Esto es lo que incluye el Plan Familias Estadounidenses de US$ 1,8 billones de Biden

(CNN) — Un mes después de que presentó un plan de infraestructura de aproximadamente 2 billones de dólares destinado a ayudar a la nación a recuperarse de la pandemia del coronavirus, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunciará una propuesta de inversión federal adicional de 1,8 billones de dólares en educación, cuidado infantil y licencia familiar pagada, durante su primer discurso ante el Congreso este miércoles.

El enorme paquete, al que Biden llama Plan Familias Estadounidenses, es la segunda mitad de su esfuerzo por revitalizar la nación y garantizar una recuperación más equitativa. La propuesta también ampliaría o haría mejoras permanentes a varios créditos fiscales clave que estaban contenidos en el proyecto de ley de rescate de US$ 1,9 billones de los demócratas, que Biden firmó como ley el mes pasado.

ANÁLISIS | Joe Biden está por mostrar su radicalismo moderado en su gran discurso ante el Congreso

«Estas son inversiones generacionales en nuestro futuro, en el futuro de nuestras familias y el futuro de nuestros hijos», dijo un alto funcionario de la administración acerca la última propuesta, que contiene alrededor de US$ 1 billón en inversiones y US$ 800.000 millones en créditos fiscales mejorados. «Pagan enormes dividendos».

El presidente tiene la intención de financiar el último paquete aumentando los impuestos a los ricos, diciendo que quiere recompensar el trabajo, no la riqueza. Sus nuevas medidas propuestas recaudarían alrededor de US$ 1,5 billones durante una década.

El plan de las familias se empareja con la propuesta de infraestructura de Biden, conocida como Plan Empleos Estadounidenses, que llama a mejorar las carreteras, puentes, banda ancha, ferrocarriles y escuelas de la nación. También proporcionaría un impulso a la fabricación y canalizaría US$ 400.000 millones para aumentar la atención domiciliaria y comunitaria para los ancianos y discapacitados y aumentar los salarios de los trabajadores de cuidados. Esto se pagaría aumentando los impuestos corporativos.

OPINIÓN | Lo que los primeros 100 días de Biden podrían decirnos sobre el resto de su presidencia

Los aumentos de impuestos contenidos en los dos paquetes de recuperación económica pagarían por completo las inversiones durante los próximos 15 años, según la Casa Blanca.

Si bien el plan de ayuda por el covid-19 de Biden avanzó rápidamente en el Congreso, sus ambiciosas propuestas de infraestructura y familias están encontrando más resistencia. Ya ha molestado a algunos demócratas moderados con el tamaño de los paquetes y los aumentos de impuestos, al tiempo que ha molestado a los legisladores progresistas al no incluir medidas importantes para ellos, como reducir los precios de los medicamentos con receta. Un poderoso demócrata de la Cámara ya ha lanzado su propia propuesta alternativa para las familias.

ANÁLISIS | Los dos principios simples en los que Biden fundamentó sus primeros 100 días como presidente

No está claro si los legisladores considerarán los dos planes de Biden juntos o por separado, o si los demócratas intentarán impulsarlo sin el apoyo de los republicanos, como hicieron con el proyecto de ley de rescate.

Esto es lo que incluye el Plan Familias Estadounidenses:

Ayudar a las familias a pagar el servicio de cuidado infantil

La propuesta de Biden exige que las familias de ingresos bajos y medios no paguen más del 7% de sus ingresos en cuidado infantil para niños menores de 5 años. Los padres de familia que ganen 1,5 veces el ingreso medio en su estado calificarían.

El presidente también quiere invertir más en la fuerza laboral de cuidado infantil para aumentar sus salarios a US$ 15 por hora, desde la tarifa habitual de US$ 12,24 por hora que ganaban en 2020.

El plan de ayuda de covid-19 proporcionó alrededor de US$ 39.000 millones a los proveedores de cuidado infantil. La cantidad que recibe un proveedor se basa en los gastos operativos y está disponible para pagar a los empleados y el alquiler, ayudar a las familias que luchan por pagar el costo y comprar equipo de protección personal y otros suministros.

Hacer que los colegios comunitarios sean gratuitos

Biden propone un plan de US$ 109.000 millones para hacer que dos años de colegios comunitarios sean gratis.

El gobierno federal cubriría alrededor del 75% del costo promedio de matrícula en cada estado cuando el programa esté completamente implementado, y los estados cubrirían el resto, dijo otro alto funcionario de la administración. También se esperaría que los estados mantuvieran sus contribuciones actuales a sus sistemas de educación superior.

Si todos los estados, territorios y tribus participan, alrededor de 5,5 millones de estudiantes no pagarían nada en matrícula y cuotas, según la Casa Blanca.

