Investigación encuentra que acusado en la insurrección en el Capitolio es un conocido simpatizante nazi

(CNN) — Un reservista del Ejército acusado de asaltar el Capitolio de EE.UU. es un conocido supremacista blanco y simpatizante nazi en la base naval donde trabajaba como contratista, e incluso fue reprendido por lucir un distintivo «bigote de Hitler», dijeron los fiscales en un nuevo reporte.

Los fiscales federales revelaron el viernes que la Marina realizó su propia investigación interna sobre Timothy Hale-Cusanelli y descubrió numerosos incidentes en los que promovió puntos de vista racistas y sexistas. El Servicio de Investigación Criminal Naval entrevistó a 44 de sus colegas y 34 de ellos dijeron que tenía «puntos de vista extremistas o radicales sobre el pueblo judío, las minorías y las mujeres».

Hale-Cusanelli, de 30 años, fue acusado de siete cargos criminales, que incluyen obstrucción a los procedimientos del Congreso, desorden civil y alteración del orden público en el Capitolio. Aún no se ha declarado en torno a los cargos.

Su abogado defensor se negó a comentar el domingo sobre los nuevos detalles de la investigación de la Marina, pero señaló en documentos judiciales que Hale-Cusanelli sostiene que no es un supremacista blanco.

MIRA: Efectivos de la Guardia Nacional de California terminan rotación en el Capitolio

Los colegas dijeron a los investigadores de la Marina que Hale-Cusanelli hacía comentarios casi a diario contra los judíos, abogaba por matar a bebés recién nacidos con discapacidades y tenía «problemas con las mujeres», según documentos judiciales. Los fiscales dijeron que encontraron memes racistas en su teléfono, incluido uno con la palabra «N» (una expresión en inglés que es degradante para las personas de raza negra), uno que comparaba a las personas negras con los animales y otro que insultaba a George Floyd.

Un magistrado federal de Nueva Jersey ordenó su liberación poco después de su arresto en enero, pero el Departamento de Justicia convenció a un juez de mayor rango en Washington de bloquear su liberación en espera de una revisión adicional. Una audiencia de detención está programada para el jueves.

Comentarios llenos de odio

Hale-Cusanelli trabajó como contratista de seguridad en la Estación de Armas Navales Earle cerca de Colts Neck, Nueva Jersey. Tenía una autorización de seguridad «secreta» como parte de su trabajo, dijeron los fiscales.

La Marina lanzó su propia investigación interna después de que Hale-Cusanelli fuera arrestado en enero, y casi tres docenas de sus colegas compartieron historias de sus presuntos comentarios racistas e intolerantes. Los fiscales destacaron los hallazgos de la Marina en un documento que abogaba para que siguiera detenido.

Uno de los supervisores de Hale-Cusanelli dijo a los investigadores que él se acercaba a sus nuevos colegas y les preguntaba: «¿No eres judío, verdad?». Un suboficial afirmó que lo oyeron decir que: «Judíos, mujeres y negros estaban en la parte inferior del tótem». Otro contratista en la base dijo que Hale-Cusanelli les dijo que los judíos «están arruinando todo y no pertenecen aquí», según el documento.

MIRA: Más agentes y cambios radicales en la Policía del Capitolio: las propuestas del grupo de trabajo tras la insurrección del 6 de enero

En una revelación impactante, los fiscales dijeron que Hale-Cusanelli llegó a la base el año pasado luciendo un bigote distintivo que se parecía al líder nazi Adolf Hitler. Uno de sus supervisores dijo a los investigadores de la Marina que confrontaron a Hale-Cusanelli por su aparente «bigote de Hitler».

Otro oficial naval recordó que Hale-Cusanelli dijo que: «Hitler debería haber terminado el trabajo».

Los fiscales también encontraron evidencia en su teléfono que, según dijeron, probaba las opiniones extremistas de Hale-Cusanelli. Encontraron un video en el que supuestamente impulsaba la teoría de la conspiración de que «los judíos cometieron el ataque del 11 de septiembre» y otro clip en el que supuestamente decía: «Odio a los inmigrantes […] intensamente».

El día de la insurrección en el Capitolio, los fiscales dicen que Hale-Cusanelli grabó un video de él mismo gritando una vulgaridad obscena a una mujer policía que estaba protegiendo el edificio.

El abogado defensor rechaza las acusaciones

Su abogado, Jonathan Zucker, ha dicho en documentos judiciales que Hale-Cusanelli no es un hombre violento y que puede ser liberado de forma segura bajo la custodia de sus asociados cercanos en Nueva Jersey.

«El Sr. Hale-Cusanelli está acusado de delitos derivados de entrar y permanecer en los terrenos del Capitolio, principalmente delitos análogos a la entrada ilegal», escribió Zucker en un expediente judicial. «No está acusado de delitos de violencia ni destrucción. Nunca agredió ni amenazó a nadie».

En una entrevista con agentes del FBI, Hale-Cusanelli negó ser simpatizante de los nazis o tener puntos de vista de supremacismo blanco, según documentos de la defensa. Su abogado reconoció que las publicaciones de su cliente en las redes sociales son «controvertidas», pero afirmó que se centran principalmente en la política local.

Uno de los supervisores de Hale-Cusanelli en la base naval donde trabajaba presentó una carta defendiendo a Hale-Cusanelli y atacando a la prensa. Refutó las acusaciones de que Hale-Cusanelli es un supremacista blanco al señalar que «con frecuencia le pagaba el desayuno» a un colega negro.

«Me horrorizó la forma en que la prensa lo calumnió con respecto a que era un ‘supremacista blanco’», dijo el sargento. John Getz le escribió al juez. «Nunca lo había visto así».

Getz dijo que estaba «orgulloso de tener a alguien como [Hale-Cusanelli] sirviendo bajo mi mando». (Desde su arresto, Hale-Cusanelli ha sido excluido de la base naval donde trabajaba con Getz).

Pero los fiscales le dijeron al juez que este comentario entusiasta «contradice directamente» lo que Getz dijo a los investigadores de la Marina. Getz le dijo a la Marina que Hale-Cusanelli era un negacionista del Holocausto que hizo comentarios racistas de una manera «que no era en broma», y que confrontó a Hale-Cusanelli sobre su comportamiento.

Cuando los agentes del FBI entrevistaron a Getz sobre la discrepancia, dijo que no estaba personalmente ofendido por la conducta de Hale-Cusanelli y que quería «hablar positivamente» sobre él al juez.

Hale-Cusanelli ha sido reservista desde 2009. Los documentos judiciales dicen que fue dado de baja después del 6 de enero, pero el Departamento de Defensa dijo el lunes que ese no es el caso.

«El liderazgo de la Reserva del Ejército está revisando la información sobre la supuesta conducta indebida del sargento Hale-Cusanelli y tomará las medidas administrativas apropiadas de acuerdo con las Regulaciones del Ejército», dijo el teniente coronel Simon Flake, en un comunicado a CNN.

«La Reserva del Ejército de Estados Unidos toma en serio todas las acusaciones de participación de soldados o civiles del Ejército en grupos extremistas y abordará este problema de acuerdo con las regulaciones del Ejército y el Código Uniforme de Justicia Militar para garantizar el debido proceso», agregó Flake. «Las ideologías y actividades extremistas se oponen directamente a nuestros valores y creencias y aquellos que se suscriben al extremismo no tienen lugar en nuestras filas».

Barbara Starr, de CNN, contribuyó a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up