Los primeros soldados de EE.UU. comienzan a salir de Afganistán luego de que Biden decidiera no extender la evacuación

(CNN) — Varios cientos de soldados estadounidenses abandonaron Afganistán el mismo día que el presidente Joe Biden decidió no extender el plazo de evacuación del 31 de agosto, confirmó el martes por la noche el secretario de prensa del Pentágono, John Kirby.

“Estos contingentes representan una combinación de personal del cuartel general, mantenimiento y otras funciones habilitadoras que estaban programadas para partir y cuya misión en el aeropuerto se completó. Su partida representa una gestión de la fuerza prudente y eficiente. No tendrá ningún impacto en la misión en cuestión”, dijo Kirby en un comunicado, confirmando el informe anterior de CNN de dos funcionarios de defensa de que la retirada de las fuerzas estadounidenses de Afganistán había comenzado.

ANÁLISIS | Por qué Biden terminará la misión final en Afganistán en solo 7 días

El hecho de que un pequeño número de soldados estadounidenses ya se hayan ido subraya la rapidez con la que avanza la situación. El ritmo de las evacuaciones se ha acelerado rápidamente en los últimos días, pero con una semana hasta la fecha límite de Biden, el ejército de EE.UU. pronto se verá obligado a pasar de transportar estadounidenses y afganos a concentrarse en sacar de manera segura a todos los soldados y terminar la operación de seguridad en el aeropuerto.

La desgarradora nota de voz de una mujer afgana 3:28

“Hasta ahora, la reducción no afecta la misión”, dijo uno de los funcionarios, y agregó que el comandante en el terreno puede decidir qué personal militar hay en las unidades que ya no se requieren. Esa decisión puede basarse en algunos factores, incluida la cantidad de puertas abiertas en el aeropuerto, la cantidad de personas que entran y más.

“Si puede tener un conjunto de misiones más pequeño y aun así llevar a cabo la misión, entonces puede reducir su huella y reducir su riesgo”, dijo el funcionario.

El Pentágono ha sido muy consciente de la amenaza que representan ISIS-K y otros grupos terroristas alrededor del aeropuerto, desarrollando rutas alternativas al campo para ciudadanos estadounidenses y evacuados afganos. Además, los talibanes han declarado abiertamente que no quieren una presencia militar estadounidense en Afganistán más allá de finales de agosto, advirtiendo que habrá “consecuencias” si Estados Unidos se queda más tiempo.

En declaraciones durante una reunión de emergencia del G7 el martes, Biden dijo que la amenaza a las fuerzas estadounidenses en Kabul era una de las razones clave por las que se apegaba a fin de mes como fecha final de retirada.

“Hubo un fuerte acuerdo entre los líderes, tanto sobre la misión de evacuación en curso como sobre la necesidad de coordinar nuestro acercamiento a Afganistán a medida que avanzamos”, dijo Biden en la Casa Blanca el martes por la tarde.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, había dicho en un comunicado el martes temprano que “el presidente transmitió que nuestra misión en Kabul terminará en función del logro de nuestros objetivos”.

“Confirmó que actualmente estamos en camino de terminar el 31 de agosto y proporcionó una actualización sobre el progreso en la evacuación de estadounidenses que quieren regresar a casa, nacionales de terceros países y afganos que fueron nuestros aliados durante la guerra”.

Psaki dijo que Biden señaló que cada día los riesgos son mayores en un país ahora controlado por los talibanes y advirtió en particular sobre el potencial de ataques terroristas, que se ha convertido en una gran preocupación dentro de su administración.

“No ha habido ningún cambio en la línea de tiempo de la misión, que debe estar completa para fin de mes”, dijo Kirby el martes por la mañana.

“Si ocurriera el peor de los casos, no querrías más gente de la que necesitas”, dijo el funcionario de defensa.

