Simone Biles, Naomi Osaka y la salud mental en el deporte: por qué es importante hablar de esto como ellas lo hicieron, qué hace falta y algunos consejos de expertos

(CNN Español) — Pocos espectadores el martes en las gradas del Centro de Gimnasia de Ariake. La pandemia de covid-19 no lo permitió. Pero millones estaban atentos a sus pantallas, dispositivos móviles, radios. Simone Biles, gimnasta estadounidense que es considerada por muchos como la mejor de la historia, estaba a punto de iniciar su segunda participación en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, aunque esta vez era por medalla y no solo una ronda clasificatoria.

Fecha: martes 27 de julio de 2021. Evento: final de gimnasia femenina por equipos. Prueba inicial: salto de caballo. Biles tenía la mirada hacia el frente, aunque volteaba a los lados en ocasiones. Dio el arranque a su carrera, llegó al salto, se impulsó por lo aires, pero el aterrizaje no fue limpio. Algo pasó.

La gimnasta se retiró de la final por equipos (y después también de la final individual all-around). Se temía una lesión física debido al aterrizaje que tuvo (casi cae de rodillas), pero la afectación estaba en aquello que no podemos ver: la mente.

Simone Biles y Naomi Osaka: cuidar la salud mental para estar bien físicamente

Simone Biles tropieza cuando aterriza durante la final femenina de gimnasia artística en los Juegos Olímpicos de Verano de 2020.

“Siempre que te encuentras en una situación de mucho estrés, te asustas”, dijo Biles, de 24 años, a periodistas después del evento. “Tengo que concentrarme en mi salud mental y no poner en peligro mi salud y bienestar”.

Biles fue clara: no había tenido ninguna lesión, pero señaló que se trataban de unos Olímpicos de mucho estrés, donde existen diversas variables que afectan el desempeño deportivo.

“Han sido realmente estresantes estos Juegos Olímpicos”, agregó la gimnasta. “Creo que, en general, no tener una audiencia: hay muchas variables diferentes que entran en juego. Ha sido una semana larga, un largo proceso olímpico. Ha sido un año largo, así que muchas variables diferentes. Creo que estamos demasiado estresados. Deberíamos estar aquí divirtiéndonos”.

Apenas unas horas antes, la tenista Naomi Osaka sufrió una derrota en la tercera ronda de la competición de tenis femenino, lo cual fue una sorpresa por ser una de las máximas representantes de Japón. Osaka también dijo que la presión y las expectativas que rodean su actuación contribuyeron a sus dificultades a la hora de competir.

Naomi Osaka, la protagonista en la ceremonia de apertura 3:11

“Definitivamente siento que había mucha presión en esto”, dijo Osaka después del partido. “Creo que es quizás porque no he jugado antes en los Juegos Olímpicos y para ser el primer año (era) demasiado. Creo que estoy contenta de cómo jugué, de tomarme ese descanso que tuve”.

Los Juegos Olímpicos fueron el primer torneo de Osaka desde que se retiró del Roland Garros hace dos meses por motivos de salud mental.

“Me he tomado descansos largos antes y he conseguido hacerlo bien”, dijo Osaka. “No digo que lo haya hecho mal ahora, pero sí sé que mis expectativas eran mucho mayores.

Tanto Biles como Osaka, más allá del resultado en la competencia, ponen en el ojo público el tema de la salud mental, que es de vital importancia y que afecta a muchos deportistas desde hace años. Necesitamos hablar de esto ya.

Un problema más grande de lo que pensamos

Biles y Osaka alzaron la voz y ahora es posible visibilizar de mayor manera el tema. Son estandartes de la situación y dos mujeres que han visto afectada su salud mental, pero el problema es más grande de lo que pensamos.

