ANÁLISIS | Qué hacer (y qué no) cuando conoces a la reina Isabel

Londres (CNN) — Joe Biden va a ser atendido por lo alto cuando él y su esposa, «Jill de Philly«, se reúnan con la reina Isabel II en el castillo de Windsor este domingo.

Para dar la bienvenida al 46º presidente, la reina Isabel le ofrecerá una guardia de honor formada por la Guardia de Granaderos en el famoso patio del castillo, según anunció el Palacio de Buckingham. Los guardias, una de las unidades más longevas del ejército británico, harán un saludo real y sonará el himno nacional de Estados Unidos.

La reina ha recibido a otros cuatro presidentes en Windsor: Trump en 2018; Obama en 2016; George W. Bush en 2008; y Reagan en 1982.

A continuación, el presidente inspeccionará a las tropas antes de reunirse con la reina y la primera dama para ver el desfile militar. Después, el grupo se dirigirá al castillo para tomar el té. Durante nuestra charla con el príncipe Edward, habló de la oportunidad que tiene Biden de reunirse con su madre y de cómo han reaccionado los demás al pasar tiempo con ella.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y la primera dama, Jill Biden, llegan a bordo del Air Force One a RAF Mildenhall, Inglaterra, el miércoles 9 de junio de 2021.

«Cuando conoces a alguien que ha tenido ese nivel de experiencia y conocimiento personal, es, quiero decir, a veces, es divertido y puede sobrecoger ligeramente a algunas personas», reflexionó el hombre de 57 años. «Y creo que la mayoría de la gente puede salir deseando haber tenido un poco más de tiempo. Esa suele ser la respuesta: me hubiera gustado tener un poco más de tiempo, porque fue fascinante».

Antes de la gran reunión del fin de semana, la realeza está llevando a cabo una especie de campaña de simpatía en el G7 de Cornualles. La reina, el príncipe Carlos y Camilla, así como William y Catherine, acudirán a la cumbre para asistir a una recepción en el mundialmente famoso Proyecto Edén, una sorprendente colección de biomas, uno de los cuales alberga la mayor selva tropical cubierta de la Tierra.

Kate se reunió con la primera dama el viernes. La duquesa lleva mucho tiempo defendiendo la educación infantil. Ambas participaron en una mesa redonda sobre el tema y visitaron una escuela en Cornualles.

Reglas que deberá seguir Biden cuando se reúna con la reina

Una reunión con la reina puede ser intimidante… aunque seas un líder mundial. La reina se ha reunido con casi todos los presidentes de Estados Unidos que han tomado posesión de su cargo durante su largo reinado.

Sin duda, Biden querrá causar una buena impresión en su primer viaje al extranjero, y probablemente querrá seguir las convenciones establecidas para su encuentro con la monarca de 95 años. Este es un rápido resumen de las reglas de la realeza para el encuentro.

Lo que debes hacer

Según el sitio web de la familia, no existe un código de conducta obligatorio para saludar a la realeza. Sin embargo, reconoce que algunos pueden optar por observar las «formas tradicionales».
Básicamente, eso significa que la reina no espera que la gente se incline ante ella, aunque muchos lo hacen de todos modos. En el caso de los hombres, puede ser una suave inclinación de cabeza, mientras que las mujeres pueden optar por una pequeña reverencia. También puedes añadir un apretón de manos (si ella te lo ofrece primero) pero, en cualquier caso, el secreto es no exagerar.
Al encontrarse con la reina, la tradición dicta que ella hable primero. En respuesta, la forma correcta es dirigirse primero a ella como «Su Majestad» antes de cambiar a «Señora». Y por si te lo preguntas, hay una preferencia en la pronunciación: debe ser «Ma’am» para que rime con «jam» en inglés. Hagas lo que hagas, no uses su nombre de pila.
Aunque los protocolos reales se han relajado en los últimos años, un consejo importante es seguir el ejemplo de la reina. Si ella camina, tú la sigues; si se sienta, tú también; y si se trata de una cena, mejor esperar a que empiece antes de comer. Todos recordamos la metedura de pata de Donald Trump cuando le cerró el paso a la reina y después se le adelantó durante su visita a Windsor.

Lo que debes evitar

No llegues tarde. Según Debrett’s, la principal autoridad en materia de etiqueta británica, «es correcto que todos lleguen antes que el personaje real y el protocolo establece que ningún invitado debe abandonar un evento antes que un miembro de la familia real, salvo en circunstancias especiales en las que debe obtenerse un permiso previo». Si necesitas escabullirte, asegúrate de pedir permiso primero a través de un secretario privado.
Puede parecer obvio, pero no toques a la reina sin su consentimiento. Ella es la que inicia cualquier contacto… y a lo sumo será un apretón de manos. En 2017, el entonces gobernador general de Canadá, David Johnston, saltó a los titulares cuando puso su mano sobre el codo de la reina durante una visita a la Casa de Canadá en Londres. Johnston dijo más tarde que simplemente estaba «ansioso» por la alfombra resbaladiza y optó por renunciar a la convención «para asegurarse de que no hubiera ningún tropiezo».
Y probablemente sea mejor evitar dar un abrazo. Fue todo un frenesí en 2009 cuando la entonces primera dama Michelle Obama abrazó instintivamente a la reina (que en cierto modo le correspondió). Los medios de comunicación del Reino Unido hicieron su agosto, con observaciones contradictorias sobre el momento. Dicho esto, Obama recordó una visita posterior al castillo de Windsor en 2016, en la que estaba preocupada por el protocolo real, pero la reina le restó importancia, declarando que «todo era una tontería».

Lo que NO puedes hacer al conocer a la reina Isabel II 2:19

Otras cosas a considerar

Puedes llevar un regalo, pero asegúrate de que es apropiado para la ocasión. Los regalos oficiales entran en la Colección Real, una de las mayores colecciones privadas de arte del mundo, aunque se entreguen a un miembro concreto de la familia.

Entonces, ¿qué regalar al monarca que lo tiene todo? Pues es complicado. Trump optó por un broche de amapola de plata y seda de Tiffany & Co. en un joyero de madera personalizado de la Casa Blanca en un estuche de cuero rojo cuando regresó al Reino Unido para una visita de Estado en 2019. Su predecesor tomó una dirección diferente, ya que Obama regaló a la reina un iPod precargado con canciones de Broadway y videos de su viaje a Estados Unidos en 2007.

¿Qué comprarle a una reina? Estos fueron los regalos de Trump para la realeza británica

¿Estás confundido? Bien, entonces esta es la única regla a la que hay que aferrarse: en caso de duda, no lo hagas. Lo que menos quieres es intentar seguir las matizadas y a menudo tácitas reglas de la realeza para terminar cayendo en la trampa. Al fin y al cabo, Estados Unidos no es un reino o territorio de la reina. Seguir el protocolo es educado, pero no es la ley. Al presidente no se le va a prohibir volver si comete un desliz. En última instancia, es decisión de Biden lo que haga o deje de hacer… aunque todos estemos mirando.

¿Por qué la reina Isabel II se viste con tantos colores? 2:59

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up