En Surfside, una comunidad en duelo se une mientras la esperanza de encontrar sobrevivientes atrapados en los escombros se desvanece

(CNN) — A medida que disminuyen las posibilidades de encontrar sobrevivientes tras el colapso de la torre de apartamentos en el sur de Florida, los seres queridos de los que aún están desaparecidos pasan sus días llenos de esperanza y miedo.

Los evacuados y familiares conmocionados se reúnen todos los días en el segundo piso de un hotel en Surfside para recibir actualizaciones. Entre llamadas, lágrimas y abrazos de los terapeutas visitantes, se sientan en sillas de cuero blanco esparcidas por el vestíbulo.

Al menos 10 personas murieron y 151 siguen desaparecidas tras la tragedia de Champlain Towers South.

Surfside: la espera de familiares de los desaparecidos 5:03

Margarita Bermúdez, quien voló desde Puerto Rico la semana pasada, forma parte de un flujo constante de familiares que buscan a sus seres queridos. Su sobrino, Luis Andrés Bermúdez, su madre, Ana Ortiz, de 46 años, y su novio, Frankie Kleinman, estaban en el edificio 702.

Andrés fue diagnosticado con distrofia muscular cuando nació y sufrió un derrame cerebral el año pasado, dijo Bermúdez. Con los equipos de rescate tardando días en examinar la montaña de escombros, Bermúdez temió que fuera demasiado tarde para llegar a su sobrino.

«Luis siempre ha tenido tanta fe y esperanza a pesar de que todo lo que le ha pasado apesta», dice Bermúdez. «Estamos asustados, pero ¿qué más podemos hacer? Ahora es nuestro turno de tener esperanza».

Los bañistas miran el sitio del colapso del edificio de condominios Champlain Towers South en Surfside, Florida.

Colapso del edificio en Miami: ¿por qué las labores de búsqueda y rescate llevan tanto tiempo?

La tragedia de una pequeña ciudad se vuelve internacional

Surfside es una pequeña ciudad de unos 6.000 habitantes. Pero las imágenes del colapso resonaron en todo el mundo.

Los residentes del complejo de condominios reflejan la población multicultural de Miami. Decenas de personas desaparecidas son de varios países de América Latina, entre ellos Colombia, Venezuela, Uruguay, Paraguay, Chile.

Ya se veían problemas estructurales en el edificio en informe de 2018 4:49

La ciudad también alberga una gran población de judíos ortodoxos. En el centro de reunificación familiar del hotel, es común escuchar una mezcla de conversaciones en hebreo, español, inglés y portugués.

Las sinagogas y las iglesias abrieron sus puertas para los servicios de oración de emergencia después del colapso. El rabino Zalman Lipskar le dijo a Randi Kaye de CNN que al menos 20 personas asociadas con el Shul de Bal Harbour están desaparecidas. Kleinman es uno de los desaparecidos, que tiene entre 20 y 60 años.

Luz Zenedith ora por las víctimas en el lado este de la playa donde fue el derrumbe del edificio Champlain Towers South.

El rabino dijo que habló con una mujer que tenía siete familiares desaparecidos.

«Ha sido desgarrador … no saber y no poder realmente lidiar con esta magnitud de la tragedia que se está desarrollando», dijo Lipskar. «Lo único que ayuda en estos tiempos es la amabilidad, la empatía y la unión, porque no se puede quitar la realidad», agregó. «Es una realidad, la aceptamos y tenemos que aprender cómo lo hacemos en nuestra cultura de resiliencia para seguir adelante».

En Temple Menorah, tres generaciones de una familia se encuentran entre los desaparecidos, dijo el rabino Eliot Pearlson. «Es muy difícil comprender cómo es posible», dijo.

¿Cómo se contiene a los familiares de desaparecidos? 1:01

A pocas cuadras de las ruinas del edificio, la Iglesia católica de San José realizó una vigilia por los desaparecidos el sábado. Decenas de personas rezaron, sollozaron y se abrazaron con las ruinas de la torre visibles al fondo.

El padre Juan Sosa dijo que unos 10 feligreses están desaparecidos, pero la cantidad de personas vinculadas a la iglesia podría ser mayor. La torre de apartamentos es popular entre los inquilinos vacacionales y los visitantes internacionales, que se hospedan allí mientras están en la ciudad.

«Fue horrible porque no sabía exactamente en qué parte del edificio vivían muchas de esas familias», dijo. «Pero aparentemente, las 10 familias estaban en esa parte del edificio que se derrumbó».

Aproximadamente 20 personas vinculadas a la sinagoga Shul of Bal Harbour siguen desaparecidas.

El duelo en Surfside de diferentes maneras

La mayoría de las calles principales de Surfside permanecen vacías ya que los coches de policía con luces intermitentes limitan el acceso al lugar del colapso.
Pero incluso con las generalmente bulliciosas calles de verano casi desiertas, los residentes están encontrando formas de llorar.

En una noche reciente, ocho personas se tomaron de la mano junto a las barricadas policiales y rezaron. Sus palabras se perdieron en una caótica mezcla de sirenas, drones y taladros. El humo acre de las ruinas humeantes flota en el aire.

Leo Soto, cuyo amigo de la escuela secundaria vivía en la torre de condominios y sigue desaparecido, dijo que se sentía impotente y quería ayudar. Se despertó una mañana a las 4 y montó un monumento con fotos de los desaparecidos cerca del lugar de los restos. Floristas de toda la ciudad donaron rosas al muro, dijo.

«Lo hice por desesperación, por exasperación, por tratar de encontrar una manera de ayudar», dijo.

Surfside: la compleja búsqueda de sobrevivientes 5:07

En la playa detrás de la torre de apartamentos, María González y otros vecinos dejaron velas y margaritas blancas en la arena. Vive a dos cuadras y se despertó con un apagón en su vecindario cuando la torre se derrumbó.

«Vi luces y camiones de bomberos, pensé que estaban allí para arreglar la energía y me volví a dormir», dijo. Cuando se despertó más tarde esa mañana, se dio cuenta de la magnitud de la tragedia.

En la playa, González y su nieta se unieron a un grupo para rezar el Padre Nuestro. Se sentaron en la arena y encendieron las velas una y otra vez. La brisa seguía apagándolas.
«Solo queremos hacer algo, por pequeño que sea, para honrar a nuestros vecinos», dijo.

Residentes, amigos y familiares visitan el muro conmemorativo de fotos y flores para los desaparecidos cerca del sitio del colapso.

Las familias de los desaparecidos se aferran a la esperanza en medio del miedo

En el centro de reunión, las familias de los desaparecidos se reúnen a diario y esperan en silencio. Mientras se aferran a la esperanza, algunos dijeron que tienen un presentimiento.

El sábado, la voz de Bermúdez se quebró de emoción mientras hablaba de su sobrino.

«Oh, Dios mío, mira su cara, es el tipo más increíble», dijo, sacando un teléfono y mostrando su foto.

Leo Soto colocó un muro conmemorativo cerca del lugar del colapso del condominio.

Era un gran fanático de la música electrónica, el sushi y la pintura, y la mayor parte de su arte presentaba diferentes tipos de rollos de sushi.

«Su único movimiento fue su mano, así que dibujó y pintó mucho», dijo Bermúdez. «Y le encanta el sushi, especialmente el sushi de anguila».

Al día siguiente, el Departamento de Policía de Miami-Dade anunció que se habían recuperado los restos de Luis Andrés Bermúdez y su madre.
Tenía 26 años.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up