Peloton retira todas sus máquinas de correr tras la muerte de un niño y 70 lesiones

(CNN Business) — La empresa Peloton retiró este miércoles sus máquinas de correr Tread+ y Tread, y admitió que se equivocó al negarse a aceptar la petición de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC, por sus siglas en inglés).

El retiro de productos incluye unas 125.000 máquinas de correr. La CPSC indicó que un niño perdió la vida y otros 70 han sufrido lesiones relacionadas con estos aparatos. Pero cuando la agencia federal de seguridad emitió una advertencia sobre los peligros el mes pasado, Peloton tomó la inusual medida de negarse a retirarlas.

Peloton se niega a retirar su máquina de correr Tread+ tras 39 accidentes. Sus acciones se desploman

«Quiero ser claro, Peloton cometió un error en nuestra respuesta inicial a la solicitud de la CPSC», dijo el CEO de Peloton, John Foley. «Deberíamos haber participado de forma más productiva con ellos desde el principio. Por ello, pido disculpas».

En un comunicado, el presidente en funciones de la CPSC, Robert Adler, dijo que el anuncio era el «resultado de semanas de intensas negociaciones y esfuerzos, que han culminado en un acuerdo de cooperación que creo que responde a los mejores intereses de Peloton y de los consumidores».

El retiro del mercado del miércoles cubre la Tread+, de US$ 4.295, así como la Tread más económica de Peloton, que cuesta US$ 2.495. Esta última máquina aún no ha salido a la venta en Estados Unidos. Peloton retiró ambos artefactos de su sitio web este miércoles.

Peloton apuesta por una caminadora más barata 1:12

Este cambio se produce más de dos semanas después de que la agencia de EE.UU. emitiera una «advertencia urgente» para los usuarios de la máquina. En ese momento, la CPSC dijo que tenía conocimiento de al menos 39 accidentes relacionados con la cinta de correr, incluyendo «múltiples informes de niños atrapados, aplastados y arrastrados bajo» el dispositivo.

La CPSC publicó un video en el que se ve a un niño pequeño jugando con una máquina de correr activada, mientras ésta se levanta del suelo y el niño queda atrapado debajo de ella. La agencia dio a conocer los detalles de otros incidentes, entre ellos un niño que se lesionó cuando un adulto la estaba usando y «mascotas y objetos» que también fueron succionados debajo de la cinta de correr, lo que sugiere «un posible daño al usuario si éste pierde el equilibrio como resultado».

Peloton refutó a la agencia, diciendo en ese momento que su advertencia era «inexacta y engañosa». En un duro revés, Foley admitió el miércoles que esa decisión fue un error.

Foley dijo que Peloton trabajará con la CPSC para «establecer nuevos estándares de seguridad de la industria para las máquinas de correr» porque la compañía tiene el «deseo y la responsabilidad de ser un líder de la industria en la seguridad del producto».

En respuesta, Consumer Reports dijo que la retirada del mercado es una «noticia bienvenida», pero el retraso hizo que los clientes siguieran en peligro.

«La CPSC adoptó una postura fuerte y de principios para la seguridad, y claramente eso es lo que hizo que Peloton se acercara a la mesa y aceptara ofrecer un reembolso completo», dijo William Wallace, gerente de política de seguridad de Consumer Reports, en un comunicado.

«No debería haber requerido tanto tiempo y esfuerzo conseguir el retiro de este producto».

El grupo de vigilancia de los consumidores sin ánimo de lucro calificó inicialmente la respuesta de Peloton, o la falta de ella, como «indignante».

Las acciones de Peloton alcanzaron un nivel mínimo de siete meses, cayendo un 12% tras la noticia. La empresa presenta sus resultados financieros el jueves por la tarde.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up