De acuerdo con el ‘Informe de epidemiológico de salud mental en el deporte’, realizado por las empresas Euroamericas Sport Marketing y Sport Hub Innovation Center (ambas dirigidas por Gerardo Molina), cuatro de cada 10 deportistas revelaron sufrir ansiedad, “una patología descrita como una sensación que combina inquietud, impaciencia, alarma, incertidumbre y temor”.

“Además, dos de cada 10 deportistas sufrieron de depresión en algún momento de su carrera: 25% la atraviesan actualmente y el otro 45% indicaron haberla sufrido en el pasado”, señala.

El informe, a cuyo resumen ejecutivo tuvo acceso CNN, data de marzo de 2020 y para llevarlo a cabo se entrevistaron a casi 4.000 deportistas de América y Europa.

Los datos dan magnitud a una parte del problema; sin embargo, se trata de un informe antes del covid-19, dijo Molina en entrevista con CNN, por lo que las cifras pueden ser mayores debido a las afectaciones a la salud mental que ha provocado la pandemia

“La salud en realidad es el bienestar físico, el bienestar mental y social de una persona en general. En el deporte, solo se habla desde lo físico y del entrenamiento, dejando de lado esta definición de lo que significa la salud, que no es solamente entrenar y estar en buen estado”, le dijo Molina a CNN.

¿Por qué los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 parecen más complicados para la salud mental de los deportistas?

“En el alto rendimiento actual, nos vamos a encontrar que no es saludable hoy porque se ha vuelto una verdadera obsesión. El hecho de buscar el triunfo bajo cualquier tipo de circunstancia y sin soporte”.

Y el problema de la poca importancia a la salud mental en el deporte no nació de la noche a la mañana, sino que es una consecuencia histórica.

Naomi Osaka

¿Cómo llegamos aquí? El deporte como un gran negocio

Según Molina, la industria deportiva tal como la conocemos ahora tuvo su auge a partir de los años 90 con la globalización: las ligas más grandes del deporte comienzan a transmitirse en varios países y los medios inician canales de televisión 100% deportivos.

Asimismo, las organizaciones deportivas (como clubes, federaciones, equipos, Mundiales, Juegos Olímpicos, entre otros) movieron su estructura hacia un enfoque empresarial debido al gran atractivo de la parte económica, agregó el especialista.

Desde estos momentos, es cuando se ve de mayor manera la presión que ejerce el deporte como negocio contra los atletas.

Simone Biles y la salud mental, uno de los problemas del deporte de alta competencia

“Todo lo que es el mundo que rodea al deportista exige mucho más: patrocinios, prensa, contratos. Por un lado, es lo que muchos deportistas desean, pero después estar ahí no es tan fácil y no es para para cualquiera”, dijo Juan Manuel Brindisi, psicólogo deportivo que ha trabajado con selecciones nacionales de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), en entrevista con CNN.

Suni Lee revela el consejo que le dio Simone Biles 0:41

Más presión desde la llegada de internet

Al momento de concebir a las organizaciones deportivas como un gran negocio, la parte deportiva queda como algo secundario, según Molina.

“No se concibió, en aquel entonces (década de 1990), el proceso de dividir a los clubes en dos áreas muy importantes, que es la estructura económica-financiera y la estructura deportiva. (Por ende), no se concibió dentro de la estructura deportiva un ámbito en donde estuviera presente el apoyo psicológico o el cuidado de la de la salud de los deportistas”, explicó el especialista en gestión deportiva.

Con la llegada del internet y las redes sociales, se impulsó aún más el deporte como negocio y, al mismo tiempo, la presión y violencia contra los deportistas, lo que impacta en su salud mental.

“La psicología deportiva estuvo y sigue estando ausente en los principales entes y en las principales propiedades deportivas. No hay una estructura (es decir, un ente rector específico) que se dedique a la psicología deportiva y al cuidado de la salud mental de los jugadores. Se necesita un espacio muy grande dentro de las estructuras y no una consulta externa” por parte de los propios atletas, agregó Molina.