Biden ‘consciente de los riesgos crecientes’

Pero el presidente también dijo el martes que pidió planes de contingencia para ajustar el cronograma del 31 de agosto, “en caso de que sea necesario”. Sin embargo, enfatizó que cada día que los soldados estadounidenses están en el país trae un “riesgo adicional”.

“Estoy decidido a asegurar que completemos nuestra misión, esta misión. También soy consciente de los riesgos crecientes sobre los que se me informó y de la necesidad de tener en cuenta esos riesgos. Son desafíos reales y significativos que también hay que tenerlo en cuenta”, prosiguió.

A medida que EE.UU. se acerca a la fecha final de la retirada, se espera que el número de evacuados afganos desplazados disminuya gradualmente, mientras que se espera que aumente el número de tropas estadounidenses trasladadas.

Biden dijo el martes que 70.700 personas han sido evacuadas de Afganistán desde el 14 de agosto y que Estados Unidos está en camino de terminar su misión de evacuación para el 31 de agosto.

ANÁLISIS | Bush, Obama, Trump, Biden: cómo cuatro presidentes crearon el desastre actual en Afganistán

“Cuanto antes podamos terminar, mejor”, dijo. Y agregó que en las pasadas 12 horas, 19 vuelos militares estadounidenses evacuaron aproximadamente a 6.400 personas, mientras que 31 vuelos de la coalición que transportaban a 5.600 personas salieron de Kabul.

El reto de mantener la labor humanitaria en Afganistán 1:58

El Departamento de Estado se ha puesto en contacto con todos los estadounidenses que estaban registrados en Afganistán y les ordenó que se presenten en los lugares designados para la evacuación, según una fuente familiarizada con un “SitRep” (informe de situación) de la administración con fecha del martes por la mañana.

La fuente dijo que el “SitRep” reconoce que los ciudadanos estadounidenses “han experimentado retrasos en los puntos de control”, pero que “finalmente” llegaron al aeropuerto de Kabul, y señaló que las evacuaciones de ciudadanos estadounidenses están en curso.

El Departamento de Estado también envió un mensaje urgente a todos los estadounidenses en Afganistán diciendo que si no eligen irse deberían estar “preparados para organizar su propia salida”, según el mensaje revisado por CNN. Aproximadamente media hora después, sin embargo, la agencia envió un mensaje retirando esa guía.

No quedó claro de inmediato por qué el Departamento de Estado retiró el mensaje. CNN ha pedido comentarios al departamento.

Situación desesperada

Pero incluso mientras Estados Unidos saca a decenas de miles de personas fuera del país, muchos afganos que ayudaron en el esfuerzo bélico todavía esperan su turno para irse.

Muchos aliados afganos a los que Estados Unidos ha querido ayudar se quedarán atrás, dijo un alto funcionario de la administración a CNN, y agregó: “Eso sería cierto cada vez que evacuáramos y cada vez que los talibanes se hicieran cargo”.

El funcionario dijo que las 70.000 personas evacuadas en los últimos 10 días no coinciden con el universo de aliados afganos elegibles para venir a Estados Unidos, que Biden había estimado previamente en 50.000 a 65.000. Muchos de los 70.000 evacuados han incluido diferentes grupos de aliados afganos a los que los socios europeos de Estados Unidos han dado prioridad.

Los talibanes dicen que no permitirán que los afganos abandonen el país y rechazan la extensión de la fecha de evacuación

Además, algunos de los evacuados ni siquiera han solicitado el estatus de visa de inmigrante especial todavía, aunque lo harán en Qatar o Kuwait.

El funcionario se negó a estimar el número de estadounidenses que aún se encuentran en Afganistán, diciendo que el secretario de Estado Antony Blinken hablará sobre ello el miércoles. Pero dijo que la cifra hasta el 14 de agosto era “probablemente más baja de lo que la mayoría de la gente cree” porque “muchos se fueron en las últimas semanas”.

John Harwood, Nicole Gaouette, Kylie Atwood y Jennifer Hansler de CNN contribuyeron a este informe.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up