El desplome de las criptomonedas de esta semana acabó con US$ 1 billón. Esto es lo que pasó

(CNN) — Momentos salvajes que revuelven el estómago son parte de la experiencia cuando compras un boleto para el circo de las criptomonedas. Pero la volatilidad de la semana pasada fue suficiente para que algunos de los fieles creyentes de las monedas digitales se preguntaran si cayeron en un engaño.

El miércoles, un amplio desplome de las criptomonedas acabó con cerca de US$ 1 billón en valor de mercado, una caída asombrosa desde los US$ 2,5 billones de hace una semana.

Inversores en criptomonedas piden a Elon Musk que deje de tuitear

El bitcoin, que representa más del 40% del mercado global de las criptomonedas, se desplomó un 30% hasta los US$ 30.000 el miércoles, su punto más bajo desde enero.

El viernes, el bitcoin se recuperó ligeramente, hasta situarse en torno a los US$ 37.000. La criptodivisa vio afectaciones por las continuas preocupaciones regulatorias, y a pesar de su recuperación estuvo muy lejos de su máximo histórico por encima de los US$ 64.000 que alcanzó apenas hace un mes.

La volatilidad está presente en el incipiente mercado de las criptomonedas, pero el crecimiento explosivo de los activos digitales en el último año ha atraído a multitudes de inversores aficionados y profesionales que buscan un beneficio rápido. Muchos de ellos se aprovechan de las subidas y se retiran, o recurren a las ventas de pánico cuando las cosas se ponen feas, lo que exacerba las ganancias o las pérdidas.

Esta semana, una combinación de factores —como las advertencias del Gobierno sobre una mayor regulación y los tuits de Elon Musk, influyente impulsor del mercado— estremeció a un mercado ya agitado.

¿Qué pasó?

El mercado de las criptomonedas había estado especialmente inestable durante aproximadamente una semana antes de la caída del miércoles.

El miércoles 12 de mayo, el bitcoin bajó un 12% después de que Elon Musk se retractara del compromiso de Tesla de aceptar el bitcoin como forma de pago, citando la preocupación por la enorme huella de carbono de la criptodivisa.

Ya no podrás comprar un Tesla con bitcoin 1:03

Musk aumentó la angustia de los inversores el pasado fin de semana con un par de tuits aparentemente contradictorios sobre el bitcoin que los dejaron con dudas.

Ese mismo miércoles, se produjo la gran caída luego de que las autoridades chinas indicaran que se iban a tomar medidas enérgicas contra el uso de las criptomonedas en el país. El Banco Central de China emitió una advertencia a las instituciones financieras y empresas chinas para que no acepten monedas digitales como pago ni ofrezcan servicios con ellas.

La amenaza de una mayor regulación desató el pánico, y el bitcoin se desplomó antes de repuntar ligeramente y estabilizarse. Otras criptomonedas también se hundieron: ethereum cayó más del 40%, mientras que dogecoin y binance perdieron alrededor del 30%.

El jueves, el bitcoin recuperó algunas pérdidas y volvió a superar los US$ 41.000. Pero una declaración del viernes de funcionarios chinos reiterando la necesidad de tomar medidas enérgicas contra las criptomonedas hizo que volviera a caer. Ese día por la tarde cotizaba en torno a los US$ 37.000. Otras criptomonedas también estaban en rojos.

Preocupaciones regulatorias de China

China lleva mucho tiempo poniendo límites al comercio de criptomonedas dentro de sus fronteras. Las autoridades declararon en 2013 que el bitcoin no era una moneda real y prohibieron su uso a las instituciones financieras y de pago. Los particulares pueden tener o comerciar con criptodivisas, pero se cerraron sus principales bolsas en China continental.

A primera vista, las declaraciones de esta semana no hacen más que subrayar el rechazo de China hacia las criptomonedas en general. Y enviaron una clara señal de que Beijing no va a aflojar su control sobre el mercado a corto plazo. Las autoridades también están lanzando un yuan digital respaldado por el Estado que mantendría los flujos de dinero bajo estricta supervisión.

Y no solo es China

El jueves, el presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, advirtió sobre los posibles riesgos que las criptodivisas suponen para el sistema financiero.

Powell también dijo que la Fed publicará un documento este verano que explorará las implicaciones de que el Gobierno de Estados Unidos desarrolle una moneda digital propia.

Una posible moneda digital del Banco Central de EE.UU. «podría servir como complemento, y no como sustituto, del efectivo y de las actuales formas digitales del dólar en el sector privado, como los depósitos en los bancos comerciales», señaló Powell.

El Departamento del Tesoro también está prestando atención al espacio de las criptomonedas. El jueves, funcionarios dijeron que cualquier transferencia de moneda digital valorada en US$ 10.000 o más debe ser reportada al Servicio de Impuestos Internos.

«La criptodivisa ya plantea un importante problema de detección al facilitar la actividad ilegal en términos generales, incluida la evasión de impuestos», indicó el Tesoro en un comunicado. «A pesar de constituir una porción relativamente pequeña de los ingresos de las empresas hoy en día, es probable que las transacciones de criptomonedas aumenten en importancia en la próxima década, especialmente en presencia de un régimen de información de cuentas financieras de base amplia».

El bitcoin subió casi un 6% el jueves, pero recortó sus ganancias tras las declaraciones de los funcionarios estadounidenses, según Bloomberg.

El futuro de las criptomonedas

Las salvajes fluctuaciones de la semana fueron una prueba para los aficionados a las criptomonedas.

Los verdaderos creyentes tienden a tener una visión a largo plazo: a principios de 2020, el bitcoin cotizaba en torno a los US$ 7.000, lo que significa que todavía tiene una ganancia de un 400% en ese tiempo, incluso después de desplomarse esta semana.

«Todos tendemos a centrarnos en el día a día, en el semana a semana», dijo el miércoles William Quigley, director ejecutivo de Magnetic, fondo de inversión centrado en las criptomonedas. «Pero no es así como la mayoría de la gente compra criptodivisas, o incluso acciones».

¿Es una burbuja? Probablemente, según el cocreador de ethereum, Vitalik Buterin. En una entrevista con CNN Business esta semana, Buterin dijo que no estaba sorprendido por la caída, porque ya vio todo esto antes.

«Hemos tenido al menos tres de estas grandes criptoburbujas hasta ahora», señaló. «Y a menudo, la razón por la que las burbujas acaban deteniéndose es porque ocurre algún acontecimiento que deja claro que la tecnología no está todavía ahí».

Laura He, Michelle Toh, Anneken Tappe, Paul R. La Monica y Matt Egan contribuyeron a este reporte.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up