Así describió la policía de Minneapolis por primera vez el homicidio de George Floyd, y lo que sabemos ahora

(CNN)– «Hombre muere después de un incidente médico durante la interacción con la policía».

Ese fue el titular de un comunicado de prensa de la Policía de Minneapolis el 25 de mayo de 2020, en las horas posteriores a la muerte de un hombre anónimo de unos 40 años. En el comunicado de casi 200 palabras está ausente cualquier mención de que los agentes lo inmovilizaron en el suelo, que le pusieron una rodilla en el cuello, o cualquier indicación de cuánto duró esta «interacción».

Gracias al video de una joven testigo de 17 años, ahora sabemos lo que realmente sucedió: El exagente de policía Derek Chauvin mató a George Floyd, un hombre negro de 46 años, haciendo un uso excesivo e irrazonable de la fuerza cuando se arrodilló sobre el cuello y la espalda de Floyd durante 9 minutos y 29 segundos. Chauvin fue declarado culpable el martes por homicidio no intencional en la comisión de delito grave, homicidio no intencional con desprecio por la vida y un cargo de homicidio accidental en un tribunal de Minnesota.

Reacciona joven que grabó la muerte de Floyd a veredicto 0:44

A la luz del veredicto, vale la pena volver a revisar ese comunicado de prensa original para comprender las formas en que las declaraciones de la policía pueden ocultar la verdad con una mezcla de lenguaje pasivo, omisiones flagrantes y un sentido distorsionado del tiempo.

El enlace al comunicado redirige ahora al sitio web de la policía de Minneapolis, pero su texto sigue siendo accesible a través de Internet Archive.

El primer boletín sobre el homicidio

El boletín comienza diciendo que los agentes de la Policía de Minneapolis respondieron a un informe de una «falsificación en curso», y señala que el sospechoso «parecía estar bajo la influencia».

«Dos agentes llegaron y localizaron al sospechoso, un hombre que se cree que tiene unos 40 años, en su automóvil. Le ordenaron que saliera de su automóvil. Tras salir, se resistió físicamente a los agentes. Los agentes lograron esposar al sospechoso y observaron que parecía estar sufriendo problemas médicos. Los agentes llamaron a una ambulancia. Fue trasladado en ambulancia al Hennepin County Medical Center, donde falleció poco después».

«En ningún momento se utilizaron armas de ningún tipo por ninguno de los implicados en este incidente. La Oficina de Aprehensión Criminal de Minnesota (BCA, por sus siglas en inglés) ha sido llamada para investigar este incidente a petición del Departamento de Policía de Minneapolis».

«Ningún agente resultó herido en el incidente. Las cámaras corporales estaban encendidas y activadas durante este incidente».

El mensaje fue enviado por John Elder, director de la Oficina de Información Pública de la Policía de Minneapolis.

Cómo el lenguaje policial ocultó la verdad

Todo lo que dice la policía es, técnicamente hablando, cierto.

La policía respondía a la denuncia de un hombre que utilizaba un billete de US$ 20 presuntamente falso. Floyd estaba bajo la influencia del fentanilo y la metanfetamina en ese momento, según un informe toxicológico. Se resistió físicamente a los agentes cuando intentaron meterlo en la patrulla. Pudieron ponerle las esposas.

Los agentes se dieron cuenta de que parecía tener problemas médicos y llamaron a una ambulancia. No se «utilizaron armas», al menos en el sentido de que no le dispararon ni le golpearon con un arma.

Pero, en conjunto, el mensaje es muy engañoso y contribuye a ocultar el papel de los agentes en su muerte.

En el boletín invierten el momento de las esposas, ocultando el hecho de que Floyd estaba esposado casi desde el principio de su interacción.

Señala que le pusieron las esposas y que «sufría problemas médicos» en la misma frase, aunque se produjeron con unos 20 minutos de diferencia. Y lo que es más importante, ignora lo que la policía hizo entre esos dos acontecimientos.

No se menciona que la policía lo sujetó en posición boca abajo en el suelo ni que Chauvin se arrodilló sobre el cuello de Floyd. No menciona que Chauvin permaneció en esa posición durante un largo periodo de tiempo: 9 minutos y 29 segundos. Tampoco menciona que Floyd dijera repetidamente «no puedo respirar» y llamara a su «mamá» antes de perder el conocimiento, dejar de respirar y perder el pulso. No dice que Chauvin permaneció sobre su cuello hasta que los paramédicos le indicaron que se levantara del cuerpo inerte de Floyd.

