Greta Thunberg aparece en la primera portada de Vogue Escandinavia

(CNN) — La activista climática adolescente Greta Thunberg fue revelada como la estrella de la portada del primer número de Vogue Escandinavia. Realizada por el dúo sueco de fotógrafos y conservacionistas Alexandrov Klum, la enigmática portada muestra a Thunberg con una gabardina reciclada y sentada con un caballo islandés llamado Gandalf en un bosque de las afueras de Estocolmo.

“Para este primer número, me siento increíblemente orgullosa de presentar a Greta Thunberg en la portada”, afirma la redactora jefe de la revista, Martina Bonnier, en la carta de presentación de la edición. “No solo es una figura escandinava singular y una fuerza de cambio, sino que también encarna el amor por la naturaleza, la búsqueda de la sostenibilidad y la intrepidez sin tapujos que está en el centro de nuestra visión”.

Greta Thunberg en la portada de Vogue Escandinavia. Crédito: Alexandrov Klum/Vogue Escandinavia

Thunberg acaparó por primera vez la atención mundial en 2018 cuando faltó a la escuela a los 15 años para protestar frente al Parlamento de Suecia, exigiendo al gobierno que redujera sus emisiones de carbono. Pronto catalizó un movimiento de huelgas climáticas juveniles, y ahora, a sus 18 años, Thunberg es una de las activistas medioambientales más visibles del mundo. Ha sido nominada al Premio Nobel de la Paz tres años consecutivos.

En un perfil publicado en Vogue Escandinavia, Thunberg destacó el papel de la moda rápida —la producción masiva de ropa barata y de moda que mantiene los precios bajos mediante la explotación laboral y la mala calidad— en el empeoramiento de la crisis climática.

“Si compras moda rápida, estás contribuyendo a esa industria y fomentando su expansión y fomentando que continúe su proceso dañino”, dijo a la revista. “Por supuesto, entiendo que para algunas personas la moda es una parte importante de cómo quieren expresarse y de su identidad”.

Mientras compartía la portada de Vogue en sus cuentas de las redes sociales, Thunberg también denunció a la industria por el “greenwashing”, o promoción de una imagen de conciencia ecológica sin hacer un cambio significativo, con gestos simbólicos y ambiguos en relación con la sostenibilidad.

“Muchos hacen parecer que la industria de la moda está empezando a asumir su responsabilidad, gastando cantidades de fantasía en campañas que se presentan como ‘sostenibles’, ‘éticas’, ‘verdes’, ‘neutrales con respecto al clima’ o ‘justas'”, escribió en Twitter. “Pero seamos claros: esto casi nunca es otra cosa que puro maquillaje verde”.

Thunberg y Gandalf, el caballo islandés. Crédito: Alexandrov Klum/Vogue Escandinavia

En 2018, 2.310 millones de toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero procedieron de la industria de la moda, lo que supone el 4% del total mundial.

El número inaugural de Vogue Escandinavia, que está disponible para pedir en línea y se centra en un tema central de la naturaleza, coincide con la publicación de un nuevo informe histórico del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC) sobre el cambio climático, en el que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) calificó de “código rojo para la humanidad”. El informe concluye que ya se han producido “cambios generalizados y rápidos” en el clima mundial, algunos de los cuales son irreversibles a estas alturas, y que es “inequívoco” que los humanos son la causa.

ONU: Este es un código rojo para la humanidad 2:52

La voz de una generación

El mensaje de la primera campaña de Thunberg, “Huelga escolar por el clima”, rebotó por todo el mundo en 2018, inspirando a decenas de miles de otros jóvenes a organizar sus propios llamamientos a la acción. Al año siguiente, se embarcó sobre el océano Atlántico en un viaje ampliamente publicitado a la ciudad de Nueva York para asistir a la Cumbre de Acción Climática de la ONU. Y no ha dejado de fustigar a los actores del poder mundial por fomentar la complacencia en lugar de la urgencia.

“Quiero que actúen como lo harían en una crisis. Quiero que actúen como si nuestra casa estuviera en llamas. Porque lo está”, dijo Thunberg en el Foro Económico Mundial de 2019.

Pero el enfoque directo de Thunberg para abordar el calentamiento global no ha sido bien recibido por todos. En otra parte de la nueva entrevista de Vogue, se dirigió a sus críticos, sobre todo al expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, que en 2019 tuiteó que Thunberg tenía un “problema de control de la ira”.

La gabardina de gran tamaño de Thunberg está hecha de una variedad de abrigos reciclados. Crédito: Alexandrov Klum/Vogue Escandinavia

“Hay que verlo desde una perspectiva más amplia”, dijo a Vogue. “¿Por qué escriben este tipo de cosas? Es porque sienten que estamos haciendo demasiado ruido y quieren silenciarnos, ya sea asustándonos o intimidándonos o para sembrar la duda… Así que eso es, en cierto modo, una señal muy positiva de que estamos teniendo un impacto”.

Y añadió: “No son malvados, simplemente no saben lo que hacen. Al menos eso es lo que intento pensar”.

También reflexionó sobre el impacto perturbador que la crisis climática ha tenido en sus años de formación. “Lo ideal sería simplemente volver a la escuela y terminar los estudios y no tener que preocuparse por el clima”, dijo en la entrevista. “Pero mientras haya necesidad de activistas, probablemente seré activista”.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up