Wall Street enfrenta un problema de US$ 9 billones

(CNN Business) — Los bancos centrales fueron los superhéroes de la fase inicial de la pandemia y tomaron medidas dramáticas para salvar la economía y los mercados financieros de la ruina. Ahora, a medida que la recuperación se pone en marcha, se han convertido en un riesgo importante para los inversores.

Qué está sucediendo

La última lectura del Índice de regreso a la normalidad de CNN Business muestra que el regreso de la economía de Estados Unidos está completo en un 90%.

Pero los inversores están cada vez más preocupados de que la Reserva Federal, al observar datos tan prometedores y una inflación en aumento, cometa un error dañino, como moverse demasiado pronto para reducir niveles de apoyo sin precedentes, o ignorar los problemas crecientes hasta que sea demasiado tarde.

¿Seguirá el covid-19 marcando la economía en 2021? 3:55

En una encuesta de Deutsche Bank a 620 profesionales del mercado publicada esta semana, el 39% de los encuestados mencionó un «error de política del banco central» como uno de los tres principales riesgos para la estabilidad del mercado, frente al 21% del mes anterior.

Temores similares se reflejan en la encuesta de administradores de fondos globales publicada por Bank of America la semana pasada. El riesgo número dos, detrás de la inflación, es una «rabieta gradual», en referencia a un escenario en el que los bancos centrales moderan las compras de bonos, aumentando los rendimientos y provocando pánico en los mercados.

Panorama general

Los inversores se han enganchado al dinero fácil de los bancos centrales como la Fed, cuya decisión de reducir las tasas de interés al mínimo y comprar cientos de miles de millones de dólares en bonos alimentó el rápido repunte del mercado después del impacto inicial del coronavirus.

Pero tales políticas también han otorgado a los bancos centrales un enorme poder para dictar los resultados del mercado, lo que les dificulta girar en la línea.

La recuperación de la economía mundial toma impulso, pero todavía hay riesgos considerables

Los detalles

El balance de la Fed aumentó a US$ 7,4 billones el año pasado, el nivel más alto registrado, según un nuevo informe del Banco de la Reserva Federal de Nueva York.

Para 2023, podría crecer a US$ 9 billones, proyecta. Eso es casi tanto como el producto interno bruto anual combinado de Japón y Alemania, y significa que los legisladores no pueden permitirse el lujo de cometer un error.

Después de un largo patrón de tenencia, los bancos centrales están «despertando» al riesgo de un «accidente financiero consecuente», escribió el martes Mohamed El-Erian, asesor de Allianz y Gramercy, en un artículo de opinión para el Financial Times. Pero están en una posición difícil, agregó.

Por ahora, la Fed continúa manteniendo firme su postura de que está monitoreando los riesgos, pero no tiene la intención de tomar medidas a corto plazo, incluso cuando los precios suben.

El diagnóstico de la economía global 6:22

«Hay razones por las que deberíamos ver niveles de precios más altos hoy», dijo el lunes el presidente de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic. «La pregunta es qué tan duradero va a ser. En este momento, no veo que vaya a ser duradero».

El Banco Central Europeo parece un poco más cauteloso. La semana pasada, advirtió que si bien «la economía aún depende del apoyo de las políticas para evitar el desempleo generalizado, las insolvencias corporativas y la contracción económica», los mercados financieros han «mostrado una exuberancia notable».

El-Erian cree que los inversores «deberían alentar a la Fed a girar en lugar de centrarse únicamente en la alegría continua de navegar por la ola de liquidez». Pero romper una adicción es más fácil de decir que de hacer, incluso cuando el potencial de complicaciones negativas se acumula.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up