Arrodillarse sobre George Floyd era «totalmente innecesario», dice principal detective de homicidios de Minneapolis

(CNN) — El principal detective de homicidios del Departamento de Policía de Minneapolis testificó que arrodillarse sobre el cuello de George Floyd luego de que hubiera sido esposado era «totalmente innecesario». «Si tu rodilla está sobre el cuello de alguien, eso podría matarlo», declaró.

El teniente Richard Zimmerman, jefe de la división de homicidios durante más de 12 años, testificó el viernes que Derek Chauvin violó las normas al presionar su peso sobre el cuello de Floyd durante más de nueve minutos mientras el hombre estaba esposado y en posición boca abajo. A los policías no se los entrena para arrodillarse sobre el cuello de una persona, dijo.

«Una vez que la persona está esposada, el nivel de amenaza baja por completo», dijo el teniente al jurado en el juicio a Chauvin por homicidio.

«¿Cómo puede lastimarte esa persona?» preguntó, y agregó que «que te lastimen es muy poco probable».  Mantener a la persona esposada y en posición boca abajo «restringe su respiración», dijo.

Cuando el fiscal Matthew Frank le preguntó si alguna vez fue entrenado para arrodillarse sobre una persona, Zimmerman dijo que no.

«Porque si tu rodilla está sobre el cuello de alguien, eso podría matarlo», dijo el teniente.

En ese momento, Chauvin levantó la cabeza en la mesa de la defensa y le lanzó una mirada a Zimmerman.

Este testimonio potencialmente devastador del funcionario de mayor rango del departamento tuvo lugar durante el quinto día del juicio, que fue más corto que los anteriores. El juez Peter Cahill mandó a los miembros del jurado a sus casas más temprano porque el juicio se adelantó a lo programado. El testimonio se reanudará el lunes.

Zimmerman dijo que las acciones de Chauvin fueron «injustificadas» y «totalmente innecesarias».

«Tienes que hacer que no queden sobre su pecho», dijo el investigador veterano en un punto. «Si estás acostado sobre tu pecho, eso te restringe aún más la respiración», explicó.

Zimmerman firmó el año pasado una carta abierta en la que agentes de Minneapolis condenaban a Chauvin tras lo sucedido.

En el interrogatorio, Zimmerman estuvo de acuerdo en que una persona inconsciente puede volverse combativa cuando se la reanima, dando patadas y revolcándose.

El abogado defensor Eric Nelson trató de demostrar que el trabajo policial ha cambiado significativamente desde que Zimmerman recibió su entrenamiento. Además intentó llamar la atención sobre la experiencia limitada de Zimmerman en el uso de la fuerza como investigador en comparación con la de un agente de patrulla.

Si bien no se los entrena para que pongan su rodilla sobre el cuello de un sospechoso, Zimmerman dijo a Nelson que, en una lucha por su vida, los agentes están autorizados a utilizar cualquier fuerza que sea razonable y necesaria.

Sargento describe la llegada a la escena de un «posible incidente crítico»

Más temprano, los miembros del jurado escucharon el testimonio del sargento que aseguró la zona poco después de que Chauvin se arrodillara sobre el cuello de Floyd.

El sargento Jon Edwards, un veterano de la policía con 14 años de experiencia, dijo que llegó al lugar de un «posible incidente crítico» un poco después de las 9:30 p.m. e hizo que otros oficiales rastrearan la zona en busca de posibles testigos.

En el lugar, Edwards le pidió a los agentes J. Alexander Kueng y Thomas Lane que activaran sus cámaras corporales, según dijo. Ambos agentes fueron acusados de complicidad en un homicidio intencional sin premeditación y de complicidad en un homicidio involuntario.

Zimmerman llegó a la escena en la Avenida Chicago poco antes de que, a las 10 p.m., Kueng y Lane fueran trasladados al Ayuntamiento como parte de una investigación de un incidente crítico, según Edwards.

El jueves, los integrantes del jurado escucharon la perspectiva de Chauvin en los minutos posteriores a que se llevaran el cuerpo inerte de Floyd en una ambulancia. Fue la segunda vez que escucharon su opinión sobre los que sucedió ese día. Un video de la cámara corporal de Chauvin que los jurados vieron el miércoles mostró cómo el exagente defendía sus acciones ante un transeúnte.

En una cámara corporal también quedó registrada una llamada que hizo Chauvin al sargento David Pleoger, su supervisor en ese momento. El video se reprodujo durante el testimonio de Pleoger el jueves. Chauvin lo llamó poco después de arrodillarse sobre el cuello de George Floyd durante más de nueve minutos el 25 de mayo para explicar su versión de lo que había sucedido.

«Solo iba a llamar para que vinieras a nuestra escena aquí», le dijo Chauvin a Ploeger. «Tuvimos que sujetar a un tipo. Se estaba volviendo loco. No quería… no quería entrar en la parte trasera de la patrulla…», agregó.

Luego el video se termina, pero en el resto de la llamada Chauvin dijo que George Floyd tuvo una emergencia médica después de luchar con los agentes que intentaban meterlo en un automóvil, según Pleoger. Chauvin no mencionó que había puesto su rodilla sobre el cuello y la espalda de Floyd, dijo Pleoger.

Pleoger condujo hasta el lugar y pidió a los agentes que hablaran con los testigos. «Podemos intentarlo, pero todos están bastante hostiles», respondió Chauvin.

Testigos dicen sentirse culpables por la muerte de Floyd 3:06

Esa misma noche más tarde, en el Centro Médico del Condado de Hennepin, Chauvin le dijo a su supervisor que se había arrodillado sobre el cuello de Floyd, relató Pleoger al jurado.

