Video corporal muestra la reacción del expolicía Derek Chauvin, luego de que George Floyd estuviera en ambulancia

(CNN) — Momentos después de que a George Floyd lo subieran a una ambulancia en mayo pasado, el expolicía de Minneapolis Derek Chauvin fue confrontado por un testigo de 61 años que expresó su desacuerdo con que el agente se hubiera arrodillado sobre el cuello de Floyd.

«Esa es la opinión de una persona», respondió Chauvin mientras subía a su patrulla de policía. «Tuvimos que controlar a este tipo porque es un hombre grande. Parece que probablemente esté en algo», añadió.

Testigos de la muerte de George Floyd, incluida una niña de 9 años, explican su horror y miedo

El breve video de la propia cámara corporal de Chauvin se reprodujo este miércoles, durante el juicio penal que enfrenta. Además, el clip representa la primera vez que el público conoce algo de la perspectiva del expolicía en los casi 10 meses desde que Floyd murió bajo su rodilla. Hechos que provocaron un movimiento de protesta mundial.

Charles McMillian, el testigo de 61 años, declaró que observó el arresto y la muerte de Floyd. También mencionó que luego tuvo una breve conversación con Chauvin, mientras la policía abandonaba la escena. «Lo que vi estuvo mal», dijo a la corte.

McMillian testificó que había alentado a Floyd a subirse a la patrulla policial, mientras le decía «no puedes ganar». Los fiscales reprodujeron para la corte las imágenes mordaces del arresto a Floyd, que grabaron las cámaras corporales de los policías. En ellas se oye a Floyd decir, con poco aliento, que es claustrofóbico, que no puede respirar y también llamar a su madre.

El video dejó a McMillian entre lágrimas y agitado en el estrado de los testigos.

«Me siento impotente», dijo. «Yo tampoco tengo mamá. Lo entiendo», sostuvo.

Charles McMillian, a la izquierda, tuvo una breve conversación con el expolicía Derek Chauvin momentos después de que a George Floyd se lo llevaran en una ambulancia.

Chauvin, de 45 años, se declaró inocente de los cargos de homicidio intencional sin premeditación, de homicidio involuntario en segundo grado y homicidio involuntario agravado un acto eminentemente peligroso para otros. Su juicio empieza 10 meses después de que la muerte de Floyd desatara un pedido de justicia contra el racismo y la vigilancia agresiva que sufren los negros en EE.UU.

Testigos de la muerte de George Floyd expresan culpa

El testimonio de McMillian ocurrió durante el tercer día del juicio de Derek Chauvin. Los fiscales han llamado a múltiples testigos para que describan ante la corte el horror y miedo que sintieron al ver morir a Floyd el 25 de mayo de 2020.

Varios testigos han expresado culpa del sobreviviente con respecto a lo que hicieron y no hicieron antes de la muerte de Floyd. El empleado de la tienda de Minneapolis que sospechó que Floyd le dio un billete falso de US$ 20 en mayo pasado testificó en la corte este miércoles que sentía «culpa» al saber que su interacción condujo a la muerte de Floyd bajo la rodilla de Chauvin.

«Si simplemente no hubiera aceptado el billete, esto podría haberse evitado». Esas fueron las palabras de Christopher Martin, de 19 años y cajero de Cup Foods, ante la corte este miércoles. El joven dejó de trabajar allí poco después de los hechos porque dijo que no se sentía seguro.

De manera similar, el martes, una estudiante de secundaria que grabó y compartió un video en el que Chauvin aparece arrodillado sobre Floyd dijo que había dejado de dormir pensando en qué más pudo haber hecho.

Testimonios impactantes en segundo día de juicio contra Chauvin 3:28

«Pasé noches en vela disculpándome con George Floyd por no haber hecho más y no haber intervenido físicamente y no haber salvado su vida. Pero no es lo que yo debería haber hecho, es lo que él debería haber hecho», sostuvo.

Los relatos de los testigos refuerzan la declaración inicial de la fiscalía que pidió a los miembros del jurado centrarse en el video de los 9 minutos y 29 segundos durante los cuales Chauvin se arrodilló sobre el cuello de Floyd.

«Pueden creer lo que ven, que es un homicidio», dijo este lunes el fiscal Jerry Blackwell. «Pueden creer lo que ven», insistió.

Por su parte, el abogado defensor Eric Nelson ha argumentado que el caso es más complicado que el simple video. Según dijo, Chauvin seguía su entrenamiento policial sobre el uso de la fuerza. Además, ​​aseveró que la causa de muerte de Floyd fue una combinación de uso de drogas y problemas de salud preexistentes.

Muestran video de seguridad de la tienda y el incidente con el billete falso

En el juicio mostraron nuevas imágenes del interior de la tienda Cup Foods ubicada en la esquina de la 38th y Chicago en Minneapolis, donde la policía detuvo a Floyd.

En el video se puede ver a Floyd dentro de la tienda. Christopher Martin, empleado del lugar, declaró que creía que Floyd estaba intoxicado.

En el juicio al exagente Derk Chauvin se reprodujeron nuevas imágenes de la tienda a la que había entrado George Floyd.