Biden, junto con la primera dama Jill Biden, profesora de un colegio comunitario, ha pedido que dos años de matrícula sean gratuitos desde 2015, cuando ayudó al expresidente Barack Obama a lanzar una iniciativa similar. Esa propuesta murió en el Congreso controlado por el Partido Republicano, pero inspiró a varios estados a adoptar la idea. Siguieron programas de matrícula gratuita en Nueva York, Rhode Island y Oregon, por nombrar algunos.

Pero la medida de colegios comunitarios gratuitos de Biden está muy por debajo de los planes de los demócratas progresistas, algunos de los cuales también piden que los colegios públicos de cuatro años sean gratuitos para algunos estudiantes, así como la cancelación generalizada de la deuda de préstamos estudiantiles.

Biden hasta ahora se ha resistido a los pedidos de líderes del partido, como el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, y la senadora de Massachusetts Elizabeth Warren, para cancelar hasta US$ 50.000 de deuda por prestatario. El presidente ha dicho que apoyaría la cancelación de hasta US$ 10.000 por prestatario, pero ha indicado que cree que el Congreso debería hacer cambios a través de la legislación, lo que haría más difícil deshacerlos.

Además de su medida de colegios comunitarios, Biden crearía un programa de US$ 39.000 millones que proporciona dos años de matrícula subsidiada para estudiantes de familias que ganan menos de US$ 125.000 que están inscritos en colegios y universidades históricamente negros de cuatro años u otras instituciones que sirven a minorías.

Mejora de las Becas Pell

El presidente proporcionaría hasta aproximadamente US$ 1.400 en ayuda adicional a los estudiantes de bajos ingresos al aumentar la concesión de la Beca Pell.

Casi 7 millones de estudiantes, incluidas muchas personas de color, dependen de las Becas Pell, pero su valor no se ha mantenido a la altura del costo creciente de la universidad.

Los estudiantes pueden recibir hasta US$ 6.495 para el año escolar 2021-22. Biden ha prometido duplicar el premio máximo.

Proporcionar licencia familiar y médica pagada

Una medida federal limitada de licencia familiar pagada y licencia por enfermedad se incluyó como parte del paquete de rescate pandémico mayor aprobado por el Congreso en marzo de 2020. Proporcionó hasta dos semanas de días pagados por enfermedad para los trabajadores que estaban enfermos o en cuarentena, así como 10 semanas adicionales de licencia familiar remunerada si necesitaban cuidar a un niño cuya escuela o guardería estaba cerrada debido a la pandemia. El requisito expiró en diciembre, aunque el gobierno federal seguirá subvencionando a los empleadores que opten por ofrecer la licencia pagada hasta septiembre.

El Plan de Familias Estadounidenses proporcionaría a los trabajadores un total de 12 semanas de licencia pagada garantizada por enfermedad / enfermedad personal / parental, familiar y personal para el décimo año del programa, según una hoja informativa de la Casa Blanca. El reemplazo parcial del salario se aplicaría a las personas que quisieran «tomarse un tiempo para vincularse con un nuevo hijo, cuidar a un ser querido gravemente enfermo, lidiar con el despliegue militar de un ser querido, encontrar seguridad contra la agresión sexual, el acecho o la violencia doméstica, curarse de su propia enfermedad grave o tomarse un tiempo para lidiar con la muerte de un ser querido».

El plan también garantizaría tres días de licencia por duelo anualmente a partir del primer año de implementación del plan.

Los trabajadores recibirían hasta US$ 4.000 al mes a través del programa nacional de licencia, con un mínimo de dos tercios de su salario reemplazado. La Casa Blanca estima que el programa costará US$ 225.000 millones de dólares en 10 años.

Aproximadamente 30 millones de trabajadores del sector privado, muchos de los cuales son personas de bajos ingresos y a tiempo parcial, no tenían licencia por enfermedad con goce de sueldo antes de la pandemia.

La licencia pagada universal ya cuenta con el apoyo de los demócratas en el Congreso, quienes a principios de esta semana presentaron un plan que proporcionaría hasta 12 semanas de licencia médica y familiar pagada universal para los trabajadores a tiempo completo y parcial, incluidos los que trabajan por cuenta propia.

Invertir US$ 200.000 millones en preescolar universal

Biden está pidiendo al gobierno federal que invierta $ 200.000 millones en preescolar universal para todos los niños de 3 y 4 años a través de una asociación nacional con los estados. La administración estima que beneficiaría a 5 millones de niños y ahorraría a la familia promedio US$ 13.000 cuando se implementara por completo.

El programa sería accesible para familias de todos los niveles de ingresos, según la Casa Blanca. Se requeriría que los estados paguen alrededor del 50% del costo cuando la medida esté completamente en funcionamiento. Si un estado optara por no participar, el gobierno federal trabajaría con las localidades para implementar el programa, dijo el segundo alto funcionario de la administración.

