¿Anhelas la plenitud? Busca lo «ordinario», dice una autora

(CNN) — La presión por destacar nos acosa a todos.
Aunque no queramos realmente ese trabajo, ese cuerpo, ese carro, ese viaje o esa cocina, somos conscientes de la atención que reciben quienes los tienen, en Instagram, TikTok e incluso en la vida real. Y puede que nos sintamos mal por no tenerlos nosotros. Incluso durante una pandemia.

No importan las desigualdades estructurales que hacen que tales adquisiciones sean imposibles para tantos o el hecho de que el sistema de valores que hay detrás de tales deseos pueda ser cuestionable, seguimos anhelando más.

A menudo, queremos lo que creemos que deberíamos querer, y eso nos distrae de averiguar qué es lo que realmente queremos cuando estamos libres de influencias externas.

Aunque esta presión no discrimina por edad, es especialmente fuerte en las mentes de los adolescentes y los jóvenes. Cuando se supone que estás descubriendo todo y viviendo los mejores años de tu vida, la voz interna que te recuerda que no eres suficiente tiende a hacerse muy fuerte.

Rainesford Stauffer explora en su libro lo que significa ser «ordinario». Dice que «lo ordinario es lo que te hace sentirte realizado y lo que te reconforta».

Rainesford Stauffer anima a los jóvenes adultos a replantearse su definición de «suficiente» en su nuevo libro, «An Ordinary Age: Finding Your Way in a World That Expects Exceptional». CNN habló con Stauffer sobre cómo abrazar lo ordinario, por qué es tan importante y los factores externos que pueden interponerse en el camino.

Esta entrevista ha sido editada y condensada para mayor claridad.

CNN: En tu libro, animas a los jóvenes adultos a abrazar lo ordinario. ¿Qué entiendes por «ordinario»?

Rainesford Stauffer: «Ordinario» y «extraordinario» serán cosas diferentes para cada persona. Se trata de cómo nos sentimos. Lo ordinario es lo que te hace sentirte realizado y lo que te da comodidad, más que lo que crees que debes perseguir o buscar. Se trata de sentirse lo suficientemente bien con lo que uno es, en lugar de vivir en un estado de constante optimización o mejora de uno mismo».

A Stauffer le gusta dar largos paseos: es solo una de las formas «ordinarias» en las que aporta sustancia a su vida. ¿Cuál podría ser la tuya?

CNN: ¿Qué es lo ordinario para ti?

Stauffer: Son las acciones que aportan sustancia a mi vida, como dar paseos, largas conversaciones por teléfono con amigos y hornear.

CNN: ¿Cómo encontramos nuestra rutina?

Stauffer: Tienes que hacer el duro trabajo de sentarte contigo mismo y darte cuenta de que eres suficiente tal y como eres, en lugar de mirar hacia fuera y aprender qué es lo que se supone que tienes que perseguir y averiguar.

CNN: ¿Cómo pasó de moda lo ordinario?

Stauffer: Lo cotidiano y un ritmo más lento no encajan en una sociedad arraigada en el individualismo y la competencia, como lo es cada vez más nuestra sociedad. Todo el mundo experimenta la presión de ser mejor que quienquiera que sea. Esta presión de «ser mejor» afecta a todo el mundo, pero las circunstancias en las que les afecta pueden variar en función de su estatus económico y social.

Hablé con docenas de personas en Estados Unidos, y el individualismo apareció en casi todas las conversaciones que mantuve con adultos jóvenes. No se trataba simplemente de que quisieran destacar, sino de esa sensación de que tenían que valerse por sí mismos. Se sentían culpables por sentirse solos y creían que debían ser capaces de hacer todo por sí mismos, lo cual es más difícil que nunca.

ANÁLISIS | El estrés de los adolescentes ha aumentado por un año de pandemia. Así podemos ayudarles

Hablé con muchos jóvenes que luchan por satisfacer sus necesidades básicas, que no son solo cosa de jóvenes, ni mucho menos. Se enfrentan a la falta de salarios dignos, a la falta de atención sanitaria física y mental, al costo de la educación superior y a trabajar en varios empleos mientras siguen estudiando, y nunca es suficiente».

Stauffer exhorta a la gente a tomarse el tiempo «de simplemente ser», libre de la búsqueda constante de superación y conquista de la siguiente meta.

CNN: ¿Qué es lo que se está perdiendo ahora que ser ordinario es tan difícil, ya sea por razones personales, estructurales o ambas?

Stauffer: La idea de simplemente ser es realmente importante. Tenemos tan pocas oportunidades de ser simplemente, y esto comienza cuando somos niños pequeños y continúa a lo largo de nuestra vida. Se supone que siempre tenemos que optimizarnos, mejorar, pensar siempre en lo que vamos a hacer a continuación.

El crecimiento es una parte importante de la vida, pero también lo es valorar las personas que somos en este momento. Esto se percibe claramente en los jóvenes adultos con los que hablé. Quieren tener espacio para equivocarse, para dudar de sí mismos y para respirar.

CNN: ¿Y qué les dirías a los que dicen que quieren soñar a lo grande?

Stauffer: La ordinariez no tiene por qué oponerse a tener grandes sueños y una visión de la vida. Considerar el valor de tu yo o tus yoes «suficientemente buenos» puede ayudarnos a orientar las necesidades y deseos reales que tenemos. Simplemente necesitamos el espacio y los recursos para que esto ocurra.

CNN: ¿Se trata de un problema muy centrado en EE.UU. o lo notas en todas las culturas?

