ANÁLISIS | El día de la verdad: las cifras que muestran que la batalla de Estados Unidos contra el covid-19 no ha terminado

(CNN) — No ha terminado. Ni está cerca de terminar. Si los fuegos artificiales del 4 de julio de Joe Biden marcaron un momento para declarar el fin de los días más oscuros de la pandemia, el lunes fue el día en que se hizo realidad que la lucha de la nación contra el covid-19 está yendo rápidamente en la dirección equivocada.

Se vislumbra una versión híbrida de la vida estadounidense que pasará por la normalidad en el futuro previsible, en la que la mayoría de los vacunados viven y muchos de los que rechazan las vacunas se enferman o mueren.

Casos de covid-19 aumentan en EE.UU. 0:40

En un momento de marcado simbolismo, la Academia Estadounidense de Pediatría publicó el lunes la nueva guía escolar sobre el uso de mascarillas con las esperanzas frustradas de que los niños a los que el covid-19 les robó una parte de su infancia pudieran volver a la escuela sin preocupaciones este otoño. La perspectiva de que millones de niños mayores de 2 años se cubran la cara en clase personificaba cómo la nación todavía está asediada. También es probable que desate otra guerra cultural política en algunos estados republicanos que aborrecen el uso de mascarillas y han prohibido a las escuelas que busquen proteger a los vulnerables de esa manera.

En otro golpe a la psique nacional el lunes, el Promedio Industrial Dow Jones se hundió más de 700 puntos en su mayor caída del año cuando la alarma sobre las infecciones virulentas de la variante delta golpeó las reservas de viajes, ocio y energía que habían sido exprimidas por la idea de un verano de libertad.

La incertidumbre de los Juegos Olímpicos

Y al mismo tiempo, los ojos se dirigieron hacia Tokio, donde se vislumbran más preocupaciones. Muy a menudo, los Juegos Olímpicos forjan una unidad nacional catártica gracias a los atletas inspirados para ir más rápido, más alto y más fuerte. Rara vez se ha necesitado tanto un momento así. Pero es poco probable que estos Juegos ofrezcan esa sensación de escape, como suele suceder: un brillo de gloria reflejada para la Casa Blanca.

Aumentan casos de covid-19 vinculados a los Juegos Olímpicos

En cambio, el viaje de la primera dama Jill Biden a Japón a finales de esta semana probablemente subrayará el riesgo de que estos Juegos Olímpicos se definan por la pandemia en curso, ya que las pruebas positivas nublan la ceremonia de inauguración del viernes, incluida la prueba positiva de una joven gimnasta estadounidense.

Aún así, el hecho de que el mayor espectáculo deportivo de la Tierra continúe, sin multitudes, representa otro momento de la humanidad que busca una apariencia de vida reconocible con la pandemia aún en su apogeo.

¿Puedo beber alcohol si me vacuno contra el covid-19? 0:56

Todos estos desarrollos, en muchos casos, representaron una comprensión de que las esperanzas de que el virus estaría en el espejo retrovisor este verano eran infundadas y que se justifica algún tipo de nuevo esfuerzo nacional.

“Si no conseguimos que se vacune a una proporción significativa de estas personas recalcitrantes, se verá un brote latente en nuestro país durante un período de tiempo considerable”, dijo el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del Gobierno, le dijo a Kate Bolduan de CNN el lunes.

Infecciones en personas vacunadas contra el covid-19, ¿quién es más vulnerable y cómo prevenirlas?

Canadá toma la delantera en la carrera de vacunas covid-19

El sentido de una nación aún lejos de la normalidad fue resaltado por la noticia de que Canadá, que sufrió una primavera brutal en medio de una escasez de vacunas, superó a EE.UU. en el porcentaje de adultos completamente vacunados. A diferencia de gran parte de Estados Unidos, hay poca politización de las vacunas al norte de la frontera.

En otro recordatorio de cómo el covid-19 todavía está remodelando el mundo, Washington advirtió a los ciudadanos que no visiten el Reino Unido. Fue luego de que Inglaterra levantó todas las restricciones a pesar de los crecientes casos del virus.

Olivia Rodrigo apoya campaña de vacunación de la Casa Blanca 2:36

El milagro de las vacunas –el 48,6% de los estadounidenses están completamente protegidos y hay niveles especialmente altos de vacunación entre las poblaciones de ancianos– significa que Estados Unidos no está en los problemas que tenía hace un año.

