ANÁLISIS | El crédito tributario por hijos es el mayor beneficio del Gobierno desde la Seguridad Social, pero solo por un año

(CNN) — Muchos millones de estadounidenses están comenzando a recibir cheques gubernamentales mensuales para ayudar a cuidar a sus hijos.

Buscando un programa gubernamental similar con el poder de afectar la pobreza en Estados Unidos, se me ocurrieron tres: Seguridad Social, Medicare y la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio.

Con la Seguridad Social, el Gobierno se asegura de que los estadounidenses mayores no caigan en la pobreza. Con Medicare, se asegura de que tengan seguro médico. Con la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, ayuda a otras personas que lo necesitan a comprar un seguro médico.

Ahora está tratando de asegurarse de que los niños estadounidenses reciban dinero todos los meses. Esto es algo muy grande. Pero es un experimento de un solo año por ahora, a menos que los demócratas puedan descubrir cómo forzarlo a pasar nuevamente por el Senado y hacer permanente el crédito enormemente ampliado.

La mayoría de los padres califican. A diferencia de los cupones de alimentos, ahora llamado Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria, o SNAP, beneficios u otros programas de asistencia social destinados solo a los pobres, este nuevo crédito es mucho mayor.

Más que solo los padres en extrema necesidad recibieron hasta US$ 300 por hijo depositados en sus cuentas bancarias el jueves. Este programa, una expansión de un crédito tributario existente, ayudará a la clase media e incluso a las personas que ganan cientos de miles de dólares.

Se enviaron los primeros pagos del crédito tributario por hijos. Esto es lo que debes saber

Parte del crédito tributario se reclamará el próximo año en la época de impuestos, pero el gran cambio es que una parte del beneficio se paga directamente a los padres por adelantado, lo que ofrece un aumento mensual.

El Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) ha estado tratando desesperadamente de llegar a los estadounidenses de bajos ingresos, a través de iglesias y otros grupos comunitarios, que tal vez no hayan necesitado presentar declaraciones de impuestos, pero ahora deberían hacerlo porque los calificaría para este crédito. De lo contrario, hasta 5 millones de niños podrían dejarse de lado, según un informe de CNN.

Estados Unidos ha estado avanzando poco a poco hacia este tipo de beneficio social durante años, en incrementos, y sobre una base bipartidista, aunque no de manera bipartidista.

Los republicanos duplicaron el crédito tributario por hijos a US$ 2.000 por hijo con su enorme proyecto de ley de recortes de impuestos en 2017, pero rechazaron esta nueva expansión, que los demócratas incluyeron en el proyecto de ley de asistencia de covid que aprobaron en 2021.

Pero la idea de dar dinero todos los meses para los padres estadounidenses (algo inédito en países europeos igualmente ricos) tiene claramente cierto apoyo bipartidista y podría ayudar a mantener a los menores estadounidenses fuera de la pobreza y mejorar la calidad de vida de los padres.

Comparte algunas similitudes con una propuesta impulsada a principios de este año por el senador republicano Mitt Romney de Utah (también, posiblemente, el padrino de Obamacare, el otro gran logro del gasto social demócrata de los últimos años). Los demócratas rechazaron su plan porque se pagó con recortes a otros programas que les gustan. Los demócratas pudieron convertir este experimento de un año en ley en parte porque no tuvieron que encontrar recortes para aprobar el paquete de ayuda de covid.

Ahora los demócratas están pidiendo que se consolide en la ley estadounidense.

“Celebremos este día, jueves 15 de julio de 2021, como el día en que la familia estadounidense se hizo mucho más fuerte”, dijo la vicepresidenta Kamala Harris durante unas declaraciones con el presidente Joe Biden en Washington. “Es un buen día, Estados Unidos”.

Ella se atribuyó algo de crédito por insistir en que el crédito se pagara mensualmente, lo que ayuda a los padres más necesitados a cubrir los gastos durante todo el año. También argumentó que el beneficio ayudará a los menores de edad después de que crezcan, al mejorar su salud y calidad de vida ahora.

“Los pagos pueden ser mensuales, pero el impacto de este crédito tributario por hijos sin duda será generacional”, dijo.

Una revisión de Brookings de la investigación sobre programas similares en escalas más pequeñas argumentó que los beneficios de tales pagos siguen a los niños hasta la edad adulta. También cita que los investigadores del Centro de Pobreza y Política Social de Columbia han argumentado que los cheques ayudarán a reducir la pobreza en particular entre los menores de edad negros, hispanos y nativos americanos.

¿Es esto un crédito tributario o un programa de asistencia social?

