Más de la mitad de inmigrantes llegados a la frontera en las últimas semanas fueron expulsados por orden de salud de la era Trump

(CNN) — El Gobierno de Joe Biden expulsó a más de la mitad de los inmigrantes que llegaron a la frontera entre Estados Unidos y México en las últimas semanas bajo una orden de salud de la era Trump que ha sido continuada por la nueva administración, según datos preliminares revisados por CNN.

De los 103.000 inmigrantes encontrados por Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) en tres semanas hasta el 17 de marzo, más de 61.000 fueron expulsados bajo la orden de salud conocida como «Título 42». A alrededor de 41.800 se les permitió permanecer en EE.UU.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el jueves durante su primera conferencia de prensa formal que «la gran mayoría, la abrumadora mayoría de las personas que llegan a la frontera y cruzan, serán devueltas».

LEE: Biden asigna a Kamala Harris las gestiones diplomáticas en Centroamérica para abordar la inmigración

Pasó gran parte de la conferencia de prensa enfrentándose a preguntas sobre la crisis en la frontera sur, prometiendo que las condiciones para los menores no acompañados que llegan a los Estados Unidos mejorarán y culpando a la administración anterior y al clima más fresco por el aumento de inmigrantes en la frontera.

Las instalaciones temporales en Donna, Texas, el 25 de febrero de 2021, construidas para procesar unidades familiares y niños no acompañados bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. El rostro del niño de la izquierda ha sido difuminado por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU.

Continuó diciendo que Estados Unidos está enviando de regreso a «la gran mayoría de las familias que vienen».

Pero la mayoría de las familias inmigrantes detenidas por la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos durante esas tres semanas permanecieron en el país, según muestran los datos.

En las tres semanas hasta el 17 de marzo, hubo más de 21.000 integrantes de familias detenidos por la Patrulla Fronteriza en la frontera suroeste que fueron procesados hacia Estados Unidos, según los datos. Durante el mismo período, alrededor de 7.600 fueron expulsados.

El Departamento de Seguridad Nacional continúa expulsando a «adultos solteros no ciudadanos y muchas unidades familiares» de conformidad con la orden de salud pública de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU., dijo el jueves un funcionario de la administración.

FOTOS | Mira el interior de dos diferentes instalaciones fronterizas para menores inmigrantes no acompañados

1 de 11
| Una delegación de funcionarios y legisladores de la Casa Blanca visitó una instalación de afluencia en Carrizo Springs, Texas, diseñada para alojar a menores no acompañados que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México y, por primera vez, permitió el acceso de medios independientes.

2 de 11
| Instalación del Departamento de Salud y Servicios Humanos en Carrizo Springs, Texas: Imágenes tomadas de un video desde el interior de las instalaciones de Carrizo Springs tomadas por un reportero.

3 de 11
| Esta instalación y otros refugios supervisados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos están equipados para brindar servicios médicos, dormitorios y otro tipo de apoyo, mientras que los administradores de casos trabajan con los niños para unirlos con un patrocinador, como un padre o un familiar, en Estados Unidos.

4 de 11
| Instalación del Departamento de Salud y Servicios Humanos en Carrizo Springs, Texas.

5 de 11
| Pero en medio de las limitaciones de covid-19, no ha habido suficiente espacio de refugio para albergar al creciente número de llegadas, lo que resulta en que los menores permanezcan en las instalaciones de la Patrulla Fronteriza durante períodos prolongados más allá del límite legal de 72 horas.

6 de 11
| Las condiciones en las instalaciones de la Patrulla Fronteriza, donde no se ha permitido la entrada a los medios de comunicación, pueden describirse como cárceles y no están destinadas a menores

7 de 11
| Las instalaciones de procesamiento temporal en Donna, Texas, el 25 de febrero de 2021, construidas para procesar unidades familiares y niños extranjeros no acompañados (UAC) encontrados y bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

8 de 11
| Después de que un congresista publicó fotos de una instalación de desbordamiento de la Patrulla Fronteriza en Donna, Texas, a principios de esta semana, la administración publicó imágenes y fotografías del espacio.

9 de 11
| Instalación de la Patrulla Fronteriza en Donna, Texas.

10 de 11
| Instalación de la Patrulla Fronteriza en Donna, Texas.

11 de 11
| Instalación de la Patrulla Fronteriza en Donna, Texas.

end div.modal

En algunas situaciones, cuando la expulsión no es posible debido a la incapacidad de México para recibirlos, las familias son puestas en proceso de deportación, agregó el funcionario.

«Esta administración marca la línea cuando se trata de niños. No expulsamos a los niños pequeños a la violencia o al trauma posterior», dijo el funcionario.

México comenzó a implementar una ley el año pasado que limitaba la capacidad del gobierno de Estados Unidos para devolver a algunas familias a ese país, particularmente en el estado mexicano de Tamaulipas, al sur del Valle del Río Grande de Texas, que es la zona cero de los cruces fronterizos.

«Es por eso que estamos viendo números más altos» en la región, dijo el funcionario. «También es por eso que hemos estado liberando a algunas personas con una forma ligeramente diferente de un NTA, un aviso para comparecer».

Algunos migrantes son liberados en EE.UU. sin un ‘aviso para comparecer’

Para sacar a los inmigrantes más rápido de las abrumadas instalaciones, Aduanas y Protección Fronteriza ha comenzado a liberar a personas en la región del Valle del Río Grande, Texas, sin un «aviso para comparecer», un documento que los instruye a comparecer ante un juez de inmigración en una fecha determinada, dijeron fuentes a CNN. NBC informó sobre este asunto por primera vez. La medida podría dificultar el seguimiento de los inmigrantes que ingresan al país y generar confusión entre quienes buscan que se resuelvan sus casos de asilo.

La liberación de algunos inmigrantes sin avisos para comparecer comenzó durante el fin de semana y su uso ha fluctuado desde entonces, dijo un funcionario del Departamento de Seguridad Nacional, señalando que la agencia preferiría entregar los avisos a los migrantes.

La nueva práctica, que asigna a los inmigrantes la responsabilidad de iniciar sus propios procesos de inmigración, se había realizado caso por caso en el pasado, pero ahora se está utilizando más ampliamente para acelerar el procesamiento y retirar a las personas de la custodia del gobierno más rápidamente, según otro funcionario del Departamento de Seguridad Nacional.

MIRA: El problema de inmigración en la frontera sur de Estados Unidos tomó desprevenido al equipo de Biden y así están luchando para solucionarlo

Una fuente de la Patrulla Fronteriza dijo que la práctica se aplica solo a las familias liberadas de la custodia en la región del Valle del Río Grande, pero está «sujeta a extenderse a otros sectores» según la necesidad.

Rodolfo Karisch, quien se desempeñó como agente jefe de patrulla en el Valle del Río Grande durante la crisis fronteriza de 2019, dijo que los inmigrantes no fueron liberados sin ejecutar avisos para comparecer en ese momento.

La falta de avisos está «agravando el problema», dijo, lo que dificulta que las autoridades de inmigración sigan la pista de la «próxima generación» de inmigrantes indocumentados.

«La sobresaturación es tan grande que para mover a la gente lo suficientemente rápido, eso es a lo que hemos tenido que recurrir», dijo el primer funcionario del Departamento de Seguridad Nacional. «Los recursos son muy escasos».

Maegan Vazquez y Priscilla Alvarez de CNN contribuyeron a esta historia.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up