Las disparidades en las tasas de vacunación contra el covid-19 entre los condados de Estados Unidos coinciden con la brecha digital y económica

(CNN) — Más del 40% de la población de Estados Unidos ya está totalmente vacunada contra el covid-19, pero muchos de los habitantes del 60% restante siguen enfrentándose a obstáculos críticos en el acceso a la atención sanitaria que dificultan la obtención de la vacuna incluso a quienes la desean.Los condados que están atrasados con respecto a la tasa general de vacunación contra el covid-19 en Estados Unidos tienden a ser más pobres y menos educados, y tienen menos acceso a computadoras e internet, según un análisis de CNN de los datos federales.

Esta brecha digital y económica contribuye a las disparidades en el acceso a la atención sanitaria en general, dicen los expertos, y el acceso a las vacunas contra el covid-19 no es una excepción.

ACLU insta a la administración Biden a ofrecer la vacuna contra el covid-19 a los inmigrantes detenidos

«Con demasiadas cosas en materia de salud, nos centramos en el comportamiento individual sin examinar los sistemas que facilitan o no la práctica de ese comportamiento saludable», dijo a CNN el Dr. Richard Besser, presidente y CEO de la Fundación Robert Wood Johnson.

Las tasas de vacunación tienden a ser más altas donde hay más acceso a internet

En los condados que están por detrás de la media de Estados Unidos en cuanto a cobertura de vacunación, hay una media de un 35% más de hogares que no tienen acceso a internet y un 39% más de hogares que no tienen una computadora.

«Los comportamientos en materia de salud (como vacunarse contra el covid-19) son, en parte, una elección personal», dijo Besser. «Pero una de las cosas que se suele decir es que las elecciones que hacemos dependen de las opciones que tenemos. Para alguien que no tiene acceso a internet, no hay muchas opciones para poder entrar en línea y programar su cita».

Y las disparidades económicas son una de las causas principales de éstas y otras muchas, dicen los expertos.

En los condados que han vacunado completamente a una parte de su población menor que el promedio, el ingreso promedio de los hogares es aproximadamente un 20% menor que en los condados que han vacunado a una parte mayor, según el análisis de CNN.

De hecho, la cobertura de vacunación de un condado salta un promedio de 3 puntos porcentuales por cada US$ 10.000 más en los ingresos promedio de los hogares.

Las tasas de vacunación tienden a ser más altas en los condados más ricos

La tasa promedio de pobreza también es más alta en los condados que han vacunado a una menor proporción de su población, alrededor del 16%, en comparación con alrededor del 12% en los condados con tasas de vacunación más altas, y una menor proporción de adultos de 25 años o más tienen un título de licenciatura o superior, alrededor del 19%, en comparación con alrededor del 30%.

Las tasas de vacunación tienden a ser más altas en los condados con educación universitaria

El análisis de CNN utilizó los datos de vacunación a nivel de condado de los CDC al 26 de mayo de 2021, así como los datos de las estimaciones quinquenales de la Encuesta de la Comunidad Estadounidense de 2019 de la Oficina del Censo. El análisis excluyó los datos de siete estados donde la información del condado no se incluyó en más del 15% de los registros de vacunación.

Un estudio reciente de los CDC encontró que los condados rurales han vacunado a una proporción menor de residentes que los condados urbanos en Estados Unidos en promedio. Y los expertos afirman que las tasas de vacunación han sido más lentas en los condados rurales por muchas de las mismas razones por las que las tasas de incidencia y mortalidad del covid-19 fueron más altas en ellos.

«La población rural es más vieja, más enferma y más pobre en la mayoría de los lugares. Así son», dijo a CNN Alan Morgan, CEO de la Asociación Nacional de Salud Rural. Pero también es un grupo mucho más diverso que los hombres blancos conservadores en los que se suele centrar la atención, dijo.

Turistas latinoamericanos viajan a EE.UU. a vacunarse contra el covid-19

La población de mayor edad suele estar bien cubierta en Estados Unidos, ya que casi tres cuartas partes de las personas de 65 años o más están completamente vacunadas, según datos de los CDC, lo que deja en riesgo a las partes más «enfermas» y «pobres» de las comunidades rurales.

«La pobreza en un contexto rural es un gran factor que impulsa los problemas y preocupaciones de salud pública, desde hace mucho tiempo», dijo Morgan.

En la actualidad se plantean problemas tanto de acceso a la atención sanitaria como de mensajería, y la pobreza se cruza con ambos, creando barreras no solo de transporte y acceso a internet, sino también de conocimientos sanitarios.

Muchos habitantes de las comunidades rurales todavía no saben que la vacuna contra el covid-19 es gratuita y no pueden permitirse el lujo, o no saben cómo hacerlo, de dejar de trabajar para vacunarse, explica Morgan.

Aunque el ritmo diario de vacunaciones ha disminuido en las últimas semanas, también lo ha hecho el porcentaje de estadounidenses que se declaran reacios a vacunarse.

La siguiente fase de la campaña de vacunación contra el covid-19 será más lenta y deliberada, según Besser, pero igualmente importante.

«Ahora lo que vemos es un esfuerzo más constante y continuado. Es un trabajo más duro para llegar a las personas que tienen más barreras para vacunarse», dijo. «Pero me siento animado y optimista de que el interés seguirá existiendo».

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up