Los demócratas tienen cuidado de referirse a estos pagos como un “recorte de impuestos”, como hizo Harris el jueves. Los republicanos, como el senador Marco Rubio de Florida, lo llaman “asistencia social”. Le pregunté a Tami Luhby de CNN, que cubre programas de asistencia médica y asistencia pública, su opinión sobre esto:

LUHBY: Ambas partes tienen razón aquí. El crédito tributario por hijos ha existido durante años y ganó el apoyo de ambos partidos, incluido Rubio, quien presionó para aumentarlo como parte de los recortes de impuestos del Partido Republicano de 2017. Pero eso se debe en gran parte a que estaba disponible principalmente para las familias que trabajan: era necesario tener algunos ingresos para poder reclamarlo.

El American Rescue Plan hizo un cambio fundamental en el crédito, haciéndolo totalmente reembolsable para 2021. Eso permite que muchas más familias, incluidos los estadounidenses de ingresos más bajos que no tienen trabajo, lo reclamen. Más de 26 millones de niños necesitados ahora serán elegibles para el crédito completo gracias a este cambio, una herramienta clave en el impulso de los demócratas para reducir la pobreza infantil.

Aproximadamente 1 de cada 7 niños estaba en la pobreza en 2019, según los datos del último censo. Se espera que los cambios al crédito, incluido el aumento de la cantidad, reduzcan la pobreza infantil casi a la mitad este año.

Pero también ha causado revuelo entre los republicanos, que lo llaman asistencia social.

La eliminación de los requisitos de ingresos lo hace más parecido a un programa de asistencia del Gobierno, aunque también está abierto a la mayoría de las familias estadounidenses de clase media y media alta. Sin embargo, muchos defensores del crédito tributario por hijos ampliado lo comparan con un subsidio por hijo o un programa de ingreso básico universal que apoya a la mayoría de las familias en EE. UU.

¿Cuánto les cuesta esto a los contribuyentes (¡muchos de los cuales son padres que ahora reciben dinero en efectivo!)? El costo de expandir permanentemente el crédito tributario sería de casi US$ 1,6 billones en 10 años, según la Tax Foundation, o entre US$ 100.000 millones y US$ 110.000 millones en cada uno de esos 10 años, incluido 2022.

A modo de comparación, el Pentágono pidió US$ 715.000 millones para su presupuesto de 2022. Por lo tanto, esta expansión vale aproximadamente una séptima parte del presupuesto del Pentágono en 2022.

Para otra comparación, EE.UU. gasta mucho más de lo que ingresa. Se proyecta que el déficit presupuestario en 2021 será de US$ 3 billones y en 2022 US$ 1,2 billones, muchas veces el costo de este crédito.

Sin embargo, esto tiene una implicación para algunas familias: obtener el crédito en incrementos por adelantado podría tener consecuencias si esperan un reembolso de impuestos, advierte el Wall Street Journal.

Los primeros cheques. Si me sorprendió ver un cheque en mi cuenta bancaria esta mañana de “IRS TREAS 310 CTC”, estoy seguro de que millones de otros estadounidenses también lo estaban. No se emitió el primer cheque, ya que el IRS tiene información bancaria de muchas personas y la agencia simplemente presionó algunos botones.

Biden destacará el esfuerzo “histórico” para acabar con la pobreza infantil en su discurso sobre la ampliación del crédito tributario por hijos

No fue así después de que el Seguro Social se promulgara como ley en 1935. Los primeros cheques no salieron hasta 1940, después de que la gente hubiera contribuido al programa durante algunos años. Sabemos exactamente quién recibió el primer cheque. Era Ida May Fuller, una secretaria legal en Ludlow, Vermont.

Según la Administración del Seguro Social, ella “trabajó durante tres años bajo el programa del Seguro Social. Los impuestos acumulados sobre su salario durante esos tres años fueron un total de US$ 24,75. Su cheque mensual inicial fue de US$ 22,54. Durante su vida cobró un total de US$ 22.888,92 en beneficios del Seguro Social”.

¡Inflación! Esos US$ 24,75 equivalen a unos US$ 480,32 en la actualidad, según una calculadora de inflación, una tasa de inflación de 1.840,7%. Un dólar iba mucho más allá en ese entonces.

Un pensamiento aleatorio sobre la intrusión del Gobierno. Una parte del país está extremadamente nerviosa porque alguien que trabaja para el Gobierno toque a su puerta para alentarlos a vacunarse.

Me pregunto legítimamente cómo reaccionarán los padres contra la intrusión del Gobierno cuando vean aparecer nuevos pagos mensuales del Gobierno en sus cuentas bancarias sin pedirlo. Apuesto a que están más que de acuerdo con eso. Pero ya veremos.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up