La gran mentira de Trump sobre los resultados de 2020 sufre golpes legales y políticos en estados clave

(CNN) — Fue una mala semana para la Gran Mentira: las afirmaciones falsas del expresidente Donald Trump y sus aliados de que un fraude generalizado es el culpable de su derrota en las elecciones de 2020.

En un estado de campo de batalla, los senadores republicanos emitieron un informe que destripó las mentiras de Trump sobre el fraude electoral. En otro, un juez socavó las esperanzas de los partidarios de Trump de examinar casi 150.000 boletas por correo. Y a uno de los aliados más cercanos de Trump, Rudy Giuliani, le suspendieron la licencia para ejercer la abogacía en Nueva York.

Trump y sus partidarios con mentalidad conspirativa han estado anticipando con entusiasmo la conclusión de la auditoría plagada de problemas de los resultados del condado de Maricopa en Arizona, pero independientemente de su informe final, no tendrá ningún impacto en los resultados de las elecciones de 2020, ya que las elecciones ya se certificaron. Trump repitió sus mentiras electorales en un mitin en Ohio el sábado por la noche, pero los golpes de la semana pasada subrayaron la realidad de que sus opciones para continuar disputando las elecciones de 2020 se están reduciendo.

En Michigan, la Comisión de Supervisión del Senado estatal liderado por los republicanos dijo en un informe publicado el miércoles que no había «evidencia de fraude generalizado o sistemático» en las elecciones estatales de 2020. El informe incluyó una dura condena a las mentiras sobre el fraude electoral promovidas por Trump y sus partidarios.

«Nuestro hallazgo claro es que los ciudadanos deben confiar en que los resultados representan los verdaderos resultados de las votaciones emitidas por el pueblo de Michigan», dijo en su informe la comisión, presidida por el senador estatal republicano Ed McBroom. «La Comisión recomienda encarecidamente a los ciudadanos que usen ojos y oídos críticos hacia aquellos que han impulsado teorías demostrablemente falsas para su propio beneficio personal».

Luego, en Georgia el jueves, un juez desestimó la mayor parte de una demanda que alegaba que se habían emitido boletas fraudulentas por correo en el condado de Fulton, el condado más grande del estado, en las elecciones del año pasado, un golpe al intento de los demandantes pro-Trump de llevar a cabo un examen en persona de casi 150.000 papeletas de votación por correo con microscopios de alta potencia.

El juez desestimó siete de los nueve reclamos de la demanda contra los funcionarios del condado de Fulton, y solo permitió que avanzara la solicitud de los demandantes de imágenes digitales de las boletas conforme a la ley de registros abiertos del estado. Biden ganó el estado por 12.000 votos, y los funcionarios de Georgia ya han auditado los resultados de 2020 en tres ocasiones, incluido un recuento manual.

«El año pasado, le dije al presidente Trump y a otros que presionan la Gran Mentira que ‘o presentan o se callan’. Han pasado seis meses y no se ha presentado ninguna prueba de irregularidades. Ya es suficiente, todo este circo debe terminar «, dijo Robb Pitts, presidente de la Junta de Comisionados del condado de Fulton, en un comunicado.

Trump inicia gira de ‘venganza’ con los ojos puestos en un republicano de Ohio

El mismo día, Giuliani, quien había sido el abogado personal de Trump y uno de los aliados más cercanos de Trump en el avance de las mentiras sobre las elecciones de 2020, fue suspendido de ejercer la abogacía en el estado de Nueva York por un tribunal de apelaciones que encontró que hizo «declaraciones demostrablemente falsas y engañosas «sobre las elecciones de 2020.

En un fallo emitido tras un procedimiento disciplinario, el tribunal concluyó que «existen pruebas incontrovertidas» de que Giuliani, exfiscal de Manhattan, «comunicó declaraciones demostrablemente falsas y engañosas a los tribunales, los legisladores y al público en general en su calidad de abogado del expresidente Donald J. Trump y la campaña de Trump en relación con el fallido esfuerzo de Trump por la reelección en 2020».

«La conducta de Giuliani amenaza inmediatamente el interés público y justifica la suspensión provisional del ejercicio de la abogacía», escribió el tribunal.

Trump ha criticado las acciones que desafían sus mentiras sobre las elecciones de 2020. Atacó a sus oponentes políticos el sábado frente a una multitud de Ohio que coreó «Trump ganó» y emitió declaraciones la semana pasada plagadas de más falsedades.

Apuntando a McBroom de Michigan y al líder republicano del Senado estatal Mike Shirkey, incluyó los números de teléfono de ambos senadores en una declaración que decía: «¡Llamen a esos dos senadores ahora y haga que hagan lo correcto, o voten para sacarlos de la oficina!»

En otra declaración, se quejó de la demanda de Georgia del Departamento de Justicia: «En realidad, ¡debería ser al revés! El PUEBLO de Georgia debería DEMANDAR al Estado, y a sus funcionarios electos, por llevar a cabo una ELECCIÓN PRESIDENCIAL DE 2020 CORRUPTA Y AMAÑADA», y por intentar suprimir el VOTO del PUEBLO AMERICANO en Georgia».

