Muchos compradores de casas se están retirando del mercado inmobiliario

(CNN Business) — Comprar una casa propia se convirtió en una prioridad para Kelly Robinson durante la pandemia, ya que comenzó a sentirse apretada en su apartamento de Indianápolis.

“Tener que quedarme tanto tiempo en casa el otoño pasado me hizo decidir que es tiempo de comprar una casa”, dijo. Entre las principales comodidades que buscaba estaban el espacio al aire libre y más privacidad.

Las tasas de interés en una baja histórica la motivaron aún más, y Robinson puso su meta de comprar durante la primavera boreal cuando esperaba que hubiera más propiedades disponibles. También le daría tiempo para poner sus finanzas en orden.

“Pero para el momento en que me preaprobaron el crédito y comencé seriamente a mirar casas, el mercado se volvió loco”, dijo.

Robinson dispuso un presupuesto de US$ 250.000. Pero en su mercado -el suburbio de Greenwood- las casas comenzaron a venderse en cuestión de días, con hasta 10 ofertas en competencia, y a veces de hasta US$ 100.000 por encima del precio solicitado.

“’Una locura’ para mí es no hacer una inspección porque quieres ser el número uno en la lista del dueño de la casa”, dijo. “Ese es un riesgo que no estoy dispuesta a tomar. ¿Y tener que tomar una decisión inmediata el día que ves la casa? Eso es otra cosa que me pone realmente nerviosa”.

Por eso decidió congelar la búsqueda de casa y seguir alquilando.

¿Por qué suben los precios de las casas? 3:37

“Hay tantos compradores agresivos allí afuera y no estoy dispuesta a competir con eso”, dijo. “Necesito ser feliz hoy, pero también quiero ser feliz dentro de un año. Si pago de más o no hago una inspección, eso va a generar más problemas en el camino”.

Frente a ofertas en efectivo que no pueden igualar y la violenta competencia en cada casa que visitan, muchos compradores se están saliendo del mercado y optando por esperar y reevaluar sus opciones.

Compradores “quemados”

El mercado inmobiliario estuvo encendido durante esta primavera, y dejó a muchos posibles compradores “quemados”. Las hipotecas de tasas bajas han estado alimentando la demanda, pero también hubo un récord de baja en el inventario de propiedades disponibles. Eso empujó los precios de las viviendas a un récord alto, con algunas casas que atrajeron múltiples ofertas en efectivo, y otras que se vendieron a US$ 1.000.000 por encima del precio de lista.

Hay locura del mercado inmobiliario

Pero la venta de casas ha caído por cuarto mes consecutivo, en parte porque no hay suficientes casas para comprar, pero también porque la competencia y los altos precios son desincentivos para aquellos que no pueden competir, según un reporte reciente de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por sus siglas en inglés).

“Claramente las ventas están bajando en parte debido a una baja en el inventario, pero la asequibilidad está empujando a algunos compradores afuera del mercado”, dijo Lawrence Yun, jefe economista de la NAR. “Los compradores de casas califican para una hipoteca basada en sus ingresos, pero con los precios aumentando un 20% o más, simplemente quedan afuera del mercado”.

Aumentan los precios y las compras de pánico de casas 1:16

El efecto de los precios altos

Solo el 32% de los consumidores creen que es un buen momento para comprar una casa, según el Índice de Sentimiento de Compra de Viviendas Fannie Mae de junio. Esa es una baja récord. La principal razón por la que la gente se manifestó pesimista en cuanto a la compra de casas fueron los altos precios. Ese sentimiento fue particularmente fuerte entre los inquilinos que buscaban comprar por primera vez, dijo Doug Duncan, vicepresidente y jefe economista en Fannie Mae.

