ser aún más desafiantes durante la pandemia. El año pasado, los residentes de Lake Charles fueron evacuados a Nueva Orleans, pero la propagación del coronavirus impidió que los servicios de emergencia usaran los grandes sitios de evacuación habituales.

Debido a las bajas tasas de vacunación en el Sur, Honoré dijo que la tormenta podría exacerbar la pandemia, dificultando la respuesta de emergencia.

“Cuando se van, dondequiera que se vayan, pueden llevarse más covid con ellos, ya sea que vayan al norte de Louisiana o a un hotel en Tennessee, dijo. “Proporciona un recipiente para que el virus se propague fuera de Louisiana, porque la gente se niega a recibir las inyecciones”.

Honoré dijo que los funcionarios estatales y federales deben evacuar a las personas que viven en casas móviles, como Ozane y su familia, y a las que viven en zonas bajas tan pronto como el sábado.

1 de 38
| Tráfico pesado mientras la gente huye de Nueva Orleans el 28 de agosto de 2005. Al día siguiente, Katrina tocó tierra como un huracán de categoría 3 con vientos cercanos a los 204 kilómetros por hora. Sean Gardner / EPA / Shutterstock

2 de 38
| Vientos fuertes golpean el techo del restaurante Backyard Barbeque en Kenner, Louisiana, cuando Katrina tocaba tierra el 29 de agosto de 2005. Irwin Thompson / The Dallas Morning News / AP

3 de 38
| Arnold James intentaba mantenerse en pie cuando una fuerte ráfaga de viento casi lo derriba en Nueva Orleans. El techo de su casa fue destruido, lo que lo obligó a buscar refugio en el Superdomo. Dave Martin / AP

4 de 38
| Los camiones de la Guardia Nacional transportaban a los residentes de Nueva Orleans al Superdomo un día después de que el huracán inundara sus vecindarios. Cerca de 25.000 personas fueron evacuadas y se refugiaron en el estadio. Eric Gay / AP

5 de 38
| El agente de policía Terrence Gray ayuda a Lovie Mae Allen y a un grupo de niños a evacuar sus casas inundadas en Gulfport, Mississippi. John Bazemore / AP

6 de 38
| Un hombre nada alrededor de Circle Food Store en la Nueva Orleans inundada. Rick Wilking RTW / PN / Reuters

7 de 38
| Las manos de Shirley Ward, de 40 años, afectadas por la humedad, después de ser rescatada en la calle Rocheblave de Nueva Orleans. Douglas R. Clifford / St. Petersburg Times / AP

8 de 38
| El paramédico David Mitchell examina a Greg Farteberry en el techo de una casa destruida en Nueva Orleans mientras el amigo de Farteberry, Eric Charles, le toma de la mano. Farteberry se rompió el tobillo durante la tormenta y pasó la noche en el techo hasta que fue rescatado. Arthur D. Lauck / The Advocate Press / AP

9 de 38
| Una residente de Nueva Orleans lleva agua embotellada mientras camina por las inundaciones, entre el agua mezclada con gasolina en el centro de la ciudad. Bill Haber / AP

10 de 38
| Una madre y sus hijos son rescatados en barco en el Lower Ninth Ward de Nueva Orleans. Mario Tama / Getty Images

11 de 38
| El suboficial de segunda clase de la Guardia Costera Scott D. Rady saca a una mujer embarazada de su casa inundada en Nueva Orleans.

12 de 38
| Evelyn Turner llora junto al cuerpo de su compañero de toda la vida, Xavier Bowie, después de su muerte en Nueva Orleans. Turner y Bowie decidieron permanecer en su lugar durante el huracán Katrina cuando no pudieron encontrar la manera de salir de la ciudad. Bowie, que tenía cáncer de pulmón, murió cuando se quedó sin oxígeno. Tenía 57 años. Eric Gay / AP

13 de 38
| Las aguas de la inundación atraviesan un dique a lo largo del canal de Inner Harbor cerca del centro de Nueva Orleans. Vincent Laforet / Pool / AP

14 de 38
| El agente de policía de Nueva Orleans, Mark Wilson, le grita a la gente que saquea las tiendas de Canal Street. Después de Katrina, muchos cuestionaron si algunas personas acusadas de saquear eran solo personas que buscaban los suministros que necesitaban para sobrevivir. Khampa Bouaphanh / Fort Worth Star-Telegram / TNS / ABACA / Reuters