Una prioridad democrática clave, la financiación de prekínder universal tiene como objetivo preparar a los niños para el aprendizaje K-12 (primaria y secundaria) y proporcionar algún alivio financiero a las familias que pagan por el cuidado infantil.

La propuesta se construirá para priorizar áreas de alta necesidad. Cumplirá el compromiso de garantizar que el preescolar financiado con fondos públicos incluya una proporción baja de alumnos por maestro y un «plan de estudios apropiado para el desarrollo».

Si bien 44 estados tienen algún tipo de prekínder financiado con fondos públicos, el Instituto Nacional de Investigación en Educación Temprana dice que la mayoría gasta muy poco por niño para mantener un prekínder de día completo de alta calidad. Solo ocho estados inscriben a más de la mitad de sus niños de 4 años.

Reclutar más maestros y fortalecer la fuerza laboral de educadores

El Plan de Familias Estadounidenses tiene como objetivo abordar la escasez de maestros y satisfacer un aumento anticipado en la demanda de educadores prekínder universal mediante el aumento de los fondos para becas para educadores y capacitación especializada, así como el aumento de salarios para ciertos grupos en programas federales.

El plan pide al Congreso que duplique sus becas para futuros maestros de US$ 4.000 a US$ 8.000 por año y amplíe el programa a los educadores de la primera infancia. El plan invertiría US$ 2.800 millones en programas de residencia de maestros pagados durante un año, US$ 900 millones en desarrollo de maestros de educación especial y US$ 400 millones en programas de preparación de maestros en colegios y universidades históricamente negros, colegios y universidades tribales e instituciones que sirven a minorías.

El plan también asignaría US$ 1.600 millones para ayudar a los maestros actuales a obtener credenciales para especialidades en demanda, como educación especial y educación bilingüe. Un adicional de US$ 2.000 millones en el plan se destinaría a programas de liderazgo para educadores, como mentores para nuevos maestros y maestros de color.

Todos los empleados que participan en programas de prekínder y Head Start, un programa federal de salud y educación de larga data para niños de bajos ingresos, ganarían al menos US$ 15 por hora como parte de la propuesta, «y aquellos con calificaciones comparables recibirán una compensación acorde con el de los maestros de jardín de infantes», según una hoja informativa de la Casa Blanca.

Proporcionar más asistencia nutricional para los niños

Biden quiere invertir US$ 25.000 millones para hacer que el programa de verano Pandemic-EBT sea permanente y esté disponible para los 29 millones de niños que reciben comidas gratuitas y a precio reducido. El Congreso creó el programa la primavera pasada para proporcionar fondos a familias de bajos ingresos cuyos hijos no podían recibir comidas en la escuela debido al cierre de la pandemia.

El presidente también ampliaría el programa de comidas gratuitas para los niños de los distritos de mayor pobreza para que califiquen otros 9,3 millones de menores.

Estas son las medidas de alivio que el plan extendería o haría permanentes:

Mantener el crédito tributario por hijos ampliado hasta el 2025

El Plan de Familias Estadounidenses mantendría el nuevo crédito tributario por hijos mejorado durante otros cuatro años. Y lo haría totalmente reembolsable de forma permanente.

Los demócratas aprobaron una expansión de un año del crédito tributario por hijos como parte del proyecto de ley de alivio de marzo. Las familias con niños menores de 6 años recibirán US$ 3.600 por niño, mientras que aquellas con niños de entre 6 y 17 años recibirán US$ 3.000 por cada menor en 2021. Eso es más de un máximo de US$ 2.000 por niño menor de 17 años.

La porción mejorada del crédito está disponible para padres solteros con ingresos anuales de hasta US$ 75.000, jefes de familia que ganan hasta US$ 112.500 y contribuyentes conjuntos que ganan hasta US$ 150.000 al año.

Según el proyecto de ley de ayuda, las familias pueden recibir la mitad de su crédito total mensualmente, hasta US$ 300 por niño hasta los 6 años y US$ 250 por niño de 6 a 17 años, a partir de julio y hasta el resto del año. Luego, podrían reclamar la mitad restante en sus declaraciones de impuestos de 2021. El crédito también será totalmente reembolsable para 2021 para que más hogares de bajos ingresos puedan aprovecharlo.

Los investigadores han descubierto que el beneficio podría reducir la pobreza infantil a casi la mitad, una estadística que Biden citó repetidamente cuando abogó por el paquete de rescate.

Reforzar permanentemente los subsidios de la Ley del Cuidado de Salud Asequible

La propuesta de Biden ampliaría permanentemente los subsidios más generosos contenidos en el paquete de rescate, que actualmente están vigentes por dos años.

El aumento de la ayuda es parte del esfuerzo de Biden para lograr que más estadounidenses estén cubiertos por un seguro médico al hacerlo más asequible, especialmente para la clase media.

