Tercer cheque de estimulo económico: lo que incluye el plan de alivio de los demócratas de la Cámara

(CNN) — Los demócratas de la Cámara de Representantes estuvieron ocupados la semana pasada promoviendo una amplia gama de disposiciones de alivio del coronavirus, todo parte del paquete de estímulo económico de US$ 1,9 billones del presidente Joe Biden.

La semana que viene, la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes elaborará un proyecto de ley final basado en las medidas aprobadas por al menos nueve comisiones. La mayoría de ellos, pero no todos, se adhieren estrictamente a lo que Biden describió en su propuesta el mes pasado.

La Cámara en pleno puede aprobar la legislación la próxima semana, pero podría enfrentar obstáculos en el Senado, donde los demócratas no pueden permitirse perder a un solo miembro de su partido gracias a la división 50-50 en la cámara. Ya dos demócratas – Sens. Kyrsten Sinema de Arizona y Joe Manchin de West Virginia – han expresado su oposición a un elemento del plan, que aumentaría el salario mínimo federal a US$ 15 la hora.

El tiempo es crítico. Se estima que 11,4 millones de trabajadores perderán sus beneficios por desempleo entre mediados de marzo y mediados de abril a menos que el Congreso apruebe su próximo paquete de ayuda para el coronavirus en las próximas semanas, según un estudio reciente de The Century Foundation.

Estas son las disposiciones clave que han sido aprobadas por las comisiones de la Cámara

El proyecto de ley de la Cámara proporcionaría pagos directos por valor de hasta US$ 1.400 por persona. Una familia de cuatro miembros podría recibir hasta US$ 5.600.

A las personas que ganan menos de US$ 75.000 al año y las parejas casadas que ganan menos de US$ 150.000 se les enviará el monto total.

Pero no todos los que recibieron un cheque de estímulo económico previo serían elegibles para esta tercer ronda. Los pagos se eliminarían gradualmente más rápido y eliminarían por completo a las personas que ganan más de US$ 100.000 y las familias que ganan más de US$ 200.000.

MIRA: Por qué no deberías esperar recibir otro cheque de estímulo en semanas (si es que te envían uno)

El pago se calculará en función de los ingresos de 2019 o 2020. A diferencia de las dos rondas anteriores, los dependientes adultos serían elegibles para los pagos.

Asistencia por desempleo

El proyecto de ley de la Cámara ampliaría dos programas clave de desempleo en la pandemia hasta el 29 de agosto. También aumentaría el impulso semanal federal a US$ 400, de los US$ 300 actuales, y continuaría durante el mismo período de tiempo.

El plan del presidente había exigido la continuación de los beneficios hasta finales de septiembre.

Los estadounidenses sin trabajo comenzarán a quedarse sin los beneficios de Asistencia por desempleo pandémico y Compensación por desempleo de emergencia pandémica a mediados de marzo, cuando las provisiones del paquete de ayuda de US$ 900.000 millones de diciembre comiencen a eliminarse.

MIRA: Biden pide a el Congreso aprobar un paquete de estímulos por US$ 1,9 billones. Los republicanos se resisten

Asistencia nutricional

El plan de la Cámara ampliaría el aumento del 15% en los beneficios de cupones para alimentos hasta septiembre, en lugar de que expire a fines de junio.
También contiene $ 880 millones para el Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Bebés y Niños, conocido como WIC. Biden pidió invertir $ 3 mil millones en el programa.

Y permitiría a los estados continuar el Pandemic-EBT, que proporciona a las familias cuyas escuelas de niños están cerradas fondos para reemplazar las comidas gratuitas o de precio reducido que los niños habrían recibido durante el verano.

Ayuda para vivienda

La legislación enviaría aproximadamente US$ 19.100 millones a los gobiernos estatales y locales para cubrir el alquiler atrasado, la asistencia para el alquiler y los servicios públicos para hogares de bajos ingresos en riesgo con miembros desempleados, según la Oficina de Presupuesto del Congreso.

También otorgaría alrededor de US$ 10.000 millones a estados y tribus para brindar asistencia con el pago de hipotecas y otra ayuda financiera a los propietarios de viviendas afectados por la pandemia.

Y proporcionaría un total de US$ 11.000 millones para brindar asistencia de alquiler, servicios y apoyo para personas sin hogar, asesoramiento sobre vivienda y apoyo hipotecario.

