Al menos 50 muertos y 100 heridos en una explosión cerca de una escuela en Kabul

(CNN) — Al menos 50 personas murieron y otras 100 resultaron heridas en una explosión cerca de una escuela secundaria de mujeres en la capital Afganistán, Kabul, dijeron funcionarios afganos este sábado.

El Ministerio de Interior (MOI) informó que la explosión ocurrió cerca de la escuela Sayeed-ul-Shuhada en el área de Dasht-e-Barchi, este sábado por la tarde.

El portavoz de MOI Tariq Arian dijo anteriormente que el número de víctimas podría aumentar.

Las autoridades no han revelado la causa de la explosión o si es que hubo un objetivo. Todavía no ha habido ningún reclamo de responsabilidad.

El portavoz de los talibanes Zabiullah Mojahid negó su participación en la explosión en un mensaje a los medios de comunicación.

Según Tolo News de Afganistán, el accidente ocurrió cuando las estudiantes salían de la escuela. «Primero ocurrió la explosión de un carro bomba, y luego ocurrieron dos explosiones más cerca de la escuela de niñas en Kabul», dijo Ibrahim, un maestro de la escuela, según Tolo. El maestro indicó que la mayoría de las víctimas son niñas, indicó Tolo.

Afganistán ha sufrido una serie de atentados con carros bomba en los últimos meses a pesar de las conversaciones de paz que se están llevando a cabo entre los equipos de negociación de los talibanes insurgentes y el gobierno en la capital de Qatar, Doha.

Biden ante el Congreso: La guerra de Afganistán no era una guerra

La violencia en el país, que ha estado en guerra durante dos décadas, sigue siendo inaceptablemente alta, dicen los gobiernos e instituciones extranjeras que piden un alto al fuego inmediato entre el gobierno afgano y los talibanes.

1 de 31
| Se cumple el vigésimo aniversario de los ataques terroristas que llevaron a Estados Unidos a su guerra más larga. Estas son algunas de las imágenes impactante que dejó la guerra en Afganistán. →

2 de 31
| Soldados estadounidenses disparan artillería en la provincia afgana de Kandahar en junio de 2011. La Operación Libertad Duradera se lanzó en octubre de 2001 para evitar que el régimen talibán proporcionara un refugio seguro a al Qaeda y para suspender el uso que esta organización hacía de Afganistán como base de operaciones para actividades terroristas. (Crédito: Baz Ratner/Reuters)

3 de 31
| Miles de simpatizantes de los talibanes se manifiestan en Quetta, Pakistán, cerca de la frontera con Afganistán, el 1 de octubre de 2001. (Crédito: Paula Bronstein/Getty Images)

4 de 31
| En esta imagen tomada de televisión, el líder de al Qaeda, Osama bin Laden, habla desde un lugar no revelado. La transmisión ocurrió el 7 de octubre de 2001. Bin Laden alabó a Dios por los ataques del 11 de septiembre y juró que Estados Unidos “nunca soñará con la seguridad” hasta que “los ejércitos de los infieles abandonen el país de Mahoma. (Crédito: Al Jazeera TV/Getty Images)

5 de 31
| Miembros de la Alianza del Norte de Afganistán, un grupo antitalibán, matan a un combatiente talibán herido que encontraron mientras avanzaban hacia Kabul, Afganistán, en noviembre de 2001. Los ataques aéreos de EE.UU. y los ataques terrestres de la Alianza del Norte llevaron a la caída de Kabul ese mes. (Crédito: Tyler Hicks/The New York)

6 de 31
| Un combatiente afgano de la Alianza del Norte ríe a carcajadas mientras aviones estadounidenses atacan una posición talibán cerca de Tora Bora, Afganistán, en diciembre de 2001. Los líderes de las milicias afganas declararon la victoria en la batalla de Tora Bora y afirmaron haber capturado la última base de Al Qaeda. (Crédito: David Guttenfelder/AP)

7 de 31
| Renae Chapman carga a su hija de 2 años, Amanda, durante el funeral de su esposo, el sargento del ejército. Nathan R. Chapman de primera clase, en Fort Lewis, Washington, en enero de 2002. Chapman fue el primer soldado estadounidense que murió por fuego enemigo durante la guerra en Afganistán. (Crédito: Russ Carmack/AFP/Getty Images)

8 de 31
| Mohboba, de 7 años, permanece cerca a un muro con balazos en Kabul, mientras espera que la atiendan en una clínica de salud en marzo de 2002. La niña sufría de una enfermedad en la piel que afectaba a muchos niños pobres de Afganistán. (Crédito: Paula Bronstein/Getty Images)