Los medallistas de oro se alejan de las redes sociales para evitar la “presión externa”

Problemas sociales

Junto con las presiones inherentes de la industria y lo que conllevan las redes sociales, también están presentes los problemas sociales que continúan afectando de manera importante a sectores históricamente desfavorecidos y marginados.

“Las problemáticas que provienen de la sociedad y del contexto afectan al jugador y afectan a los deportistas. Tenemos problemáticas como son el racismo, la homofobia, el sexismo, el perfeccionismo exigido. Todos ellos de alguna manera pueden tener algún tipo de posibles daños a la salud mental”, indicó Molina.

Simone Biles ha sido una víctima directa de una de estas problemáticas. En 2018, la gimnasta estadounidense denunció que Larry Nassar, exdoctor del equipo de gimnasia de Estados Unidos, abusó sexualmente de ella.

“Yo también soy una de las muchas sobrevivientes que fueron abusadas sexualmente por Larry Nassar”, dijo Biles en una publicación en Twitter con el hashtag #MeToo.

Larry Nassar tiene miles de dólares en su cuenta de la prisión, pero se limita a hacer los pagos mínimos a sus víctimas, según documentos judiciales

Biles fue una de las casi 200 mujeres y niñas deportistas que dijeron haber sido abusadas por el otrora respetado médico, incluyendo Aly Raisman, Gabby Douglas y McKayla Maroney, parte del equipo de gimnasia olímpico estadounidense “Fierce Five” que ganó el oro en 2012. Muchas dijeron que fueron presionadas para permanecer en silencio por instituciones poderosas, incluyendo USA Gymnastics, el cuerpo gobernante de ese deporte en Estados Unidos.

Simone Biles del equipo de Estados Unidos compite en viga de equilibrio durante la calificación femenina en el segundo día de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Crédito: Laurence Griffiths / Getty Images

Presión más fuerte para las mujeres

“Durante demasiado tiempo me he preguntado a mí misma: ‘¿Fui demasiado ingenua? ¿Fue por mi culpa?’. Ahora sé la respuesta a esas preguntas. No, no fue mi culpa. No, no llevaré la culpabilidad de Larry Nassar, USA Gymnastics y otros”, dijo Biles en 2018.

En diciembre de 2017, Nassar se declaró culpable de cargos federales de pornografía infantil y fue sentenciado a 60 años en prisión. Luego, en enero de 2018, se declaró culpable de siete cargos de conducta sexual criminal en el condado de Michigan y fue sentenciado a entre 40 y 175 años de prisión. Y, en febrero de 2018, se le sentenció a entre 40 y 125 años de prisión después de declararse culpable de tres cargos de conducta sexual criminal en el condado de Eaton, Michigan.

El increíble camino de Simone Biles a la gloria olímpica 1:36

“Ella es increíblemente valiente, pero la gente también necesita entender que, cuando eres agredido sexualmente cientos de veces, tiene consecuencias e incluso ella fue agredida por él en competencias importantes, incluidas competencias internacionales… cientos de veces cuando era niña, y cualquiera que piense que esto es fácil para ella, que piense de nuevo”, dijo John Manly, el abogado que representó a Biles y otras víctimas de Nassar, después de que ella se retirara de la competencia.

CNN se puso en contacto con USA Gymnastics para obtener un comentario pero no ha habido respuesta. Anteriormente ha negado haber escondido el comportamiento de Nassar y pidió disculpas a las víctimas.

El estigma sobre el cuidado de la salud mental 5:39

El peso que tienen que cargar mujeres como Simone Biles es muy grande, lo que genera posibles afectaciones a la salud mental. Naomi Osaka, por su parte, también ha tenido que soportar esta presión relacionada con problemas sociales.

La tenista japonesa comenzó a pronunciarse a favor del movimiento Black Lives Matter en 2020, cuando en el Abierto de Estados Unidos usó un cubrebocas diferente por partido, el cual hacía referencia explícita a las víctimas de la violencia racial en EE.UU.

