OPINIÓN | ¿Por qué Pierre Cardin ha sido tan famoso? ¡Muchos no tenían ni la menor idea y ahora lo veneran!

Nota del editor: Mari Rodríguez Ichaso ha sido colaboradora de la revista Vanidades durante varias décadas. Es especialista en moda, viajes, gastronomía, arte, arquitectura y entretenimiento. Productora de cine y columnista de estilo de CNN en Español. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivamente suyas. Lee más artículos de opinión en cnne.com/opinion.

(CNN Español) — La muerte del diseñador francés-italiano Pierre Cardin, hace unos meses a los 98 años, ha sido noticia de primera plana en todo el mundo. Artículos, vídeos y sentidos homenajes han comentado con genuina admiración su brillante carrera -y su labor como gran “visionario” en el mundo del diseño.

Y ESA es la razón de la enorme fama de Pierre Cardin: su brillante capacidad creativa -¡mano a mano con su revolucionario sentido de los negocios!

Cardin nunca se quiso conformar con ser un diseñador famoso más –¡NO!- Desde el principio quiso romper moldes, inventar genialidades, crear el mercadeo más ultramoderno – y ser el diseñador más innovador y atrevido del universo. Y lo logró.

Pierre Cardin en 1974

El año pasado abrió en el Museo de Brooklyn una retrospectiva de su obra llamada Pierre Cardin: Future Fashion y fue como un “tsunami” que provocó una verdadera ola de absoluta admiración hacia el diseñador, quien -entonces con 97 años- era para muchos jóvenes amantes del diseño casi un desconocido, un viejo fantasma del pasado ¡y de pronto se reveló como un extraordinario gurú al que debíamos admirar y adorar! Y los jóvenes aprendieron algo nuevo…

La reveladora exposición enseñó a las nuevas generaciones que Pierre Cardin cambió radicalmente la moda en los años 60, y aquella muestra era un merecidísimo homenaje a su herencia.

Fue un “tour de force” de su larga carrera, con diseños y objetos de todas sus etapas creativas, como sus abrigos estilo computadoras, los futuristas vestidos “burbujas” con visores de plástico, las impactantes chaquetas pagoda y cientos de modelos con cortes y ángulos ultramodernos, que parecían creados en 2019 ¡y eran diseños de los años 60!

Pero cuando recordamos que Cardin convirtió la moda en una industria supercomercial y masiva y nada elitista— hay que decir que su contribución más importante fue cuando a mediados de los años 60 tuvo otra genial idea de mercadeo: usar su nombre -o sus iniciales- en los logos de sus diseños.

Una idea muy criticada -que nunca se había visto-, pero Cardin adoraba ser original por encima de todo -y cuando desfilaron miles de piezas de ropa -¡con su nombre!- le dio vida a la gran revolución de los logos y las iniciales en el mundo de la moda, que existe hasta el día de hoy. ¡La creación de un supernegocio universal!

Cardin también creó la venta de licencias, para que se pudiera usar su nombre en todo tipo de productos -desde ropa femenina y masculina, hasta gafas, vajillas, autos y muebles. Y numerosas fábricas de todo el mundo manufacturaban sus creaciones. Muy pronto, otras marcas comenzaron a imitarlo y nacieron cientos de logos que ansiosos consumidores de todo el planeta comenzamos a usar en camisetas, bolsos, perfumes y otros artículos – y que nos hacían sentir importantes, cool y muy a la moda. ¡Y las licencias de todo tipo se multiplicaron en el mundo!

Todo esto sin olvidar su sentido de que la moda es universal, y para ello Cardin organizó dramáticos desfiles de moda en lugares donde ningún diseñador había ido antes, como la Plaza Roja de Moscú ¡y la Gran Muralla China!

¿Quién era Pierre Cardin?

Muy adelantado a su tiempo, desde niño Cardin vivía fascinado por el misterio del espacio y otros planetas – y su ropa mostraba ese amor con creaciones que chocaban a muchos. Su gran aprendizaje en el mundo de la alta costura, trabajando varios años como asistente del superrespetado Christian Dior, le dieron la ventaja de conocer la calidad y los cortes perfectos de la ropa. Y esa base de conocimiento lo distinguió entre otros. ¡Cardin sabía cortar y coser, y lo suyo iba mucho más allá de un fabuloso diseño!

Y enseguida, este joven nacido en Venecia en 1922 -criado en Saint Etienne y quien hizo su carrera en París, donde su familia había emigrado-, puso su sello en la forma como nos vestimos a partir de 1950, al independizarse como creador, crear su propia marca y lanzar diseños futuristas para hombres y mujeres en telas y estilos muy novedosos.

Una carrera que continuó llamando la atención cuando los hombres comenzaron a usar sus exóticas chaquetas Nehru, que imitaban los trajes de hombre en la India -y se hizo una tendencia tan popular que pronto la usaban también las mujeres, creando una nueva moda unisex. Y el difícil mundo de la moda -fascinado con Cardin- ¡declaró que había nacido una leyenda!

Eran años en que la competencia entre diseñadores era feroz y todos querían ser los más famosos y mejores. Y Cardin creó modelos y accesorios que parecían ideales para un viaje al espacio (la colección se llamaba Cosmocorps) — igual que ropa para las sexy heroínas de los films de James Bond, que eran la locura.

Tuve la suerte de conocerlo y conversar largamente con él en varias ocasiones a través de los años y —comiendo en París, en el famoso restaurante Maxim’s de su propiedad— el muy conversador Cardin me contó de los muchos sueños y planes que todavía tenía. Me di cuenta que cumplir años no lo detenía -y ya en sus 90 seguía inventando con entusiasmo.

Y recuerdo que fue muy divertido reírnos cuando le conté que todavía usaba bolsos de su creación -de 30 años atrás – que me seguían encantando y que eran como mis buenos amigos.

A lo que Cardin me dijo “¿Amigos? No… son parte de ti, de tu familia, de tu recuerdo y de tu futuro. ¡Y esa es mi intención cuando los creo!”

Bravo, Pierre Cardin. Y gracias.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up