Mientras China espera la aprobación de la OMS para sus vacunas, un país se las está devolviendo

Hong Kong (CNN) — Cuando el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, transmitió en vivo un video en el que se le ve recibiendo una primera dosis de la vacuna Sinopharm fabricada en China el lunes, se suponía que alentaría a los filipinos reacios a seguir su ejemplo y protegerse contra el covid-19.

En cambio, esto generó una tormenta de críticas contra Duterte, por elegir una vacuna que aún no ha sido aprobada por los reguladores del país.

En medio de la reacción violenta, Duterte pidió el miércoles a China que retirara las 1.000 dosis de la vacuna Sinopharm que había donado a Filipinas y se disculpó con el público por recibir la vacuna no aprobada.

Duterte dijo que le había dicho al embajador chino que dejara de enviar Sinopharm. «Solo dennos Sinovac, que está siendo utilizada por todos», dijo, según los medios locales, refiriéndose a otra vacuna china que recibió un uso de emergencia en Filipinas en febrero.

Fue el segundo caso de diplomacia incómoda entre Filipinas y su gran vecino en una semana, luego de que el ministro de Relaciones Exteriores, Teddy Locsin, tuviera que disculparse por un tuit lleno de improperios sobre las actividades de Beijing en el Mar de China Meridional.

El cambio radical de Duterte sobre las vacunas de Sinopharm destaca el obstáculo regulatorio que enfrentan las vacunas chinas en ausencia de una aprobación de uso de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a pesar de que las vacunas han sido aprobadas para su uso en docenas de países.

Cuando Sinopharm solicitó el uso de emergencia ante la Administración de Alimentos y Medicamentos de Filipinas (FDA) a principios de marzo, el director de la agencia dijo que, como en el caso de Sinovac, tomaría más tiempo decidir sobre la solicitud de Sinopharm porque no había sido aprobada por una «autoridad reguladora estricta», como la OMS.

Pero eso podría cambiar pronto. La OMS dijo en una conferencia de prensa el lunes que esperaba finalizar las decisiones sobre la aprobación de uso de emergencia para las vacunas Sinopharm y Sinovac presentadas «para fines de esta semana».

Un respaldo de la OMS puede finalmente aumentar la confianza en las vacunas chinas, que durante mucho tiempo han enfrentado preocupaciones sobre las tasas de eficacia y la falta de transparencia con respecto a los datos de los ensayos clínicos.

La Unión Europea y EE.UU. apoyan liberar patentes de vacunas contra covid-19

Las vacunas de Sinopharm y Sinovac son vacunas inactivadas, que tienen una eficacia más baja que las vacunas de ARNm producidas por Pfizer/BioNTech y Moderna. Y a diferencia de sus homólogas occidentales, las dos empresas chinas no han publicado datos completos de sus ensayos clínicos de última etapa realizados en todo el mundo, lo que generó críticas de científicos y expertos en salud.

Según Sinopharm y Sinovac, sus vacunas recibieron diferentes resultados de eficacia en ensayos realizados en diferentes países, pero todas excedieron el umbral de eficacia del 50% de la OMS para la aprobación de uso de emergencia.

Su aprobación podría ser oportuna para COVAX, la iniciativa mundial respaldada por la OMS para garantizar el acceso equitativo a las vacunas contra el covid-19. En las últimas semanas, se ha enfrentado a una grave escasez de suministros en la India, que detuvo la exportación de la vacuna de AstraZeneca en medio de su crisis de covid-19.

Debido a que COVAX solo puede distribuir vacunas aprobadas por la OMS, hasta ahora, las vacunas chinas no se han incluido en su cartera. En cambio, tiene que depender de Pfizer/BioNTech, AstraZeneca, Covishield del Serum Institute of India, Johnson & Johnson y Moderna, que tienen una gran demanda.

En cambio, China ha estado haciendo sus propias donaciones de vacunas a través de acuerdos bilaterales con países individuales, incluido Filipinas, un esfuerzo que, según los expertos, está guiado más por los intereses estratégicos de China que por las necesidades de los países más vulnerables.

La aprobación de la OMS sin duda impulsará la diplomacia de las vacunas de Beijing. Pero lo que es más importante, debería ayudar a brindar una mejor protección contra el covid-19 a los países más necesitados.

El covid-19 se contagia por el contacto de aerosoles con los ojos, boca y nariz, según OMS

Alrededor de Asia

Los equipos de voluntarios están respondiendo las llamadas de Covid SOS de indios enfermos y moribundos para proporcionar suministros de oxígeno, ventiladores, camas de hospital.
China no está contenta con Australia, pero no puede romper su dependencia del mineral de hierro del país.
Las preocupaciones por el covid-19 se están propagando en el monte Everest, a medida que los escaladores se arriesgan a que la infección llegue a la cima del mundo.
Mientras tanto, en Hong Kong, el activista encarcelado Joshua Wong fue condenado a 10 meses por su participación en una manifestación no autorizada para conmemorar la masacre de la Plaza de Tiananmen el año pasado.

El negocio de China: Los cines proyectan viejas películas de propaganda. ¿Hollywood saldrá perdiendo?

Beijing ordenó a los cines de China que usen la taquilla este año para difundir propaganda celebrando al Partido Comunista. Los fanáticos del cine del país no lo están teniendo, y les preocupa que el nuevo mandato esté desplazando a algunas de las películas de Hollywood por las que están clamando.

Los cinéfilos chinos se rebelaron el mes pasado después de que los principales sitios de venta de entradas de todo el país dejaron de promocionar silenciosamente proyecciones para reestrenos de las tres películas de «El señor de los anillos». Al mismo tiempo, las películas se desvanecieron y películas de hace décadas que promovían el Partido y que eran favorecidas por los reguladores inundaron los horarios de los teatros.

La Administración de Cine de China ha ordenado que los cines proyecten al menos dos películas antiguas por semana hasta fin de año, para honrar el centenario de la fundación del Partido Comunista Chino.

Los casos de covid-19 se disparan en Nepal y se teme que el brote pueda ser igual que el de la India

La Administración de Cine de China no ha emitido declaraciones públicas pidiendo que las películas de Hollywood se eliminen de los horarios de los cines, pero los analistas de la industria y los fanáticos del cine se apresuraron a culpar a los reguladores, a quienes creían que eran los culpables obvios. Muchos fanáticos criticaron la decisión en las redes sociales e incluso se comprometieron a no ir a los cines.

Y aunque las películas de «El Señor de los Anillos» finalmente regresaron a los cines, los analistas señalan que el enfrentamiento ilustra algunos de los principales desafíos a los que se enfrenta Pekín en su intento de inculcar la lealtad al partido entre los jóvenes y reforzar las industrias nacionales, como la producción cinematográfica.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up