Sin embargo, Osaka no se había pronunciado antes sobre esta situación por la presión social de que ella tenía que ser una mujer moderada y enfocada únicamente en su juego, según explica.

“Es un poco raro, porque tengo un montón de cosas acumuladas que quiero decir, pero me da mucho miedo. Se supone que debo ser buena y callada, que debo cuidar mi imagen”, dice Osaka en el tercer capítulo de su miniserie documental en Netflix.

Nadal y Serena, dos visiones distintas al retiro de Naomi Osaka en Roland Garros

Esto no hace más que enfatizar la situación que viven las mujeres, pero también la valentía que tuvieron deportistas como Biles y Osaka al alzar la voz, según la Dra. Ángela Londoño-McConnell, psicóloga, presidenta y cofundadora de AK Counseling & Consulting Inc.

“Las mujeres a veces, desafortunadamente, han sido vistas como el género más débil, que no pueden asumir ciertas cosas. (Por ello), la gente quizá las va a juzgar mucho más negativamente y mucho más fuerte que a un hombre. Lo que tenemos que recordar es el valor que estas dos mujeres y muchas más tuvieron de decir: ‘No puedo en este momento, me voy a retirar’ de una competencia de la que ellas han estado entrenando toda su vida. Eso toma mucho valor. Creo que lo tenemos que reconocer. No todas las personas lo hicieron y eso es de admirar, porque es algo que de verdad fue supremamente difícil, pero lo hicieron porque necesitaban hacerlo por ellas, no por nadie más”, destacó Londoño-McConnell en entrevista con CNN.

La violencia que hace menos a las mujeres alcanza comunidades como la LGBT+. Si bien en casos como el de Carl Nassib (que es el primer jugador en actividad de la NFL en comunicar que es gay) hubo muchos mensajes de apoyo en redes sociales, continúa la homofobia, misoginia o transfobia en deportes como el fútbol americano.

“Hubo mucha habla acerca de por qué están diciendo esto. (Se piensa que) ellos deben ser hombres fuertes, pero en el fútbol no hay espacio para ser débil, para ser vulnerable. Entonces yo creo que ellos también han recibido eso. De diferentes maneras, creo que ninguno de los géneros gana cuando hablamos de esto de una manera denigrante”, señaló la especialista en Psicología.

Nassib, el primer jugador activo de la NFL en anunciar que es gay 1:10

Deportistas buscan ayuda por fuera

Con todas estas presiones que pueden llegar a afectar la salud mental, Sergio Díaz, entrenador mental de atletas de alto rendimiento y fundador de The Mind Institute, enfatizó el punto de que es necesario un ente específico que rija las cuestiones de salud mental en el deporte, pues han tenido diversos casos donde los atletas son los que buscan ayuda por su cuenta.

“Nosotros nos hemos encontrado con que son los deportistas quienes terminan buscando la solución”, recalcó Díaz en entrevista con CNN.

ANÁLISIS | La salud mental ocupa un lugar destacado en las noticias desde Tokio hasta Washington

Esto es una necesidad aún más imperante en América Latina, añadió el especialista, donde las estructuras deportivas tienen menores presupuestos que en los países desarrollados.

“Pienso que también es una buena oportunidad para mandar un mensaje: las instituciones tienen que ser más agresivas porque hoy tienen programas de formación muy livianos.

“Entonces, tenemos atletas que entran en depresiones, que entran en procesos ya como tal de enfermedades mentales y no hay nadie que los acompañe porque al final nadie está pendiente de ellos”, criticó Díaz.

Deportistas, afectados desde varios flancos

De acuerdo con Brindisi, las afectaciones a nivel mental vienen también porque el deportista de alto rendimiento compite a una mayor exigencia que hace 20 o 30 años, con calendarios cada vez más apretados.