9 de 31
| El soldado estadounidense Jorge Avino cuenta el número de personas que su equipo de morteros había matado mientras luchaba en Afganistán en marzo de 2002. (Crédito: Joe Raedle/Getty Images)

10 de 31
| Mohammaed Mahdi, quien perdió su pie en la explosión de una mina, espera a un médico de la Cruz Roja en su casa de Kabul en agosto de 2004. Esta imagen la captó el fotógrafo de Associated Press Emilio Morenatti, quien cinco años después perdió parte de su pierna cuando el vehículo blindado en el que se encontraba impactó una bomba en la carretera. (Crédito: Emilio Morenatti/AP)

11 de 31
| Un soldado afgano proporciona seguridad en el lugar donde se estrelló un helicóptero estadounidense cerca de Ghazni, Afganistán, en abril de 2005. Al menos 16 personas murieron. (Crédito: Tomas Munita/AP)

12 de 31
| El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, asiste a una conferencia de prensa con el presidente afgano Hamid Karzai en el Palacio Presidencial de Kabul en marzo de 2006. Fue la primera visita de Bush a Afganistán. (Crédito: Ahmad Masood/Reuters)

13 de 31
| Niñas de la escuela secundaria Bibi Mahroo levantan la mano durante una clase de inglés en Kabul en noviembre de 2006. Después de la caída de los talibanes, millones de niñas afganas pudieron asistir a la escuela y recibir la educación que sus madres no pudieron. (Crédito: Paula Bronstein/Getty Images)

14 de 31
| Suministros son entregados a las tropas estadounidenses en la provincia afgana de Ghazni en mayo de 2007. (Crédito: Nicolas Asfouri/AFP/Getty Images)

15 de 31
| El militar estadounidense Brandon Olson se hunde en el terraplén de un búnker en el valle Korengal de Afganistán en septiembre de 2007. El valle Korengal fue el escenario de algunos de los combates más letales de la región. (Crédito: Tim Hetherington/Imperial War Museums)

16 de 31
| Soldados estadounidenses toman posiciones defensivas después de recibir fuego de posiciones de los talibanes en el valle Korengal de Afganistán en mayo de 2009. El militar Zachary Boyd todavía estaba en sus bóxers de “I love NY” porque salió corriendo de su dormitorio para unirse a sus compañeros de pelotón. (Crédito: David Guttenfelder/AP)

17 de 31
| Soldados estadounidenses se protegen los ojos de la turbulencia del motor de un helicóptero Chinook, mientras son recogidos de una misión en la provincia de Paktika en Afganistán en octubre de 2009. (Crédito: Chris Hondros/Getty Images)

18 de 31
| Soldados estadounidenses disparan morteros desde una base en la provincia afgana de Kunar en octubre de 2009. (Crédito: David Guttenfelder/AP)

19 de 31
| Soldados afganos llevan a un policía herido hacia un helicóptero estadounidense en la provincia afgana de Kunar en marzo de 2010. (Crédito: Moises Saman/The New York Times/Redux)

20 de 31
| El sargento Brian Keith se sienta con su esposa, Sara, y su hijo pequeño, Stephen, justo antes de su despliegue en Afganistán en marzo de 2010. Unos meses antes, el presidente Barack Obama anunció un aumento de 30.000 soldados adicionales. Esa medida llevaría el total de Estados Unidos a casi 100.000 soldados, además de los 40.000 de la OTAN. (Crédito: Damon Winter/The New York Times/Redux)

21 de 31
| Las tropas estadounidenses, a bordo de un avión de transporte C-17, se dirigen a Afganistán en abril de 2010. (Crédito: Damon Winter/The New York Times/Redux)

22 de 31
| Un hombre llora mientras habla con soldados estadounidenses en Naghma Bazaar, Afganistán, en septiembre de 2010. El hombre dijo que combatientes talibanes entraron a la fuerza en su casa y exigieron comida y leche antes de entrar en un tiroteo con los soldados estadounidenses. (Crédito:Damon Winter/The New York Times/Redux)

23 de 31
| Halawasha, a la derecha, y un miembro de la Policía Nacional afgana sostienen a su hermana menor Shokria mientras un médico del ejército de EE.UU. envuelve las graves quemaduras de la pequeña en Now Ruzi, Afganistán, en octubre de 2010. Los soldados estadounidenses estaban en una patrulla de rutina cuando se encontraron con Shokria, cuyos antebrazos resultaron quemados con leche hirviendo durante un accidente doméstico cinco días antes. Los médicos curaron las quemaduras y comenzaron a trabajar con el ejército afgano local para llevar a la niña a un hospital cercano. (Crédito: Chris Hondros/Getty Images)