De Giuliani, dijo: «¿Pueden creer que Nueva York quiera despojar a Rudy Giuliani, un gran patriota estadounidense, de su licencia de abogado porque ha estado luchando contra lo que ya se ha demostrado que es una elección fraudulenta?»

Conclusión de la auditoría de Arizona

Otro momento importante podría llegar cuando los resultados de la llamada auditoría ordenada por los republicanos del Senado estatal y realizada por Cyber Ninjas, una empresa con sede en Florida sin experiencia en auditorías de elecciones, dirigida por un director ejecutivo que había adelantado las mentiras de Trump sobre el fraude electoral en las redes sociales.

La cuenta de Twitter para la auditoría tuiteó el viernes por la noche que «el examen de papel y el conteo terminaron hoy». Y el conteo de manos individuales que analizó dos carreras, la presidencial de 2020 y la contienda del Senado de Estados Unidos, terminó hace días, según el portavoz de auditoría de Arizona, Randy Pullen.

Pero los republicanos del Senado de Arizona no han declarado cuándo se publicará su informe.

«¡Todos esperan ansiosamente el resultado!», dijo Trump en un comunicado el miércoles.

Eso, sin embargo, fue otra falsedad.

Los partidarios más fervientes de Trump están esperando el informe sobre los hallazgos de la auditoría, que probablemente se entregue primero a los republicanos del Senado estatal, quienes luego determinarán cómo publicarlo.

Sin embargo, los expertos en la conducción y auditoría de elecciones y los observadores de los procedimientos de Arizona han dicho repetidamente que los métodos de los Cyber Ninjas son profundamente defectuosos y podrían fácilmente introducir errores en sus recuentos finales. Esos problemas han hecho que los hallazgos de la auditoría sean más probablemente utilizados como una herramienta de propaganda por los partidarios de Trump que como un documento que se toma en serio fuera del movimiento «Stop the Steal» («Paren el robo»), un grito de guerra adoptado por Trump y sus partidarios.

La secretaria de Estado de Arizona, Katie Hobbs, una demócrata que se postula para gobernadora, ha mantenido una lista de problemas que los observadores en el piso del Veterans Memorial Coliseum en Phoenix han informado.

Entre las actualizaciones recientes: «prácticas inseguras de ciberseguridad» utilizadas por Cyber Ninjas; papeletas de voto extraviadas; y auditores que escriben directamente en las etiquetas originales de las urnas electorales del condado de Maricopa, que según el documento de Hobbs «viola los acuerdos y cuestiona la confiabilidad e integridad de todos los registros del condado».

Mike Pence contradice a Trump sobre el 6 de enero y califica el plan para descertificar las elecciones de 2020 como «antiestadounidense«

El Departamento de Justicia apunta a la ley de Georgia

Las batallas legales y las auditorías son solo un frente de la lucha en curso por las elecciones de 2020. En los estados liderados por republicanos, incluidos Florida, Georgia e Iowa, los legisladores y gobernadores republicanos ya han promulgado nuevas leyes que harán que la votación sea más difícil. Los legisladores republicanos en Michigan, Arizona, Texas y otros estados también están promoviendo medidas restrictivas de la votación.

El Departamento de Justicia del presidente Joe Biden dijo el viernes que está demandando al estado de Georgia por su nueva ley de votación restrictiva.

La ley estatal impone nuevos requisitos de identificación de votantes para las boletas en ausencia, faculta a los funcionarios estatales para hacerse cargo de las juntas electorales locales, limita el uso de urnas electorales y convierte en delito acercarse a los votantes en fila para darles comida y agua.

Los republicanos consideraron que la medida era necesaria para aumentar la confianza en las elecciones después de las elecciones de 2020 y las repetidas e infundadas afirmaciones de fraude de Trump, pero los demócratas en el estado han llamado a la nueva ley supresión de votantes y la han comparado con las leyes de votación de la era de Jim Crow.

ANÁLISIS | Por qué Biden no hizo más para evitar la derrota del proyecto de ley sobre el derecho al voto

«Estas acciones legislativas ocurrieron en un momento en que la población negra en Georgia continúa aumentando constantemente y después de una elección histórica que registró una participación récord de votantes en todo el estado, particularmente para el voto ausente, que ahora es más probable que utilicen los votantes negros que los votantes blancos», dijo la líder de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia, Kristen Clarke, en una conferencia de prensa. «Nuestra queja cuestiona varias disposiciones de la SB 202 con el argumento de que fueron adoptadas con la intención de negar o restringir a los ciudadanos negros el acceso igualitario al proceso político».

El gobernador de Georgia, Brian Kemp, un republicano, emitió una declaración desafiante en respuesta al anuncio del departamento, llamando a la demanda «nacida de las mentiras y la desinformación que la administración de Biden ha impulsado contra la Ley de Integridad Electoral de Georgia desde el principio».

Kemp acusó a la administración de «utilizar como arma al Departamento de Justicia de EE.UU. para llevar a cabo su agenda de extrema izquierda que socava la integridad de las elecciones y empodera al gobierno federal a sobrepasar nuestra democracia».

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

This content was republished with permission from CNN.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up