Brindisi recalcó que estos dos casos de Biles y Osaka se dan, además, en deportes que son individuales, lo que también conlleva una posible afectación mental. Aunque la gimnasia se trate de un deporte en equipos, en el momento de participar es el o la deportista sola en su aparato. Con el tenis, si bien hay modalidad de dobles, el referente es la competencia individual.

“Ese nivel de exposición (en deportes individuales) es todavía más fuerte. Algunas personas lo pueden lidiar mejor y otras personas no pueden lidiar con eso. Por eso aparecen todos estos síntomas que uno ve ahora, pero ya de por sí el contexto es estar cada vez más exigidos, cada vez es un poco más lo que se pide”, señaló.

Este es un punto en el que la tenista Naomi Osaka concuerda y en el cual hace énfasis.

“Nadie sabe todo lo que sacrificamos para ser buenos (…). Creo que se necesita mucha fortaleza mental para jugar tenis porque es un deporte individual. En cierto modo, estás solo”, menciona Osaka en el primer capítulo de su documental en Netflix.

Seguimiento ante señales de alerta y formación clínica

La Dra. Ángela Londoño señaló que a los deportistas se les ve como “superhéroes”, cuando en realidad son personas como todos los demás.

“Todos los atletas, en los estudios que se han hecho, demuestran que tienen el mismo nivel de ansiedad, de depresión, de agotamiento, que las personas en general. Ellos, como decimos, no son superhéroes, los tratamos como superhéroes, pero ellos son humanos también”, comentó.

Por tanto, recomendó que los deportistas deben llevar un seguimiento tanto para mantener el alto rendimiento como para elevarlo, pero esto desde el punto de vista emocional y psicológico.

“Entonces esas estrategias van más a la parte emocional y psicológica del día a día, de cómo manejar el estrés, de cómo saber reconocer cuando están ansiosos, depresivos”.

Brindisi, por otra parte, señaló que es muy importante que los deportistas tengan acceso a un psicólogo deportivo, pero esto siempre tiene que estar acompañado de la parte clínica.

“Se habla mucho de psicólogos deportivos, pero el tema es que el psicólogo deportivo que trabaje tenga también formación clínica. ¿Qué significa esto? Que puede haber cuando no es solamente un problema de atención y concentración, sino que ahí hay un síntoma de una persona que está padeciendo. Si (el psicólogo) no puede tratar ese síntoma, que pueda hacer una derivación a otro profesional que lo pueda tratar”.

Cada vez más deportistas olímpicos hablan sobre su salud mental

Puede haber casos en que el psicólogo, por no detectar que se trata de un problema clínico, mete más presión al deportista y termina empeorando la situación.

“Si el psicólogo deportivo no se da cuenta y le empieza a meter más presión, como ‘vamos a concentrarnos más, vamos a trabajar más’, termina explotando”, dijo Brindisi.

Algunos de los síntomas a los que hace referencia Brindisi, los cuales son señales de alerta, son cuando alguien ya no quiere entrenar o cuando ya no quiere levantarse para entrenar, y esto se vuelve una situación que se repite cada vez más.

“Alguien que habitualmente disfruta de esto, pero que ves que ya no quiere entrenar, entonces algo está sucediendo”, añadió.

¿Qué hacer ante esta situación?

El entrenador mental Sergio Díaz dijo que, desde que somos pequeños, no se nos enseña a ser personas, por lo que debería haber una formación en salud mental desde los primeros años de educación.

“Es una realidad que se puede promover, que se puede enseñar (la salud mental). Así como a los niños en el colegio les enseñamos matemáticas, yo creo que también está válido quitar ese tabú y empezar a promover de manera insistente que yo a un niño en el colegio, desde que tiene 5, 6, 7 años, le puedo enseñar cómo manejar sus emociones: qué es una emoción, qué es un estado de ánimo, cómo recuperar la calma en un momento de crisis, cómo tener paciencia, cómo crear y desarrollar la resiliencia.