24 de 31
| El infante de marina de EE.UU. Burness Britt reacciona después de que lo subieran a un helicóptero de evacuación médica en junio de 2011. Un gran trozo de metralla de un artefacto explosivo improvisado cortó una arteria importante en su cuello cerca de Sangin, Afganistán. Esta foto la tomó Anja Niedringhaus, una fotógrafa de Associated Press que fue asesinada a tiros en Afganistán en 2014. (Crédito: Anja Niedringhaus/AP)

25 de 31
| Tarana Akbari, de 12 años, grita después de que un atacante suicida ejecutara su plan en el santuario Abul Fazel en Kabul, Afganistán, en diciembre de 2011. Dos explosiones de bombas mataron a decenas de afganos en el día sagrado de Ashura. (Crédito: Massoud Hossaini/AFP/Getty Images)

26 de 31
| Soldados afganos, a la izquierda, y tropas estadounidenses volaron una posición de tiro de los talibanes en la aldea afgana de Layadira, en febrero de 2013. (Crédito: Bryan Denton/The New York Times/Redux)

27 de 31
| Lesleigh Coyer se acurruca frente a la tumba de su hermano, el sargento del Ejército Ryan Coyer, en el cementerio nacional de Arlington de Virginia en marzo de 2013. Él murió por complicaciones de una lesión sufrida en Afganistán. (Crédito: Kevin Lamarque/Reuters)

28 de 31
| Una mujer es sacada de la escena de un atentado suicida con coche bomba en Kabul en diciembre de 2013. (Crédito: Adam Ferguson/The New York Times/Redux)

29 de 31
| Esta foto muestra las secuelas de un ataque aéreo estadounidense contra un hospital de Médicos sin Fronteras en Kunduz, Afganistán, en octubre de 2015. El hospital fue “impactado accidentalmente” por bombas de EE.UU. después de que las fuerzas afganas pidieran apoyo aéreo, dijo el general John Campbell, comandante de las fuerzas estadounidenses en Afganistán. (Crédito: Victor J. Blue/The New York Times/Redux)

30 de 31
| El presidente Donald Trump visita la base aérea de Bagram en Afganistán en noviembre de 2019. (Crédito: Erin Schaff/The New York Times/Redux)

31 de 31
| El presidente Joe Biden anuncia formalmente desde la Casa Blanca su decisión de retirar las tropas estadounidenses de Afganistán antes del 11 de septiembre. (Crédito: Andrew Harnik/AP)

end div.modal

El 1 de mayo, Estados Unidos comenzó a entregar una base al ejército afgano en la provincia de Helmand, el lugar en donde ocurrieron algunos de los combates más feroces contra las fuerzas talibanes en años anteriores. Esta es solo una de una serie de instalaciones militares que se entregarán a las fuerzas de seguridad afganas como parte de la retirada que anunció el presidente Joe Biden el mes pasado.

Esta es una de una serie de instalaciones militares que se entregarán a las fuerzas de seguridad afganas como parte de la retirada que anunció el presidente Joe Biden el mes pasado.

La retirada de las tropas estadounidenses e internacionales podría poner en riesgo el progreso de los derechos de las mujeres en Afganistán, incluso si los talibanes no toman el poder por completo, según un informe de inteligencia estadounidense recientemente desclasificado.

El Consejo Nacional de Inteligencia evaluó que el progreso logrado en las últimas dos décadas “probablemente se deba más a la presión externa que al apoyo interno, lo que sugiere que estaría en riesgo después de la retirada de la coalición, incluso sin los esfuerzos de los talibanes para revertirlo”.

Hombres afganos tratan de identificar los cuerpos en un hospital tras la explosión.

El informe de dos páginas, desclasificado a petición de la senadora Jeanne Shaheen, ofrece una evaluación sombría a medida que aumentan los temores sobre la posible degradación de los derechos de las mujeres que fueron ganados con tanto esfuerzo en Afganistán, ya que las fuerzas de Estados Unidos y la OTAN comienzan su retirada después de permanecer por casi dos décadas en el terreno.

Afganistán: ¿por qué Estados Unidos está allí, por qué se va y qué pasará cuando lo haga?

Funcionarios de la administración de Biden advirtieron que los talibanes no lograrán la legitimidad internacional tomando el poder por la fuerza o limitando los derechos de las mujeres.

En un artículo de opinión de CNN, publicado después del anuncio de Biden sobre la retirada, tres mujeres miembros del equipo negociador del gobierno afgano advirtieron que “si los talibanes no creen que Estados Unidos está firmemente comprometido con un Afganistán estable y democrático, eso podría significar problemas para nuestras futuras conversaciones”.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up