Lo que significa el ciberataque a JBS para el suministro de carne

Nueva York/Sydney (CNN Business) — Es posible que algunos compradores quieran prepararse para otra posible crisis de suministro, esta vez con la carne.

El gigante productor de carne de res y cerdo JBS USA sufrió un ciberataque el fin de semana pasado, lo que provocó cierres reportados en las plantas de la compañía en Norteamérica y Australia.

La Casa Blanca ha dicho que el ataque de ransomware probablemente fue llevado a cabo por una organización criminal con sede en Rusia y que está tratando con el gobierno ruso al respecto. El gobierno australiano ha dicho que la policía estadounidense está tomando la iniciativa en la investigación del ataque.

Hasta ahora, algunas autoridades y grupos comerciales han asegurado que las operaciones volverán a la normalidad lo antes posible, disipando las preocupaciones de una interrupción importante. Pero los expertos advierten que dependerá de la rapidez con la que se resuelva el problema.

El ransomware causó el cierre del Oleoducto Colonial. Tú también podrías estar en riesgo

Australia espera alcanzar la ‘capacidad plena’ pronto

David Littleproud, el ministro australiano de Agricultura, Sequía y Manejo de Emergencias, dijo a CNN Business el miércoles que el país no cree que haya escasez de carne roja, a pesar de que JBS da cuenta de aproximadamente una cuarta parte del procesamiento de carne roja de Australia.

«Pero obviamente nos preocupa que hoy en día haya operaciones limitadas en las instalaciones de JBS en Nueva Gales del Sur y Victoria», dijo. «Es posible que mañana se reanuden algunos trabajos en Queensland. Esperamos que vuelvan a estar a plena capacidad pronto, pero no hay un cronograma definitivo».

El Consejo Australiano de la Industria de la Carne, un importante grupo comercial, dijo en un comunicado que «no hay indicación alguna de que este ciberataque vaya a causar un impacto importante en la oferta nacional de carne roja y productos porcinos de Australia».

Estados Unidos quiere mantener el suministro en movimiento

En Estados Unidos, un funcionario del Sindicato Internacional de Trabajadores Comerciales y de Alimentos dijo el martes por la noche que todas las plantas de carne de res JBS de EE.UU. estaban paradas.

JBS, mientras tanto, ha dicho que «la gran mayoría» de sus plantas de alimentos estarán abiertas el miércoles, y agregó que «JBS USA y Pilgrim’s pudieron enviar productos desde casi todas sus instalaciones para abastecer a los clientes». Las marcas de la compañía incluyen Pilgrim’s, Great Southern y Aberdeen Black.

El Departamento de Agricultura de EE.UU. también dijo que se ha acercado a los procesadores de carne en todo el país, alentándolos a acomodar capacidad adicional y ayudar a mantener la cadena de suministro en movimiento.

La agencia dijo que está hablando con organizaciones minoristas, de alimentos y de agricultura para «subrayar la importancia de mantener una comunicación estrecha y trabajar juntos para garantizar un suministro de alimentos estable y abundante».

Los precios de la gasolina en Estados Unidos están en un máximo de 7 años, justo a tiempo para el Día de los Caídos

Los problemas de suministro podrían depender del momento

¿Las consecuencias del ataque significarán un suministro de carne más ajustado por delante y, como resultado, precios más altos? Eso depende de la rapidez con la que se resuelva el problema, según los expertos.

«Incluso un día de interrupción afectará significativamente el mercado de la carne de res y la venta al por mayor precios de la carne de res», escribió Steiner Consulting Group, que se especializa en precios de materias primas, en una nota el martes.

En Estados Unidos, al menos, eso se debe en parte a la gran demanda de hamburguesas y otros productos de carne durante el fin de semana del Día de los Caídos.

«Los minoristas y los procesadores de carne vienen de un fin de semana largo y necesitan ponerse al día con los pedidos y asegurarse de llenar la caja de la carne. Si de repente reciben una llamada diciendo que el producto no se entregará mañana o esta semana, generará desafíos muy significativos», explicó Steiner.

El ataque también podría «limitar la disponibilidad de suministro de carne de cerdo y hacer subir los precios de la carne de cerdo en el corto plazo», dijo Steiner. El grupo señaló que «creemos que este es un problema importante, pero mucho dependerá de cuánto tiempo persista la interrupción».

Steve Meyer, economista de la firma de productos básicos Kerns and Associates, estuvo de acuerdo en que una interrupción de uno o dos días podría hacer que los precios al por mayor de la carne se dispararan. Pero si el problema se resuelve en unos pocos días, dijo, es poco probable que los restaurantes y las tiendas de comestibles transfieran esos costos a los consumidores.

«Probablemente absorberían esos en el corto plazo», dijo Meyer. «Siempre que haya luz al final del túnel».

Si tarda más en volver a la normalidad, digamos un par de semanas, los clientes pueden comenzar a sentir el impacto.

«Entonces probablemente habrá algunos compradores, quien sea que dependa de JBS para sus suministros, que probablemente enfrentarán escasez de producto», dijo. En ese caso, para los consumidores, dependería de dónde obtenga su carne su tienda local. «Si la compran a JBS, es posible que vea algo de escasez. Si no la compran a JBS, es posible que no vea nada en absoluto».

El productor de carne JBS USA sufre un ciberataque

‘Estamos muy preocupados’

Un restaurante ya ha cambiado su oferta debido al ciberataque. Evans Barbeque Company en Villa Rica, Georgia, dijo en una publicación de Facebook el martes que ya no aceptará pedidos a granel de carne de cerdo más allá de esta semana debido a la incertidumbre sobre el suministro.

«Estamos muy preocupados… porque esa es una parte muy importante de nuestro negocio», dijo a CNN Business Alicia White, copropietaria del restaurante.

Antes de la pandemia, es posible que los estadounidenses se hayan sorprendido ante la idea de una escasez de carne. Pero el año pasado expuso las limitaciones de la cadena de suministro de carne del país, que está altamente concentrada entre un puñado de proveedores, incluido JBS USA. Al principio de la pandemia, los trabajadores se enfermaron en instalaciones empacadoras de carne abarrotadas, lo que provocó que las plantas cerraran temporalmente sus puertas. La interrupción hizo que los precios se dispararan y provocó escasez.

Ahora, la perspectiva de más escasez podría encender las alarmas de los consumidores, especialmente porque ya han estado pagando más por la carne: los precios de la carne subieron un 6,1% durante las 17 semanas que terminaron el 1 de mayo en comparación con el mismo período del año anterior, según a las últimas cifras de NielsenIQ, que realiza un seguimiento de los datos de los puntos de venta de los minoristas. Los precios del pollo subieron un 4% y los precios de la carne de cerdo aumentaron un 2,6%.

Nathaniel Meyersohn, Alexis Benveniste, Brian Fung, Parija Kavilanz y Jill Disis de CNN contribuyeron a este informe.

This content was republished with permission from CNN.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up