En un momento, el video muestra a Martin vendiéndole a Floyd un paquete de cigarrillos. A Martin se lo puede ver sosteniendo el billete de US$ 20 que Floyd le entrega.

«Cuando vi el billete, me di cuenta de que tenía un pigmento azul, como el que tendría un billete de US$ 100. Me pareció extraño. Supuse que era falso», dijo Martin.

Martin explicó que en un primer momento pensó en aceptar el billete y no confrontar a George Floyd. El empleado testificó que la política de la tienda era que «si aceptabas un billete falso, tendrías que pagarlo con tu propio dinero».

El empleado de Cup Foods Christopher Martin testificó en el juicio a Derek Chauvin.

Dijo que primero pensó en ponerlo en su propia «cuenta», pero luego decidió ir a hablar con su gerente sobre el billete falso. El gerente le indicó que fuera al auto en el que se había subido George Floyd y le preguntara por el billete. Martin dijo que fue hacia el auto de Floyd dos veces.

La fiscalía reprodujo un video de seguridad del restaurante que se encontraba al otro lado de la calle en el que se puede ver cómo Martin y otro empleado iban hacia el auto de Floyd y le preguntaban sobre el billete.

«Les avisé que tenían que volver a la tienda y que el billete era falso y que mi jefe quería hablar con ellos», dijo Martin.

LEE: Testigos de la muerte de George Floyd, incluida una niña de 9 años, explican su horror y miedo

El hombre testificó que George Floyd «parecía que no quería que sucediera esto. Estaba como ‘¿por qué está pasando esto?’».

Martin dijo que Floyd no accedía a volver a la tienda.

El empleado relató que volvió al comercio y le dijo a su gerente que Floyd no iba a entrar de nuevo. El gerente le dijo a Martin que volviera al coche y lo intentara otra vez.

Después de que Martin y un compañero de trabajo intentaran por segunda vez, George Floyd seguía sin aceptar entrar a la tienda para hablar con el gerente. «George Floyd no decidió entrar en la tienda», dijo.

Martin explicó que, después de decirle al gerente por segunda vez que George Floyd no iba a volver a entrar en la tienda, alguien llamó a la policía. Una llamada fatídica que finalmente terminó con Derek Chauvin arrodillado sobre el cuello de Floyd.

Expolicía Derek Chauvin se arrodilló sobre George Floyd 9 minutos y 29 segundos, más tiempo del infame 8:46

Martin grabó cuando Floyd estaba debajo de la rodilla de Chauvin, pero borró el video de su teléfono esa noche.

«Simplemente no quería tener que mostrárselo a nadie ni que me preguntaran al respecto», dijo.

Christopher Belfrey, quien fue Cup Foods a recoger comida, testificó que vio a los policía caminar hasta el vehículo de Floyd y apuntar con un arma a la ventana. Desde el interior de su auto, grabó a la policía esposando a Floyd y luego llevándolo a una acera.

«No sabía exactamente qué estaba pasando. No quería estar en medio de tanta conmoción», testificó Belfrey. Y explicó que por eso movió su vehículo.

Bombera fuera de servicio dijo que la policía le impidió ayudar a Floyd

Genevieve Hansen, una bombera fuera de servicio, dijo que la policía no la dejó ayudar a George Floyd.

Los testimonios de este miércoles comenzaron con un breve interrogatorio a Genevieve Hansen, una bombera de Minneapolis que estaba fuera de servicio. Ella testificó un día antes que salió a caminar durante su día libre en mayo pasado, cuando se encontró a Floyd que luchaba por respirar y parecía inconsciente bajo de la rodilla de Derek Chauvin.

Ella trató de ayudar a Floyd y pidió repetidamente a los policías que le revisaran el pulso, pero ellos se negaron. Lo que la dejó desesperada e indefensa.

«Intenté razonar con calma, intenté ser asertiva, supliqué y estaba desesperada», testificó. «Estaba desesperada por ayudar».

Hansen tuvo una posición de confrontación con Nelson, el abogado defensor, durante el interrogatorio del martes. La bombero cuestionó repetidamente su interrogatorio y respondió con sarcasmo. «No sé si alguna vez has visto a alguien morir frente a ti, pero es muy perturbador», dijo en un momento.

Tras despedir al jurado por el día, el juez Peter Cahill amonestó a Hansen, diciéndole que respondiera las preguntas y dejara de discutir. A su regreso al estrado en la mañana de este miércoles, Nelson solo hizo una pregunta para confirmar que ella no mostró su identificación a los policías en la escena.

Nelson argumentó en las declaraciones de apertura que los testigos se transformaron en una multitud amenazante, lo que distrajo a los policías de hacer su trabajo. Durante los interrogatorios de Hansen y el luchador de artes marciales mixtas Donald Williams II este martes, el abogado ha tratado de hacer que admitan que tanto ellos como la multitud estaban enojados mientras Floyd moría lentamente. Los testigos en que estaban cada vez más desesperados, indefensos y preocupados.

«Fui profesional. Mantuve la compostura», dijo Williams. «No puedes hacer parecer que estoy enojado», aseguró.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up