Según la ley de rescate, los afiliados no pagan más del 8,5% de sus ingresos para la cobertura, en comparación con casi el 10%. Y los asegurados de bajos ingresos reciben subsidios que eliminan sus primas por completo.

Proporcionar más ayuda para pagar el cuidado de niños de forma permanente

El presidente está pidiendo al Congreso que haga permanentes las mejoras al crédito fiscal por cuidado de niños y dependientes que se incluye en el paquete de ayuda.

Bajo ese plan, las familias pueden recibir un crédito fiscal por hasta la mitad de sus gastos en cuidado infantil calificado para niños menores de 13 años, hasta un total de US$ 4.000 por un niño o US$ 8.000 por dos o más niños.

Los padres que ganan menos de US$ 125.000 al año son elegibles para el crédito completo, mientras que aquellos que ganan entre US$ 125.000 y US$ 400.000 recibirán un crédito parcial.

Hacer permanente el crédito tributario por ingreso del trabajo mejorado

El último paquete haría permanente la expansión del crédito tributario por ingreso del trabajo para los empleados sin hijos.

La ley de ayuda reforzó el crédito al casi triplicar el crédito máximo y extender la elegibilidad a más trabajadores sin hijos. La edad mínima para reclamar el crédito se reducirá a los 19 años, desde los 25, y se eliminará el límite superior de edad.

Esta fue la mayor expansión del crédito tributario por ingresos del trabajo desde 2009.

Así es como Biden planea pagarlo:

Aumentando los impuestos sobre la renta de los ricos

Biden quiere revertir una parte clave de los recortes impositivos de 2017 de los republicanos devolviendo la parte superior de la tasa marginal del impuesto sobre la renta al 39,6%, frente al 37%. Se aplicaría solo a los que se encuentran en el 1% superior.

Aumentar la tasa impositiva sobre las ganancias de capital

La propuesta requeriría que los hogares que ganan más de US$ 1 millón al año paguen impuestos más altos sobre las ganancias de capital, que generalmente constituyen la mayor parte de los ingresos de los ricos.

Las ganancias de capital a largo plazo de estos contribuyentes estarían sujetas a la tasa marginal máxima de ingresos, actualmente de 37%, pero aumentando al 39,6% según el plan de Biden.

En este momento, las inversiones mantenidas durante al menos un año están sujetas a una tasa máxima de ganancias de capital federal del 20%. Las personas que ganan US$ 200.000 al año y las parejas casadas que ganan US$ 250.000 al año pagan un impuesto adicional del 3,8% sobre sus ganancias de capital para ayudar a financiar la Ley del Cuidado de Salud Asequible.

Gravar las ganancias de capital no realizadas al fallecer

Actualmente, los herederos de estadounidenses ricos disfrutan de una importante exención fiscal. Los activos que pasan directamente a ellos reciben un «aumento» en su base de costo, lo que significa que se valoran a partir de la fecha de fallecimiento. Esto puede minimizar la carga fiscal sobre los herederos cuando finalmente vendan los activos. Y significa que las ganancias acumuladas durante la vida del padre que falleció nunca se gravan.

Biden requeriría que las propiedades paguen impuestos sobre las ganancias no realizadas de más de US$ 1 millón, o US$ 2,5 millones por pareja cuando se combinan con las exenciones de bienes raíces existentes. Sin embargo, las empresas y granjas familiares no tendrían que pagar impuestos cuando se transfieran a los herederos que continúan dirigiendo el negocio.

Poner fin a las pausas para los socios de fondos de cobertura e inversores inmobiliarios

Biden está pidiendo al Congreso que cierre la laguna de interés acumulado para que los socios de fondos de cobertura tengan que pagar tasas de ingresos ordinarias sobre sus ingresos. Actualmente, los ingresos a menudo se tratan como ganancias de capital, que están sujetas a tasas impositivas más bajas.

Además, quiere poner fin a una exención de impuestos que permite a los inversores inmobiliarios diferir los impuestos cuando intercambian propiedades por ganancias superiores a US$ 500.000.

Mejorar la aplicación del IRS

Biden quiere enviar US$ 80.000 millones al Servicio de Impuestos Internos para financiar la aplicación mejorada sobre las personas con altos ingresos. La administración cree que las medidas mejoradas para acabar con la evasión fiscal aumentarían los ingresos para el gobierno en US$ 700.000 millones, aunque algunos expertos externos son escépticos y es poco probable que la Oficina de Presupuesto del Congreso, el anotador aceptado, proyecte tantos ingresos.

Su plan también requeriría que las instituciones financieras reporten información sobre los flujos de la cuenta para que las ganancias de las inversiones y la actividad comercial estén sujetas al tipo de reporte al que los salarios ya están sujetos.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up