Pero la negativa de muchos ciudadanos a recibir sus vacunas, una tendencia profundizada por la desinformación conservadora, significa que muchos estadounidenses enfrentan mucha más miseria por venir, incluso cuando muchos de sus compatriotas reconstruyen sus vidas.

Las cosas no mejoraron el domingo cuando el expresidente Donald Trump, que parece más dispuesto a profundizar la desconfianza en Biden que a convencer a su rebaño de obtener las vacunas que él ayudó a desarrollar, se sumó al montón de propaganda sobre las vacunas.

ANÁLISIS | El pronunciamiento más reciente y peligroso de Donald Trump sobre las vacunas contra el covid-19

El Dr. Richard Besser, exdirector interino de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC), le dijo a CNN el lunes que creía que muchas personas que no están vacunadas terminarán infectadas por la variante delta “dado lo contagiosa que es, y también dado que está viendo concentraciones de personas que no fueron vacunadas viviendo juntas”.

La sensación surrealista de una nación atrapada en un extraño limbo de covid tardío se verá exacerbada el martes por las escenas de otro multimillonario, Jeff Bezos de Amazon, preparándose para despegar del insalubre planeta en un cohete personal.

Brotes ‘latentes’ de covid-19

Fauci describió la nueva realidad de la nación como “realmente desafortunada, porque lo que todos quieren en este país, y en otras partes del mundo, es poder aplastar este brote en el sentido de obtener el nivel de vacunación tan alto que el virus no tenga adónde ir”.

Si bien todos los estadounidenses enfrentan un dilema en términos de los riesgos que tomarán, y hasta dónde volver a la normalidad en términos de vida familiar y laboral, la nueva fase de la crisis de covid presenta un desafío particular para Biden.

Menores de 12 años, a la espera de vacuna contra covid 1:20

Los presidentes se definen por cómo responden a las crisis que enfrentan, y Biden ha hecho casi todo lo posible para cumplir con su misión autoproclamada cuando asumió el cargo de poner fin a la pandemia, incluso suplicar a millones de estadounidenses escépticos que se vacunen antes de que la variante delta venga por ellos.

Las personas no vacunadas contra el covid-19 corren el riesgo de sufrir el virus más grave de sus vidas, dice un experto

Pero es difícil ver qué cambio estratégico puede diseñar el presidente para mejorar la situación a corto plazo. La propaganda conservadora amenaza con hundir los esfuerzos de alcance del gobierno diseñados para comercializar vacunas que salvan vidas. Conmover a los votantes republicanos que no confían en él, las minorías que creen que los esfuerzos de vacunas anteriores tenían prejuicios contra ellos y el escepticismo de los estadounidenses rurales, que no han visto mucho covid-19 y piensan que no necesitan vacunarse, es poco probable que se logrará con otro discurso presidencial.

La preocupación de Biden por la desinformación

El presidente, que aparecerá en un foro de CNN el miércoles por la noche, dio un paso atrás en su afirmación la semana pasada de que las empresas de medios sociales como Facebook estaban “matando gente” con desinformación, lo que parecía delatar la frustración de que sus esfuerzos se vieron socavados por cosas fuera de su control.

“Facebook no está matando gente; estas 12 personas están dando información errónea. Cualquiera que las escuche se está haciendo daño. Está matando gente. Es mala información”, dijo Biden a los periodistas en la Casa Blanca el lunes.

ANÁLISIS | La guerra sobre la desinformación se calienta a medida que aumenta el número de casos de covid

Parecía estar citando datos del Centro para Contrarrestar el Odio Digital (CCDH), una organización sin fines de lucro, que en marzo indicaba que alrededor de una docena de personas eran súperpropagadoras de información errónea contra las vacunas.

No estaba claro por qué Biden se echó para atrás. Pero quizá librar una guerra de desinformación contra Facebook no sea la forma más productiva de moderar el escepticismo sobre las vacunas, especialmente en un momento en que la pandemia está empeorando.

Se han reportado más de 32.000 nuevos casos de covid-19 por día durante la última semana, un aumento del 66% con respecto a la semana pasada y un aumento del 145% con respecto a hace dos semanas.

Con cifras tan sombrías, el día de rendición de cuentas del lunes quizás estaba retrasado.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

This content was republished with permission from CNN.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up