OPINIÓN | Ni un mago más

Nota del editor: Camilo Egaña es el conductor de Camilo. Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas del autor.

(CNN Español) — Donald Trump reapareció este fin de semana ante el Partido Republicano de Carolina del Norte.

Con el peinado rococó menos estructurado, ese inglés chirriante con que habla y tal vez más delgado, volvió para hacer lo que único que parece saber hacer: pavonearse, mentir y confundir.

Entre otras cosas, dijo que es él quien merece el crédito por el rápido desarrollo de las vacunas contra el covid-19 y repitió lo de las elecciones. Lo que ustedes saben.
Confieso que intenté escucharle, pero lo que mi mente registraba era la imagen de alguien con la mirada fija en su ombligo; gesticulando con las manos para terminar de decir con ellas, lo que no puede con las palabras adecuadas.

Y creando nuevas grietas. Y profundizando los abismos.

Ese hombre vive un mundo paralelo y demasiado ajeno a la sensatez. Demasiado.

Apagué el televisor porque llega un momento en la vida en que a uno le deja de interesar el mago, la chistera y la magia. Incluso, como en mi caso, si el mago es tu abuelo materno.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up