Así se forjó el improbable e histórico triunfo del italiano Lamont Marcell Jacobs en los 100 metros

Tokio (CNN) — El italiano Lamont Marcell Jacobs estableció un nuevo récord europeo al lograr una impactante victoria en los 100 metros masculinos en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Juegos Olímpicos de Tokio 2020: resultados en vivo y las nuevas medallas olímpicas

El tiempo de victoria de Jacobs de 9,80 segundos el domingo lo colocó 0,04 segundos por delante del segundo lugar, el estadounidense Fred Kerley, y 0,09 segundos por delante del canadiense Andre De Grasse, tercer lugar.

Jacobs celebra el oro en los Juegos Olímpicos de Tokio.

El triunfo fue el final de unos gloriosos minutos para Italia en el Estadio Olímpico con la victoria de Jacobs poco después de la medalla de oro de Gianmarco Tamberi en el salto de altura.

Los dos hombres se abrazaron cuando Jacobs, el primer italiano en ganar 100 metros de oro en los Juegos Olímpicos y el primer europeo en hacerlo desde Linford Christie de Gran Bretaña en 1992, cruzó la línea de meta.

“Era mi sueño de infancia ganar unos Juegos Olímpicos y, obviamente, un sueño puede terminar siendo algo diferente, pero correr esta final y ganarla es un sueño hecho realidad”, dijo Jacobs, de 26 años.

“Quiero agradecer a mi familia que siempre me ha apoyado, a mis hijos y a mi mamá, quien ha sido mi fan número uno desde que era niño, y a mi equipo que me ha seguido y a los que me apoyan”.

En una tarde calurosa y húmeda en Tokio, donde la temperatura rondaba los 30 grados Celsius, la carrera comenzó en circunstancias nerviosas cuando Zharnel Hughes de Gran Bretaña fue descalificado por una salida en falso.

Resultó ser un golpe de suerte para Jacobs, quien tuvo el tiempo de reacción más lento fuera de los bloques, más de medio segundo, durante la primera salida.

Jacobs, Kerley y De Grasse obtuvieron récords personales en la final, y De Grasse agregó otra medalla de bronce a la que ganó en los Juegos Olímpicos de Río hace cinco años.

En la primera final masculina de 100 metros desde que el tres veces campeón Usain Bolt se retiró del atletismo, Jacobs, cuyo tiempo fue 0,01 segundos más rápido que el de Bolt en Río, fue un sucesor poco probable del jamaicano. Había estado compitiendo en salto de longitud hasta 2017 antes de cambiar su enfoque únicamente a las carreras de velocidad.

“Realmente no sabía nada sobre él. La primera vez que competí contra él fue en la Liga Diamante de Mónaco (en julio)”, dijo Kerley más tarde sobre Jacobs. “Hizo un trabajo fantástico (aquí)”.

Kerley había terminado tercero en las pruebas olímpicas de EE.UU. en junio, detrás de Trayvon Bromell, considerado el favorito para ganar el título de los 100 metros antes de los Juegos Olímpicos, y Ronnie Baker. Sin embargo, Bromell no pudo clasificarse para la final en Tokio y Baker terminó quinto detrás de Akani Simbine de Sudáfrica.

Jacobs (izquierda) y Tamberi se abrazan después de la final masculina de 100 metros.

“Ejecuté la carrera a la perfección y obtuve una medalla de plata. No puedo quejarme”, dijo Kerley.

“La carrera fue una carrera hermosa. Obtuve un PB (mejor marca personal) y una medalla de plata. Tengo la suerte de estar en la etapa más importante de mi carrera”.

En una noche llena de incidentes en Tokio, Tamberi compartió la medalla de oro masculina en salto de altura con Mutaz Essa Barshim de Qatar. Los dos hombres tenían récords idénticos después de superar 2,37 metros en la final, pero ninguno pudo superar los 2,39.

Poco antes, la venezolana Yulimar Rojas rompió el récord mundial de triple salto femenino por 17 centímetros, sellando la medalla de oro con una distancia de 15,67 metros.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up