“Mientras que todos los segmentos encuestados han expresado mayor negatividad en cuento a la compra de viviendas durante los últimos meses, los inquilinos que dicen tener en planes comprar una casa en los próximos años han demostrado un mayor declive en el deseo de comprar una casa que los propietarios”, dijo. “Es posible que las preocupaciones respecto a la asequibilidad afecte más a quienes aspirar a comprar casa por primera vez que a otros segmentos de consumidores que ya son propietarios”.

De todos modos, incluso ante las duras condiciones de compra, muchos candidatos a propietarios siguen intentando comprar ahora, dijo Duncan, especialmente con las tasas de hipoteca todavía relativamente bajas y el pago inicial listo para usar.

“Estoy animando a mis compradores a mantenerse en el camino”, dijo Corey Burr, vicepresidente de la agencia inmobiliaria internacional TTR Sotheby’s en Washington. “Ellos necesitan tener una confianza persistente en que su casa de los sueños estará disponible y podrán comprarla. Solo porque sea difícil no significa que sea imposible”.

¿Por qué suben los precios de las casas? 3:37

Recorrer el mercado salvaje alquilando

Es cierto, comprar una casa no es imposible. Muchas personas lo están haciendo. Pero más personas lo han intentado y aún no han podido. Y hay límites en cuanto a la cantidad de tiempo y energía emocional están dispuestos a invertir hasta ser expulsados del mercado.

Steven y Laura Andranigian, compradores por primera vez, planearon mudarse de su casa cerca de Monterey, California, al Valle de Coachella en el sur de California, donde tienen familia y Laura consiguió un trabajo como maestra en una escuela primaria.

Conseguir una casa que cueste menos de US$ 500.000 los tiene persiguiendo propiedades apenas entran en la lista. Muchas veces, las casas son vendidas incluso antes de que puedan hacer una oferta. Dos veces se les rieron por pedir tiempo para hacer una inspección antes de la oferta. Perdieron cinco ofertas hasta ahora.

La inflación sigue aumentando en EE.UU. Estas son las razones

“Te dicen ‘Aquí hay diez cosas que necesitas hacer para comprar una casa’”, dijo. “Hicimos 20 de esas cosas. Y todavía es como que no estamos habilitados a participar. Porque hay gente con dinero en efectivo que también quiere comprar aquí y ahora”.

Ellos han estado ahorrando para comprar una casa durante años y buscando durante meses. Pero ahora se dan cuenta de que sus opciones de compra son conseguir algo que necesite arreglos en una zona en donde no quieren vivir, esperar la construcción de una vivienda nueva y pagar un monto premium por ella, o comprar algo por encima de su presupuesto.

“La única manera de comprar [una casa que cueste] más de US$ 500.000 es que mis familiares me regalen o presten la diferencia”, dijo Steve Andranigian. “Pero parece excesivo que personas con trabajos buenos y estables obtengan US$ 200.000 de la familia. ¿Incluso cuando hiciste todo bien todavía necesitas más?”.

Los Andranigians decidieron abandonar la búsqueda de casas.

“Decidimos alquilar durante un tiempo mientras esperamos que el mercado inmobiliario se asiente o se resuelva su situación”, dijo Steven.

TikTok es útil para encontrar inquilinos 1:26

Pero conseguir un alquiler tampoco será fácil. El giro más irritante en los acontecimientos, dijo, sería tener que alquilar una casa sobre la que previamente hicimos una oferta.

Ya han visto algunas casas sobre las que ofertaron volver al mercado como casas de alquiler justo antes de cerrar la oferta. Aunque una propiedad como esa sería el lugar en el que amarían vivir, sería echar sal en la herida tener que alquilarla luego de intentar comprarla.

“Tener que hablar con el propietario, y escuchar que estaban sentados sobre un montón de dinero en efectivo y quisieron poner la vivienda en alquiler mientras nosotros solo estamos intentando comprar nuestra primera casa sería realmente difícil”, dijo.

“Pero ¿descubrir que el propietario es un fondo de cobertura y pertenece a una empresa sin rostro? Eso sería peor. No queremos alquilar el lugar. Queremos comprar”.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up