Paramédico: «No vi respiración, movimiento, ni nada como eso»

Tampoco menciona que el expolicía Thomas Lane apuntó con su pistola a Floyd mientras estaba en su vehículo, lo que puede interpretarse como «usar» un arma.

El papel de los videos

Sabemos la verdad de todo esto gracias a una notable cantidad de videos que muestran lo que realmente sucedió ese día.

La joven de 17 años Darnella Frazier publicó su video en Facebook, que fue visto por personas de todo el mundo, incluido el jefe de la policía de Minneapolis. Genevieve Hansen, una bombera fuera de servicio a quien se le negó prestar ayuda a Floyd, también filmó partes de la escena desde un ángulo ligeramente diferente. Otra estudiante de secundaria utilizó el teléfono de su amiga para filmar el incidente, según declaró.

Una cámara de vigilancia de la ciudad, situada al otro lado de la calle, mostró la contención de Floyd desde la distancia. Una operadora del 911 que vio la transmisión en directo de ese video llamó a su supervisor para expresar su preocupación por lo que había visto. Otros videos del interior de la tienda Cup Foods, del exterior de un restaurante chino y de un transeúnte en su coche mostraron lo que ocurrió antes de la sujeción fatal.

Por último, tres de las cámaras corporales de los agentes mostraron de cerca sus prolongadas interacciones con Floyd. La cámara de Chauvin se cayó debajo del coche patrulla antes de la retención, por lo que no lo muestra todo, pero revela su llegada al lugar de los hechos y su intento de defender sus acciones después.

Qué hizo la policía tras ver el video de un transeúnte

Al enterarse de que un hombre había sido hospitalizado mientras estaba bajo custodia policial, el jefe de policía de Minneapolis, Medaria Arradondo, alertó a la Oficina de Aprehensión Criminal de Minnesota y llamó al alcalde, según declaró en el juicio de Chauvin. A continuación, vio el video de la detención desde una cámara de la ciudad situada al otro lado de la calle, pero nada le llamó la atención, testificó.

Alrededor de la medianoche, un miembro de comunicaciones se puso en contacto con él para mostrarle el video de Frazier, dando al jefe una visión cercana del incidente, testificó.

El Departamento de Policía de Minneapolis despidió a los cuatro agentes implicados al día siguiente.

El 26 de mayo, cuando el video de Frazier se hizo viral e impulsó la indignación generalizada, el comunicado de prensa de la Policía de Minneapolis se actualizó con otra línea imprecisa: «A medida de que se ha ido disponiendo de información adicional, se ha determinado que la Oficina Federal de Investigaciones (sic) formará parte de esta investigación».

Chauvin fue detenido y acusado de homicidio el 29 de mayo. Los otros tres agentes fueron detenidos y acusados de complicidad el 3 de junio. Se han declarado inocentes y se espera que sean juzgados este verano boreal.

Respuesta del portavoz de la policía

John Elder, el portavoz de la policía que envió la alerta, dijo al diario Los Angeles Times en 2020 que basó el comunicado inicial en la información de los sargentos que trabajan en la zona y en los despachos asistidos por computadora, que no mencionaban el uso de la fuerza. Todavía no había revisado las grabaciones de las cámaras corporales.

«Esto no tenía, literalmente, ninguna intención de engañar o ser deshonesto o poco sincero. Si hubiéramos sabido que esta (situación) era la que veíamos en el video, la declaración habría sido completamente diferente», dijo Elder a Los Angeles Times.

En respuesta, el Consejo Municipal de Minneapolis votó el verano boreal pasado para trasladar la Oficina de Información Pública fuera del Departamento de Policía y bajo el control de la ciudad, según la afiliada de CNN, WCCO.

Este miércoles, el hermano de George Floyd, Philonise Floyd, dijo que fue la presencia de las cámaras lo que abrió las puertas al «histórico» veredicto en el juicio de Chauvin.

Hermano de George Floyd sobre el veredicto de Chauvin: Todos necesitamos justicia. Seguiremos luchando

«Para mí, Emmett Till fue el primer George Floyd», en referencia al niño negro de 14 años que fue torturado y asesinado en Mississippi en 1955. «Simplemente no había cámaras alrededor. Eso es lo único que cambió: las cámaras, la tecnología. Ayudó a abrir puertas, porque sin eso, mi hermano solo habría sido otra persona en el lado de la carretera abandonada a su suerte».

Aditi Sangal de CNN contribuyó a este reportaje.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up