“Pero tenemos que incorporar estas prácticas y estos modelos pedagógicos dentro de los currículums académicos, de las instituciones y, por supuesto, en el deporte”, destacó Díaz.

Niños en contacto con zonas verdes son más saludables 1:11

Asimismo, señaló que, para promover este tema en el deporte, se deben considerar tres factores acerca de la salud como una cuestión integral.

“Para yo poder tener salud en 360 grados de mi vida, necesito entrenar los tres cuerpos que componen al ser humano: el cuerpo físico (ejercicio, alimentación, sueño), el cuerpo mental (alimentar la mente con conocimiento para ejercitarla, cuidar las relaciones personales) y el cuerpo espiritual (aprender de los valores y las virtudes de los seres humanos, sin importar de quién se trate, el respeto, la tolerancia, la paciencia, la prudencia, el compromiso, la disciplina)”, indicó Díaz.

“Mentalidad de campeona”

Este es el nombre que recibe el segundo capítulo del documental de Osaka, que salió el 16 de julio de este año en Netflix, y nos da un indicativo de la presión constante con la que vive la tenista.

“Aún no tengo mentalidad de campeona, y eso es algo indispensable para ser competitivo aunque no estés jugando al 100%. Siempre he deseado ser así, pero aún tengo mucho que aprender”, dijo Naomi Osaka en conferencia de prensa (que se incluye en este capítulo del documental) tras perder en la tercera ronda del Abierto de Australia a inicios de 2020.

Sobre esto y todos los demás factores que llevan a problemas de salud mental, Christina Balinotti, especialista en Psicología Familiar, señaló que es necesario que los entrenadores tengan capacitación psicológica para atender las señales de alerta.

“El coach que entrena al deportista físicamente debe tener conocimientos psicológicos, debe saber cuándo parar, cuándo no exigir demasiado, cuándo la persona necesita una ayuda psicológica y entonces derivarlo al psicólogo deportólogo”, recomendó Balinotti en entrevista con CNN.

La autoexigencia en deportistas que están en el alto rendimiento como Osaka tiende a ser mayor y, por ende, la persona está más expuesta que otras a problemas de salud mental, según la especialista.

“Una persona que está en ese nivel de trabajo, en esa exigencia, es una persona que está más vulnerable que ninguna otra, porque está expuesta al qué dirán todos, al juicio de la gente, al juicio de sus padres, de su familia y de ellos mismos con la autoexigencia que se imponen”.

Derivado de ello, agregó Balinotti, se pueden presentar trastornos psicológicos, donde los más comunes son los de la ansiedad: fobias y ataques de pánico, por ejemplo.

“Estos trastornos de la ansiedad se podrían agudizar en trastorno o enfermedad mental. Ahí le ponemos un énfasis superior”, dijo.

En el marco de toda la situación de la salud mental en el deporte, la psicóloga destacó que tanto Osaka como Biles son el “puntapié inicial” de este movimiento.

“Pero después hay que hacer toda una pedagogía. Viene la concientización de de todos en la comunidad. Tiene que haber una apertura social al diálogo de estas cuestiones”, recalcó.

Simone Biles prioriza la mente sobre el deporte en Tokio 2:54

Osaka se siente incómoda al ser la abanderada de este problema, pero es un hecho que abraza esta posición y que, como coinciden especialistas, es tiempo de hablar ya sobre el problema.

“Me siento incómoda siendo la portavoz o la cara de la salud mental de los atletas, ya que todavía es algo nuevo para mí y no tengo todas las respuestas. Espero que la gente se sienta identificada y entienda que está bien no estar bien, y que está bien hablar de ello”, escribió este mes en la revista Time.

Y finaliza su documental con la siguiente frase: “Honestamente, el tenis no es necesario para nada. Es lo que hago y me encanta, pero hay cosas más importantes en el mundo”.

Con información de Jill Martin, Emanuella Grinberg, César López, Ben Church y George Ramsey.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up