El video de la cámara corporal de Chauvin que se reprodujo frente al jurado el miércoles también mostró cómo defendió sus acciones ante un transeúnte que lo enfrentó por cómo había tratado a George Floyd.

«Esa es la opinión de una persona», respondió Chauvin mientras subía a su patrulla de policía. «Tuvimos que controlar a este tipo porque es un hombre grande. Parece que probablemente esté en algo», añadió.

Su versión del encuentro se contradice con los videos que muestran a Chauvin arrodillado sobre Floyd, quien había sido esposado después de desmayarse. Los fiscales dijeron que se arrodilló sobre Floyd durante 3 minutos y 51 segundos durante los cuales Floyd no respondía.

Chauvin se declaró inocente de los cargos de homicidio intencional sin premeditación, de homicidio involuntario y homicidio involuntario agravado en un acto eminentemente peligroso para otros. El acusado ha permanecido sentado en la mesa de la defensa tomando notas en un bloc de notas grande.

El jueves más temprano, la novia de George Floyd habló sobre la lucha de Floyd contra la adicción a los opioides, y dos paramédicos testificaron que Floyd parecía muerto cuando llegaron al lugar.

Supervisor de Chauvin dijo que debió haber dejado de usar la fuerza antes

El testimonio de Pleoger se centró en los protocolos policiales para el uso de la fuerza. Los agentes pueden usar la fuerza en ciertas circunstancias, pero deben detener el uso de la fuerza una vez que la persona está bajo control.

Pleoger testificó que su revisión de las imágenes de la cámara corporal mostró que Chauvin debió de haber dejado de usar la fuerza antes.

«Cuando el señor Floyd ya no ofrecía ninguna resistencia a los agentes, podrían haber puesto fin a la restricción», dijo. «Sería razonable poner una rodilla sobre el cuello de alguien hasta que no se resista más, pero debería detenerse cuando ya no fuera combativo», explicó.

El supervisor dijo que los agentes deben llamar a una ambulancia y prestar ayuda de emergencia mientras esperan que llegue. Las personas inmovilizadas deben ser puestas de lado para ayudarles a respirar.

En el contrainterrogatorio, Pleoger dijo que no había realizado una revisión formal del uso de la fuerza porque la investigación de la muerte ascendió en la cadena de mando.

‘Pensé que estaba muerto’, dice paramédico que atendió a George Floyd

Dos paramédicos del condado de Hennepin dijeron que, cuando llegaron al lugar, Floyd no respondía, no respiraba y no tenía pulso.

«En términos sencillos, pensé que estaba muerto», dijo el paramédico Derek Smith.

A Smith y su compañero Seth Bravinder los llamaron por un Código 2, que no es de emergencia, por una lesión en la boca. Sin embargo, aproximadamente un minuto y medio después la llamada se actualizó a un Código 3, lo que significa encender las luces y sirenas de la ambulancia.

Floyd no parecía estar respirando ni moviéndose. Smith comprobó el pulso y las pupilas de Floyd mientras Chauvin mantenía su rodilla sobre él. El paramédico dijo que creía que su corazón se había detenido. Bravinder le indicó a Chauvin que levantara la rodilla de Floyd para subirlo a una camilla y llevarlo a la ambulancia.

Derek Smith fue uno de los paramédicos que atendió a George Floyd.

Bravinder dijo que estaban preocupados por la multitud de transeúntes.

Un agente subió a la ambulancia y ayudó con las compresiones en el pecho. Smith le quitó las esposas a Floyd, según testificó. Bravinder declaró que en un momento detuvo la ambulancia para ayudar a atender a Floyd.

Dentro de la ambulancia, no obstante, el corazón de Floyd no mostraba actividad. Intentaron reanimar su corazón con compresiones torácicas, estableciendo una vía aérea y con descargas eléctricas, pero no se recuperó. Luego lo dejaron en el hospital.

El capitán del Departamento de Bomberos Jeremy Norton testificó que nadie encontró pulso en el cuerpo de Floyd. Más tarde denunció el incidente a los superiores del Departamento de Bomberos porque se trataba de la muerte de alguien bajo custodia policial y un bombero fuera de servicio fue testigo.

George Floyd y su novia luchaban contra una adicción a los opioides

Courteney Ross, de 45 años, le dijo al jurado que conoció a Floyd en agosto de 2017. Entonces él trabajaba como guardia de seguridad en el Ejército de Salvación.

Floyd hacía ejercicio todos los días y nunca se quejaba de que le faltara el aire, dijo. Era un niño de mamá que se había convertido en una «sombra de sí mismo» tras la muerte de su madre en 2018, contó.

Ambos luchaban contra una adicción a los opioides, testificó. Les recetaron analgésicos opiáceos para tratar dolores crónicos, lo que finalmente dio lugar a una adicción y al consumo de drogas ilegales, testificó su novia.

La novia de George Floyd, Courteney Ross, dijo que luchaban contra una adicción a los opioides.

En marzo de 2020, encontró a George Floyd doblado de dolor y lo llevó a una emergencia, declaró. Floyd pasó en el hospital varios días por una sobredosis, dijo. Cree que había vuelto a consumir de nuevo en mayo de 2020.

En las declaraciones de apertura, los fiscales reconocieron el historial de adicción a los opioides de Floyd, pero dijeron que era irrelevante para la causa de su muerte en mayor pasado. Sin embargo, el abogado defensor Eric Nelson ha argumentado que la verdadera causa de muerte de Floyd fue el consumo de drogas y varios problemas de salud preexistentes.

Eric Levenson de CNN contribuyó a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up