Informes de inteligencia de EE.UU. indican nuevos esfuerzos de Rusia para interferir en las elecciones de 2022

(CNN) — El gobierno del presidente Joe Biden está recibiendo reportes regulares de inteligencia que indican los esfuerzos que están en curso de Rusia para interferir, de nuevo, en las elecciones de Estados Unidos, según dijeron funcionarios actuales y exfuncionarios, y de hecho, esta práctica nunca se detuvo a pesar de las advertencias del presidente Joe Biden al presidente de Rusia, Vladimir Putin, en el verano boreal y una nueva ronda de sanciones impuestas en primavera.

Biden hizo mención deliberada de las operaciones de Rusia hace dos semanas cuando reveló en declaraciones públicas a la comunidad de inteligencia que había recibido información nueva sobre “lo que Rusia ya está haciendo sobre las elecciones de 2022 y la desinformación” en su informe diario de inteligencia ese día.

“Es una pura violación de nuestra soberanía”, dijo Biden en ese momento.

Estados Unidos prepara más sanciones contra Rusia por el envenenamiento y encarcelamiento de Navalny, según consejero de Seguridad Nacional

Gobierno de Trump contiene filtración de informe sobre injerencia rusa 2:48

Una de las personas familiarizadas con el asunto confirmó que ha habido informes de inteligencia recientes sobre lo que los rusos están haciendo, en particular sus esfuerzos por sembrar desinformación en las redes sociales y convertir los medios de comunicación estadounidenses en armas con fines propagandísticos. Hay algunos indicios de que Moscú ahora está tratando de capitalizar el debate que se libra dentro de EE.UU. sobre las vacunas y el uso de mascarillas, dijeron otras fuentes a CNN.

Las fuentes que siguen de cerca la actividad rusa dicen que las tácticas de Moscú están evolucionando y son más sofisticadas que sus esfuerzos de principios de 2016, que incluían esfuerzos fáciles de rastrear, como comprar anuncios de Facebook. También enfatizan que las elecciones no son el único objetivo de Moscú.

“Definitivamente hay un aumento en la actividad en torno a las elecciones, se interesan en las elecciones en contra, pero la actividad se mantiene”, dijo Emily Harding, quien fue la subdirectora de personal de la Comisión de Inteligencia del Senado hasta esta primavera. “Realmente nunca se detuvo, y no deberíamos vincular nuestra atención o esfuerzos al ciclo electoral, porque no es así”.

10 claves del reporte de EE.UU. sobre la injerencia de Putin en las elecciones

El presidente Joe Biden se reunió con el presidente de Rusia Vladimir Putin en la ‘Villa la Grange’ en Ginebra el 16 de junio de 2021. (Crédito: DENIS BALIBOUSE / POOL / AFP a través de Getty Images)

Sanciones a Rusia y su interferencia en las elecciones

En abril, el Departamento del Tesoro sancionó a un total de 32 grupos e individuos rusos, incluidos los servicios de inteligencia rusos, en represalia por lo que la comunidad de inteligencia de Estados Unidos ha acusado de un plan deliberado para influir en las elecciones presidenciales de 2020 al difundir información falsa sobre Biden durante su campaña contra el entonces presidente Donald Trump.

En junio, durante su cumbre con Putin en Ginebra, Biden advirtió a Putin que controlara las actividades cibernéticas maliciosas de su país, incluidos los ataques de ransomware y la interferencia en la política estadounidense. Pero dados los nuevos informes, está claro que el mensaje no se mantuvo, al menos no todavía. Biden después de la cumbre buscó moderar las expectativas.

“Descubriremos dentro de los próximos seis meses a un año si realmente tenemos o no un diálogo estratégico que importe”, dijo Biden en ese momento. “Descubriremos si tenemos un acuerdo de ciberseguridad que comience a traer algo de orden”.

Bill Evanina, quien fue el alto funcionario de inteligencia a cargo de informar a los candidatos presidenciales sobre las amenazas a las elecciones de 2020, dijo que los rusos “ignorarán” el mensaje que Biden envió en la cumbre “como han ignorado todos los mensajes en las últimas décadas”.

“No creo que nadie en la administración de Biden o en el Congreso crea que Putin cambiará ninguno de sus comportamientos porque le pedimos que lo haga”, agregó Evanina, quien se fue después de las elecciones y ahora es directora ejecutiva de la firma asesora The Evanina Group.

“Asegurar nuestras elecciones es fundamental para nuestra democracia”, dijo un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional a CNN en un comunicado. “Supervisamos constantemente las amenazas, incluidos los esfuerzos extranjeros para influir o interferir en nuestros procesos democráticos, y trabajamos en estrecha colaboración con los funcionarios electorales estatales y locales para proteger nuestras elecciones”.