Stauffer: Entrevisté a personas que habían vivido en otros lugares o que no hablaban desde una perspectiva estadounidense. Lo que escuché es que el control del capitalismo en Estados Unidos, en particular, y la obsesión de las culturas occidentales por el éxito personal y los logros individuales, son factores importantes.

A veces parece que eso se convierte en una espiral de autoconfianza desmedida que nos dice que tenemos que hacerlo todo solos y que lograr alguna forma de grandeza es la única manera de encontrar sentido.

12 hábitos en tu estilo de vida para reducir el estrés

CNN: ¿Cómo podemos evitar que «ser suficiente» sea otra búsqueda de algo mejor? ¿Cuál es una práctica sencilla que nos ayude a relajarnos y a ser, en lugar de hacer?

Stauffer: Creo que lo difícil es que no hay una respuesta única para todos.

En primer lugar, cuando estaba escribiendo el libro, escuché a mucha gente que deseaba que habláramos de todo esto más abiertamente. Si podemos asumir que nuestros amigos y comunidades son suficientes, tal vez podamos extender esa misma gracia y paciencia hacia nosotros mismos. Pero eso no puede ocurrir si pensamos que somos los únicos que nos sentimos así.

En segundo lugar, he descubierto que profundizar en las grandes preguntas es clarificador: ¿Qué es lo que me hace sentir segura, feliz o realizada, en lugar de lo que se supone que debería hacer? ¿Qué tiene sentido para mí en este momento? Parecen preguntas superficiales, pero cuando se profundiza en ellas, pueden ser increíblemente reveladoras. Se trata de extender la compasión a uno mismo.

Tus objetivos profesionales: ¿Son realmente tuyos o son los que crees que la sociedad espera de ti?

CNN: ¿Hay alguna investigación que apoye que podemos estar más satisfechos como personas si no estamos persiguiendo un sueño imposible?

No solo regreses a la «normalidad». La vida después de la pandemia puede ser mucho mejor que eso

Stauffer: Quiero destacar el trabajo de la Dra. Erin A. Cech sobre el «principio de la pasión», que cito en el libro. El principio de la pasión se explica como la expresión de uno mismo que es la fuerza que guía las decisiones profesionales. Es a lo que se supone que todos aspiramos, ¿no?

Pero algunas de las investigaciones de Cech señalan que el principio de la pasión puede neutralizar las críticas a nuestra estructura laboral, lo que significa que podríamos estar menos inclinados a exigir más tiempo de ocio o menos horas de trabajo porque lo vemos como «perseguir nuestra pasión», incluso si las condiciones son malas.

Otra investigación que me viene a la mente es la que cito en el libro sobre los adultos jóvenes y las actividades de ocio. A menudo, vemos «encontrarnos a nosotros mismos» o descubrir nuestro camino como algo ligado al trabajo y a los grandes sueños, o a los objetivos que queremos alcanzar.

Pero esta investigación sugiere que el ocio, definido aquí como el tiempo libre y las cosas que se hacen para divertirse, puede ayudarnos a navegar por el desarrollo de la identidad, las nuevas experiencias y relaciones y los compromisos con las cosas que encontramos divertidas o satisfactorias. Por tanto, no son únicamente esos sueños más descabellados los que nos ayudan a crecer. También son las pequeñas experiencias.

CNN: ¿Podría la pandemia ayudar a acelerar nuestra aceptación de lo ordinario?

Stauffer: Con la pandemia, fue interesante observar a qué recurrimos y qué buscamos cuando muchas de las circunstancias de nuestras vidas se vieron alteradas y las desigualdades estructurales quedaron expuestas. En medio de esta lucha por satisfacer las necesidades básicas, con tanto caos, dolor, pérdida y trauma, la mayoría de nosotros no buscamos las cosas brillantes llamadas «aspiracionales».

Nos acercamos a las cosas ordinarias. Buscamos las familias y las comunidades. Nos preocupamos por los demás.

Stauffer insta a la gente a no emprender siempre el camino en solitario y a recordar lo importantes que son las amistades y las relaciones para la realización.

CNN: En tu libro, animas a los jóvenes adultos a no olvidar las relaciones en su proceso de autodescubrimiento.

Stauffer: Hay algo tan poco valorado sobre el crecimiento personal en relación con las personas y las comunidades que nos importan. Existe la idea de que primero tengo que averiguar todo sobre mí, y que voy a conocerme profundamente y a tenerlo todo bajo control, y solo entonces podré abrirme realmente a otras personas, ya sea en una amistad, en una comunidad más amplia, en una relación romántica o en alguna combinación de estas cosas.

La mujer que pasó la cuarentena sola en el Ártico

La autonomía personal es importante para el desarrollo, pero de alguna manera hemos olvidado la otra cara de la moneda. Necesitar a la gente y necesitar apoyo no son defectos de carácter. Son cosas profundamente ordinarias que nos hacen seguir adelante y, en muchos casos, revelan nuevas partes de nosotros mismos que nos ayudan a convertirnos en quienes somos.

CNN: ¿Qué recomiendas a los padres de preadolescentes y adolescentes para que enseñen a sus hijos la importancia de ser ordinarios?

Stauffer: No todas las preguntas que se hacen a un adolescente o preadolescente tienen que estar orientadas al futuro. Es divertido oír hablar de sus objetivos y sueños, pero esto también puede hacerles sentir que su valía depende enteramente de su futuro. Pregúntales qué es lo que les apasiona, lo que les produce curiosidad y lo que les estresa. Todos queremos que nos vean o celebren por lo que somos ahora mismo.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up