Acusan a Meghan, duquesa de Sussex, de acoso laboral a personal de la Casa Real. El Palacio de Buckingham investigará

Londres (CNN) — El Palacio de Buckingham informó el miércoles que investigaría las acusaciones de que Meghan, la duquesa de Sussex, acosó laboralmente a varios miembros del personal después de que un informe de los medios británicos citó a asistentes reales no identificados que dijeron que se había presentado una denuncia contra ella en 2018.

El diario The Times en el Reino Unido publicó un artículo el martes citando fuentes que dijeron que la denuncia afirmaba que la duquesa expulsó a dos asistentes personales de su casa en el Palacio de Kensington y socavó la confianza de un tercer miembro del personal. CNN no ha podido corroborar las afirmaciones.

OPINIÓN | Meghan Markle, un enigma muy difícil de definir

Las fuentes también dijeron que se acercaron a The Times porque sentían que la versión de la duquesa que había surgido públicamente era solo parcialmente cierta y que estaban preocupados por cómo se habían abordado los asuntos de acoso laboral. El informe indica que las fuentes creían que el público «debería tener una idea de su versión de la historia» antes de la muy esperada entrevista de la pareja con Oprah Winfrey que se transmitirá el domingo, su primera aparición desde que se fueron de Londres a Norteamérica el año pasado.

El Palacio de Buckingham dijo que estaba «muy preocupado» por las acusaciones descritas en el informe.

«En consecuencia, nuestro equipo de recursos humanos analizará las circunstancias descritas en el artículo. Se invitará a los miembros del personal involucrados en ese momento, incluidos los que han dejado la Casa Real, a participar para ver si se pueden aprender lecciones», dijo en su declaración.

«La Casa Real ha tenido una política de Dignidad en el Trabajo durante varios años y no tolera ni tolerará la intimidación o el acoso en el lugar de trabajo».

El príncipe Harry y Meghan anunciaron en enero de 2020 que dejarían de ser miembros activos de la familia real y se mudaron a Norteamérica poco después. El Palacio de Buckingham confirmó el mes pasado que la pareja había acordado con la reina Isabel II, la abuela de Harry, que no regresarían como miembros de la realeza en activo.

La medida provocó que se hablara de una ruptura entre la pareja, que se ha establecido en California y espera su segundo hijo, y la familia real británica.

Harry y Meghan no volverán a ser miembros activos de la familia real

Un portavoz de los Sussex descalificó el informe de The Times y lo calificó como «una campaña de desprestigio calculada» antes de la entrevista de la pareja con Winfrey.

«Llamemos a esto como es: una campaña de desprestigio calculada basada en información engañosa y dañina. Estamos decepcionados de ver que este retrato difamatorio de la duquesa de Sussex recibe credibilidad por parte de un medio de comunicación», dijo el portavoz.

«La duquesa está entristecida por este último ataque a su persona, particularmente como alguien que ha sido blanco de acoso y está profundamente comprometida a apoyar a quienes han experimentado dolor y trauma. Está decidida a continuar su trabajo de erigir compasión en todo el mundo y seguirá esforzándose por dar el ejemplo de hacer lo correcto y hacer lo que es bueno».

El portavoz dijo que las afirmaciones hechas en el informe del diario eran «difamatorias» y que se había enviado una carta legal de refutación al medio de comunicación.

El diario se negó a hacer comentarios a CNN.

En un clip promocional publicado el miércoles por la noche de una entrevista personal que se emitirá el domingo, Oprah Winfrey le pregunta a Meghan: «¿Cómo te sientes de que el palacio te escuche decir tu verdad hoy?».

«No sé cómo podrían esperar que después de todo este tiempo, sigamos en silencio si hay un papel activo que la firma está jugando en la perpetuación de las falsedades sobre nosotros», responde Meghan. «Y, si eso conlleva el riesgo de perder cosas, quiero decir … hay mucho que ya se ha perdido».

Harry también se refirió a las presiones de la vida real durante una conversación con su compatriota británico James Corden para su «Late Late Show» el mes pasado.

«Era un ambiente realmente difícil», dijo el Duque. «Todos sabemos cómo puede ser la prensa británica … y estaba destruyendo mi salud mental. Pensé, ‘Esto es tóxico’, así que hice lo que haría cualquier esposo y cualquier padre: necesito sacar a mi familia de aquí».

Harry y Meghan se han visto envueltos en una guerra de palabras y juicios de larga duración con una gran parte de los medios sensacionalistas, luchando contra múltiples casos legales contra publicaciones y agencias de fotografía que habían publicado detalles de sus vidas privadas.

El mes pasado, Meghan ganó un reclamo de privacidad contra los editores del dominical Mail on Sunday después de que publicaron una carta que le envió a su padre y lanzaron una dura reprimenda para «deshumanizar» a los medios de comunicación después del veredicto, diciendo que «el daño que han hecho y siguen haciendo es profundo».

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up