Créditos fiscales para familias y trabajadores

El proyecto de ley de la Cámara ampliaría el crédito tributario por hijos a US$ 3.600 para niños menores de 6 años y US$ 3.000 para niños menores de 18 años.

También sería totalmente reembolsable para que más padres de bajos ingresos pudieran aprovecharlo. Además, las familias podrían recibir pagos mensuales, en lugar de una suma global una vez al año, lo que les facilitaría el pago de las facturas.

El proyecto de ley también mejora el crédito tributario por ingreso del trabajo para los trabajadores sin hijos al casi triplicar el crédito máximo y extender la elegibilidad a más personas. La edad mínima para reclamar el crédito sin hijos se reduciría a 19, de 25, y se eliminaría el límite superior de edad.

Esta sería la mayor expansión del crédito tributario por ingresos del trabajo desde 2009.

Educación y cuidado infantil

El proyecto de ley proporcionaría casi US$ 130.000 millones a las escuelas K-12 para ayudar a los estudiantes a regresar al aula. Las escuelas podrían utilizar el dinero para actualizar sus sistemas de ventilación, reducir el tamaño de las clases para ayudar a implementar el distanciamiento social, comprar equipo de protección personal y contratar personal de apoyo. Requeriría que las escuelas usen al menos el 20% del dinero para abordar la pérdida de aprendizaje proporcionando días extendidos o escuela de verano, por ejemplo.

El dinero también está destinado a ayudar a prevenir los despidos de maestros el próximo año, cuando algunos estados pueden estar luchando por equilibrar sus presupuestos. El bote de dinero permanecerá disponible hasta septiembre de 2023.

El proyecto de ley demócrata está en línea con lo que propuso Biden, pero exige más de seis veces la cantidad de fondos para las escuelas K-12 que un plan de compromiso ofrecido por un pequeño grupo de senadores republicanos.

Subsidios de seguro médico y Medicaid

El proyecto de ley haría más generosos los subsidios federales a las primas para las pólizas de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio y eliminaría el límite máximo de ingresos durante dos años.

Los afiliados no pagarían más del 8,5% de sus ingresos hacia la cobertura, en comparación con casi el 10% actual. Además, aquellos que ganen más del límite actual del 400% del nivel de pobreza federal, alrededor de US$ 51.000 para una persona y US$ 104.800 para una familia de cuatro en 2021, serían elegibles para recibir ayuda.

Además, la legislación reforzaría los subsidios para los afiliados de bajos ingresos y los que perciben beneficios de desempleo, eliminando sus primas por completo.

El proyecto de ley también proporcionaría asistencia para aquellos que quieran permanecer en los planes de su empleador a través de COBRA. Estos trabajadores despedidos pagarían solo el 15% de la prima hasta fines de septiembre, aunque eso aún puede resultar costoso.

Además, la legislación incluye un incentivo para los estados que aún tienen que expandir Medicaid a adultos de bajos ingresos, dándoles un aumento del 5% en sus fondos de contrapartida federal de Medicaid durante dos años.

Ayuda a los estados

La legislación de la Cámara proporcionaría US$ 350.000 millones a los gobiernos estatales y locales, así como a tribus y territorios.

La asistencia adicional a los estados ha sido uno de los elementos más controvertidos de los paquetes de rescate del Congreso, y los demócratas buscan aumentar los US$ 150.000 millones en la legislación de marzo y los republicanos se resisten a tales esfuerzos. El paquete de diciembre finalmente eliminó una llamada inicial para incluir $ 160.000 millones.

Pruebas y vacunas de covid-19

El proyecto de ley de la Cámara proporciona US$ 14.000 millones para vacunas de covid-19, US$ 46.000 millones para pruebas, rastreo de contactos y mitigación y US$ 7.600 millones para contratar 100.000 trabajadores de salud pública para apoyar la respuesta al coronavirus. También invertiría US$ 25.000 millones para abordar las disparidades de salud y proteger a las poblaciones vulnerables.

El plan del presidente requería invertir US$ 20.000 millones en un programa nacional de vacunación. También financiaría la contratación de 100.000 trabajadores de salud pública, casi triplicando la fuerza laboral de salud comunitaria.

Salario mínimo

La legislación aumentaría el salario mínimo federal a US$ 15 la hora para 2025 en etapas. También garantizaría que los trabajadores que reciben propinas, los trabajadores jóvenes y los trabajadores con discapacidades reciban el salario mínimo federal completo.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up