Consumidores acumulan US$ 5,4 billones en ahorros extra… y eso podría llevar a un auge de gastos

(CNN) — Los consumidores de todo el mundo han acumulado US$ 5,4 billones en ahorros extra desde que comenzó la pandemia de coronavirus. Lo que prepara el terreno para un auge del gasto, que podría impulsar un fuerte aumento del crecimiento económico este año.

Los hogares habían acumulado este ahorro extra, que equivale al 6% del PIB mundial, para finales de marzo, según Moody’s Analytics. Además, esa cifra es superior a lo que habrían ahorrado si la pandemia no hubiera ocurrido y el comportamiento fuera el mismo que en 2019, dijo el economista en jefe de la firma, Mark Zandi, en una nota de investigación publicada este lunes.

La desigualdad del covid-19: la pandemia ha sumido a algunas en la pobreza, mientras impulsó los ahorros de otros

Estados Unidos registra la mayor proporción de ahorros extra, que asciende a 2.6 billones de dólares, o el 12% del PIB estadounidense. El Reino Unido le sigue de cerca con el 10% de su PIB.

En general, el exceso de ahorro es mayor en Norteamérica y Europa, donde los confinamientos y las ayudas públicas han sido mayores, explicó Zandi.

Muchos hogares ricos, cuyos ingresos no la pandemia no ha afectado, han acumulado ahorros que, de otro modo, habrían gastado en viajes, ocio y comidas fuera de casa.

Un segundo factor que impulsó los ahorros extra fue el apoyo sin precedentes de los gobiernos a los trabajadores y las empresas. El Fondo Monetario Internacional dijo en noviembre que los gobiernos y bancos centrales de todo el mundo habían anunciado US$ 19,5 billones de dólares para amortiguar sus economías de la peor recesión desde la Gran Depresión.

Ese estímulo ha servido para pagar salarios y rescatar a las empresas en dificultades. Lo que, a su vez, ha permitido a algunas personas ahorrar a pesar de la depresión económica.

¿Dónde pongo mis ahorros cuando hay inflación y restricciones a la compra de dólares? 5:37

A medida que se flexibilicen los confinamientos, se espera que los consumidores gasten cerca de US$ 2 billones de este excedente de efectivo. Eso ayudaría a la economía mundial obtener ganancias considerables.

«La combinación de una importante demanda reprimida y un exceso desbordante de ahorros impulsará un aumento del gasto de los consumidores en todo el mundo a medida que los países se acerquen a la inmunidad de manada y abran los bloqueos», dijo Zandi.

«Esperamos que aproximadamente un tercio de los ahorros extra mundiales se gasten este año, sumando algo más de 2 puntos porcentuales al crecimiento del PIB mundial», añadió.

Todo ese gasto adicional podría también avivar la inflación. Justamente, una preocupación creciente entre los inversores y los economistas,  pues podría obligar a los bancos centrales a subir las tasas de interés y a reducir las compras de activos antes de lo previsto.

El Índice de Precios al Productor de EE.UU., que mide los precios de venta de bienes y servicios, subió un 1% en marzo, ajustado estacionalmente. Se trata de un aumento más pronunciado que el del mes anterior y mayor de lo que esperaban los economistas.

Latinos, los más afectados económicamente en EE.UU. 3:08

Según Zandi, los consumidores podrían gastar más o menos de lo previsto, dependiendo de la rapidez con la que ceda la pandemia. Los resultados de una encuesta que realizó a principios de este mes la Reserva Federal de Nueva York revelaron que los hogares destinan una mayor parte de sus cheques de estímulo del gobierno al ahorro o al pago de la deuda, en lugar de al gasto.

Al mismo tiempo, la fuerte confianza de los consumidores es un buen augurio para el gasto. En los tres primeros meses del año la confianza de los consumidores a nivel mundial alcanzó su punto más alto desde que comenzaron los registros en 2005, según The Conference Board.

Un factor que limita un auge del gasto aún mayor es que los hogares de renta alta han acumulado una gran parte de los ahorros extra, especialmente en Estados Unidos. Es más probable que lo traten como «riqueza que como renta, y por tanto gastarán mucho menos, al menos rápidamente», explicó Zandi.

En Estados Unidos, los mayores de 55 años tienen más del 60% del exceso de ahorro. De ellos, los propietarios de viviendas tienen el 90% y tres cuartas partes se concentran en hogares con al menos un título universitario.

«Nada de esto es demasiado sorprendente, pero es un recordatorio de lo dura que ha sido la pandemia para las finanzas de los jóvenes inquilinos de bajos ingresos y con menos educación, y de la facilidad con la que han navegado financieramente los propietarios de viviendas de mayor edad y con altos ingresos», añadió Zandi.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up