Hospitales en Brasil alcanzan punto de quiebre, mientras el ministro de Salud culpa a las nuevas variantes de coronavirus

(CNN) –– Las unidades de cuidados intensivos en los hospitales de todo Brasil están llegando a sus límites de capacidad por cuenta del coronavirus. Mientras, los expertos de salud y funcionarios estatales ruegan al gobierno imponer medidas de confinamiento más estrictas para reducir la transmisión del covid-19.

Investigan en Brasil supuestas simulaciones de inyecciones de vacunas de covid-19 a ancianos

Las tasas actuales de ocupación de las UCI en Brasil son las peores desde que comenzó la pandemia de coronavirus. Así lo estableció un informe del 26 de febrero de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz). Se trata de una institución de investigación del Ministerio de Salud del país.

Al menos 18 de los 26 estados de Brasil y un distrito federal tienen sus unidades de cuidados intensivos a más del 80% de la capacidad, según datos federales y estatales. Nueve de ellos están al borde del colapso, con más del 90% de su capacidad.

El ministro de Salud, Eduardo Pazuello, reconoció la crisis. En ese sentido, dijo a los gobernadores estatales el pasado 25 de febrero que las nuevas variantes de coronavirus han dificultado aún más el control de la pandemia. Justamente, en un país donde las tasas de muerte e infección han estado disparadas durante mucho tiempo.

«El virus con mutación tiene tres veces más capacidad de contagio. Y la velocidad puede sorprender a los gobernadores en cuanto a estructura y apoyo. Esta es la realidad que tenemos hoy en Brasil», sostuvo.

Vacunas del programa Covax a Venezuela, en la cuerda floja 3:59

Datos de las secretarías de salud en Brasil muestran que el estado de Rondônia es el que mayor dificultad tiene con el aumento de casos. Precisamente, Sus UCI están al 97,5% de su capacidad. Le sigue el estado sureño de Rio Grande do Sul con un 97,2% de capacidad. En tercer lugar está el Distrito Federal, que alberga la capital del país, Brasilia, con un 96,45% de capacidad.

Los hospitales privados también están colapsando en todo el país. El Hospital Israelita Albert Einstein de Sao Paulo, uno de los más exclusivos de Brasil y donde se detectó el primer caso de covid-19, está al 100% de la capacidad en sus unidades de cuidados intensivos, informó este lunes el portavoz de la institución.

La semana pasada, Brasil marcó un récord con 8.224 muertes en el transcurso de la semana. Una cifra que eleva el total de muertos del país a 254.942. Brasil también registra más de 10,5 millones de casos hasta este lunes.

Medidas preventivas para enfrentar el coronavirus en Brasil

El informe de Fiocruz instó a Brasil a adoptar inmediatamente medidas preventivas para reducir la transmisión del virus mientras la vacuna se administra lentamente. Solo el 3% de la población del país ha recibido una dosis de la vacuna contra el covid-19, dijo el lunes el Ministerio de Salud. Y solo el 1% ha recibido dos dosis, puntualizó la entidad.

«Con el lento proceso de vacunación y la aparición de nuevas variantes del virus y las incertidumbres que aún traen, crece la necesidad de interrumpir o ralentizar la red de transmisión del virus a través de medidas preventivas no farmacológicas», sostuvo el informe.

Cómo apostó Brasil por la cloroquina y la hidroxicloroquina, medicamentos no probados para combatir el covid-19

El llamado fue repetido por el Consejo Nacional de Secretarías de Salud de Brasil. En una carta abierta, el Consejo exigió al gobierno del presidente Jair Bolsonaro imponer un toque de queda nacional. También prohibir las reuniones masivas y la enseñanza presencial, cerrar playas y bares. Además de implementar un «Plan Nacional de Comunicación» para enfatizar la necesidad de tales precauciones.

Según el Consejo, hasta el momento la «ausencia de Brasil de un enfoque nacional unificado y coherente dificulta la adopción e implementación de medidas calificadas para reducir las interacciones sociales que se intensificaron durante el período electoral, al final del año, las reuniones y festividades de verano y carnaval».

«La flexibilización de las medidas de protección y la circulación de nuevas cepas del virus llevaron a que se agravara la crisis sanitaria y social», agregó.

A lo largo de la pandemia, Bolsonaro ha criticado el uso de máscaras. También ha amenazado a los gobernadores que adoptan medidas de confinamiento. Incluso, ha culpado a los gobiernos y gobernadores del pasado por la falta de camas en las unidades de cuidados intensivos.

«El [sistema] de salud en Brasil siempre ha tenido sus problemas. La falta de UCI fue uno de ellos y ciertamente uno de los peores», tuiteó Bolsonaro el 28 de enero.

Con información de la periodista Marcia Reverdosa en Sao Paulo, Mitch McCluskey en Atlanta y Caitlin Hu, de CNN, en Nueva York.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up