15 de 38
| Una parte del puente de Mississippi que conecta Ocean Springs con Biloxi fue arrasada por la tormenta. Marc Serota / Reuters

16 de 38
| En esta fotografía proporcionada por la Casa Blanca, el presidente George W. Bush observa la devastación de Katrina mientras viaja en el Air Force One de regreso a Washington, DC. Paul Morse / Handout / White House / Getty Images

17 de 38
| La policía y los voluntarios de Nueva Orleans utilizan botes para rescatar a los residentes de un vecindario inundado en el lado este de Nueva Orleans. Eric Gay / AP

18 de 38
| Autos amontonados en escombros en Gulfport, Mississippi. David J. Phillip / AP

19 de 38
| Botes transitan por una carretera inundada en Nueva Orleans. Marc Serota / Reuters

20 de 38
| La familia Stump permanece en su automóvil en Biloxi, Mississippi, después de que Katrina destruyera su casa .Jared Lazarus / Miami Herald / KRT / ABACA / Reuters

21 de 38
| Residentes de Nueva Orleans son rescatados por un helicóptero el 31 de agosto de 2005, dos días después de que Katrina tocara tierra. David J. Phillip / AP

22 de 38
| Miembros de la Guardia Nacional, de pie en primer plano, vigilan a los evacuados que se refugiaron en el Superdomo de Nueva Orleans. El rayo de luz provenía de un agujero en el techo de la cúpula. Melissa Phillip / AP

23 de 38
| A la izquierda, Tam Cu, Jason Jackson y Linda Bryant buscan pertenencias de la casa de Bryant, que fue devastada en Biloxi, Mississippi. Barbara Davidson / The Dallas Morning News / AP

24 de 38
| Jason Jennison, un técnico de aviación de rescate de la Guardia Costera de EE.UU., lleva a un sobreviviente de Katrina a bordo de un helicóptero en Nueva Orleans. Sam Wolfe / AP

25 de 38
| Residentes esperan ser rescatados de un tejado en Nueva Orleans el 1 de septiembre de 2005. David J. Phillip / Pool / AP

26 de 38
| Los daños causados por el viento y el agua en el techo del Superdome amenazaban la seguridad del lugar, lo que llevó a las autoridades a realizar evacuaciones de emergencia. Phil Coale / AP

27 de 38
| Miembros de la Guardia Nacional se paran fuera del Superdomo mientras, conmovidos, las personas evacuadas esperan su próximo destino. Michael Appleton / NY Daily News / Getty Images

28 de 38
| Un cadáver flota mientras la gente empuja un bote fuera del Superdomo el 2 de septiembre de 2005. John Pendygraft / The St. Petersburg Times / AP

29 de 38
| Un helicóptero militar reparte agua y alimentos cerca del Centro de Convenciones en Nueva Orleans. Eric Gay / AP

30 de 38
| Miles de residentes de Nueva Orleans se reúnen en un área de evacuación a lo largo de la Interestatal 10 en Metairie, Louisiana. Dave Martin / AP

31 de 38
| Terri Jones intenta refrescar a Dorthy Divic, un hombre de 89 años que estaba sobrecalentado y exhausto en el Centro de Convenciones de Nueva Orleans. Eric Gay / AP

32 de 38
| Esta foto aérea muestra un vecindario inundado adyacente al dique de la calle 12 en Nueva Orleans. Vincent Laforet / The New York Times / Redux

33 de 38
| Charlene Veillon abraza a su nieto Thearon Ellis después de enterarse de que su hija Joanna Ellis murió durante el huracán Katrina en Waveland, Mississippi. Joe Raedle / Getty Images

34 de 38
| Un hombre se aferra a la parte superior de un vehículo en Nueva Orleans antes de ser rescatado por la Guardia Costera. Robert Galbraith / Reuters

35 de 38
| Un hombre observa a los evacuados de Katrina que recibieron comida, refugio y atención médica en el Astrodome de Houston. Carlos Barria / Reuters

36 de 38
| Eugene Green sostiene a su bebé, Eugene Jr., mientras esperan ser transportados por vía aérea desde un lugar elevado en una autopista en Nueva Orleans el 4 de septiembre de 2005. Mario Tama / Getty Images

37 de 38
| Leonard Thomas llora después de que un equipo SWAT irrumpió en la casa inundada de Nueva Orleans en la que él y su familia vivían. Los vecinos habían informado que ocupaban una casa a raíz del huracán Katrina, pero las autoridades se fueron después de que su familia demostró que eran dueños de la casa. Rick Bowmer / AP

38 de 38

end div.modal

Muchos residentes de Lake Charles, como Ozane, todavía se recuperan de la destrucción que enfrentaron durante Laura y las inundaciones extremas de mayo. Debido a los desastres en cascada que sufrió el año pasado, tiene la intención de evacuar a su familia a Houston lo antes posible.