Putin dice que es una farsa que Rusia ataque a EE.UU. 0:47

“Un estado de conflicto perpetuo”

Los líderes estratégicos y militares de Rusia incorporan tácticas de guerra de información tanto en tiempo de guerra como en tiempo de paz, según un informe de 2020 del Centro para el Compromiso Global del Departamento de Estado, una doctrina que “habla de la formulación estratégica de Rusia que está en un estado de conflicto perpetuo con sus supuestos adversarios”.

Pero aunque la estrategia general de Rusia puede seguir siendo la misma, dijo Evanina, sus “tácticas cambian constantemente”.

Una gran razón para eso, señaló, es que los servicios de inteligencia de Rusia compiten entre sí, por lo que “buscan constantemente oportunidades para impresionar al jefe con formas nuevas y creativas de sembrar la discordia aquí y causar el caos en nuestra democracia”.

En lugar de simplemente intentar diseñar la victoria de un candidato en particular, como Moscú trató de hacer tanto en 2016 como en 2020 con el entonces candidato Trump, la estrategia más amplia de los servicios de inteligencia rusos es centrarse en ampliar los abismos sociales entre los estadounidenses amplificando voces extremistas existentes en ambos lados de la división política, dijeron Harding, Evanina y otros.

La comunidad de inteligencia a principios de este año publicó un informe que concluía que el gobierno ruso interfirió en las elecciones de 2020 con un impulso de desinformación que buscaba denigrar la campaña del presidente Joe Biden y apoyar a Trump. El informe de la Oficina del director de Inteligencia Nacional encontró que Rusia utilizó “representantes vinculados a la inteligencia rusa” para impulsar afirmaciones infundadas sobre Biden.

“Los mismos medios que impulsaban la propaganda electoral y la desinformación todavía lo hacen, y principalmente con respecto a la insurrección en este momento”, dice Clint Watts, un exagente del FBI ahora en el Instituto de Investigación de Política Exterior. “Putin está del lado de los insurrectos y ellos continuarán presionando en nombre del Partido Republicano y en contra de Biden”.

Informe de Inteligencia del Senado advierte por la repetición de la interferencia rusa en las elecciones de EE.UU.

En el verano boreal de 2020, agentes rusos utilizaron foros en línea para difundir puntos de vista extremistas sobre Black Lives Matter y, simultáneamente, sobre la policía. Y más recientemente, Moscú ha tratado de explotar el debate sobre las vacunas.

El Centro de Compromiso Global comenzó a advertir el año pasado que Rusia estaba utilizando sitios web marginales para capitalizar las dudas sobre las vacunas en los Estados Unidos al promover teorías de conspiración en torno a la vacuna contra el coronavirus. Facebook anunció el miércoles que ha eliminado cientos de cuentas de Facebook e Instagram que en gran parte se agotaron en Rusia y que estaban difundiendo teorías de conspiración de vacunas a “audiencias principalmente en India, América Latina y, en mucho menor medida, Estados Unidos”, según un informe publicado por la empresa de redes sociales.

“No es como si estuvieran eligiendo un bando”, dijo Harding. “Están sentados a ambos lados y gritando desde los bordes”.

¿Qué pasa con China e Irán?

La comunidad de inteligencia ha advertido públicamente que China e Irán también han tratado de inmiscuirse en la política estadounidense, pero una fuente familiarizada con la inteligencia dijo que, hasta ahora, no ha habido indicios de que ninguna de las dos naciones esté apuntando activamente a las elecciones intermedias de 2022.

En cualquier caso, ambas naciones enfocan las operaciones de influencia en los Estados Unidos de manera diferente a Rusia, dijeron varias fuentes.

China redobla su apuesta sobre teoría de la conspiración sin fundamentos de que el covid-19 es de “origen estadounidense”

China “ha estado intensificando sus esfuerzos para moldear el entorno político en Estados Unidos para promover sus preferencias políticas, moldear el discurso público, presionar a figuras políticas que Beijing cree que se oponen a sus intereses y ahogar las críticas a China sobre temas como la libertad religiosa y la represión de la democracia en Hong Kong”, advirtió la comunidad de inteligencia en una evaluación de amenazas publicada a principios de esta primavera.

Pero los esfuerzos de Beijing son más “abiertos”, dijo la fuente familiarizada con la inteligencia, como presionar a las empresas y políticos estadounidenses o publicar su propia narrativa política en los medios estatales.

Esos mensajes, teóricamente, eventualmente podrían terminar filtrando a través del sistema digestivo de las redes sociales estadounidenses y potencialmente tener una influencia en la opinión pública. Pero “la inteligencia china no es tan buena en la manipulación social” y no se ha centrado en ella, dijo Evanina. “Rusia es dueña de ese espacio”.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up