“Da mucho miedo”, comentó. “Trae tantos sentimientos que aún no nos hemos recuperado y ya lo hemos perdido todo. No hemos recibido ningún financiamiento suplementario que nos ayude a llegar más lejos de donde estábamos el año pasado”.

Los huracanes más mortíferos y más costosos en la historia de Estados Unidos

Los científicos dicen que la crisis climática está empeorando los ciclones tropicales, ya que el agua del océano y las temperaturas del aire más cálidas proporcionan más combustible a las tormentas. El reciente informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC) concluyó que el aumento de la intensidad de las tormentas tropicales en los últimos 40 años no puede explicarse únicamente por causas naturales, y que los humanos son un factor que contribuyen al calentamiento.

“Tenemos buena confianza en que el calentamiento por efecto invernadero aumenta la intensidad máxima del viento que pueden alcanzar los ciclones tropicales”, dijo anteriormente a CNN Jim Kossin, científico principal del Servicio Climático, una organización que proporciona modelos y análisis de riesgos climáticos a gobiernos y empresas. “Esto, a su vez, permite que los huracanes más fuertes —que son los que crean el mayor riesgo de lejos— se vuelvan aún más fuertes”.

Las secuelas del huracán Delta en Holly Beach, Louisiana, el 11 de octubre de 2020. Delta se debilitó hasta convertirse en depresión tropical a medida que avanzaba tierra adentro sobre el noreste de Louisiana, empapando un área que aún se recuperaba del embate del huracán Laura.

Allison Wing, profesora asistente de ciencias atmosféricas en la Universidad Estatal de Florida, dijo que los científicos han descubierto que las lluvias de los huracanes se vuelven más intensas, lo que provocará más inundaciones. También señaló que los “eventos compuestos”, cuando varios desastres ocurren sucesivamente, tienen un impacto cada vez más significativo.

“Además de tener un huracán tras otro, podrías tener un huracán y luego sufrir una inundación extrema”, dijo Wing a CNN. “Y luego también tienes que preocuparte de que estas cosas ocurran no solo en el mismo lugar al mismo tiempo, sino también dentro de la misma región o país”.

Los desastres naturales que han impactado al mundo recientemente

Después de que el golfo fuera impactado por huracanes consecutivos y que los incendios forestales arrasaran la costa oeste, una histórica tormenta de invierno devastó Texas y partes de Louisiana. Wing dijo que los eventos compuestos, ya sea en la misma región o país, reducen los recursos de emergencia.

“Eso es algo que las organizaciones nacionales como FEMA tienen que administrar, cómo implementar sus recursos en múltiples amenazas en múltiples áreas”, explicó. “Así que este problema de eventos compuestos de todo tipo de extremos solo se convertirá en un problema mayor en el futuro”.

Los huracanes son impulsados por agua cálida del océano. A medida que el planeta se calienta, los huracanes pueden volverse más frecuentes y más intensos. Wing indicó que todavía es científicamente incierto cómo evolucionará la cantidad de huracanes con el tiempo, pero es importante prepararse para los múltiples peligros que se avecinan a medida que la crisis climática amplifica el clima extremo.

“Última advertencia”: Gobierno y legisladores de EE.UU. hacen sonar la alarma sobre el cambio climático tras informe de Naciones Unidas

Ozane, quien ahora dirige a un grupo de respuesta a desastres llamado The Vessel Project con sede en Lake Charles, dijo que los sistemas de gestión de emergencias y las políticas de desastres también deben ser reelaborados, porque las personas que necesitan más asistencia generalmente no la reciben debido a las barreras y las desigualdades sociales.

“El suroeste de Louisiana no será un sacrificio climático”, afirmó. “Necesitamos asegurarnos de que el gobierno federal y todos los demás no se hayan olvidado de nosotros”.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up