La portada casual de Kamala Harris en Vogue causa revuelo en línea

(CNN) — La próxima aparición de Kamala Harris en la versión estadounidense de la revista Vogue ha provocado críticas por parecer demasiado casual y su piel «aclarada», mientras que el equipo de la vicepresidenta electa se mostraba sorprendido por la elección de la portada de la revista.

La imagen tan debatida, que muestra a Harris con una chaqueta negra y zapatillas Converse, no era la que ella esperaba que apareciera en la portada de la edición impresa. Una fuente familiarizada con las discusiones dijo que el equipo de Harris creía que la portada la mostraría posando con un traje azul claro sobre un fondo dorado.

Una copia aparentemente filtrada de la portada de la edición de febrero de la publicación, tomada frente a un fondo rosa y verde, comenzó a circular en línea el domingo. La foto atrajo instantáneamente la ira en las redes sociales por parecer mal iluminada y estilizada, mientras que otros sugirieron que era «una falta de respeto» para la vicepresidenta electa.

La portada de la edición de febrero de 2021 de Vogue. Crédito: Tyler Mitchell / Vogue

Vogue confirma que portada es genuina

Mientras que algunos usuarios de Twitter incluso cuestionaron si la imagen había sido falsificada, Vogue la confirmó como genuina, pero agregó confusión al revelar una segunda portada «digital» que mostraba a Harris con un traje azul claro de Michael Kors sobre un fondo dorado. La fuente de CNN dijo que el equipo de Harris esperaba que este atuendo se usara como la foto de portada principal y que el atuendo más informal apareciera dentro de la revista. La misma fuente dijo que el equipo de Harris solicitó una nueva portada, aunque la versión impresa de la revista salió a la imprenta a mediados de diciembre.

Un portavoz de Vogue no hizo comentarios sobre las discusiones entre la revista y el equipo de la vicepresidenta electa, pero dijo en un comunicado enviado por correo electrónico que Vogue «amaba las imágenes que Tyler Mitchell tomó y sintió que la imagen más informal capturaba naturaleza auténtica y accesible de la vicepresidenta electa Harris, que sentimos es uno de los sellos distintivos de la administración de Biden y Harris.

«Para responder a la seriedad de este momento en la historia, y el papel que ella tiene que desempeñar para liderar nuestro país, estamos celebrando ambas imágenes como portadas digitales».

Ambas imágenes fueron tomadas por Tyler Mitchell, quien se convirtió en el primer fotógrafo negro cuyo trabajo aparecía en una portada de Vogue Estados Unidos cuando capturó a Beyoncé para la edición de septiembre de 2018 de la revista. Mitchell publicó solo una de las portadas en Instagram: la de Harris con un traje azul. Mitchell no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios de CNN.

Un ‘desastre’

Explicando las influencias detrás de las fotos de la portada, Vogue dijo que el fondo verde manzana y rosa salmón se había inspirado en los colores de Alpha Kappa Alpha de la Universidad de Howard, la «primera hermandad históricamente afroamericana». Un artículo adjunto dice que Mitchell había querido «honrar los días universitarios de Harris y la mujeres poderosas que forman parte de las filas de las hermandades de mujeres como Alpha Kappa Alpha».

El artículo también dice que las elecciones de estilo de la vicepresidenta electa» eran suyas «y que la imagen» refleja a Harris en su mejor forma informal».

Pero los críticos afirman que las imágenes hacían que su piel pareciera «aclarada» y no concordaba con la glamorosa estética de Vogue. El dramaturgo y abogado Wajahat Ali lo describió como un «desastre», y agregó que la editora en jefe de Vogue, Anna Wintour, «realmente no debe tener amigos y colegas negros».

Vogue reveló una segunda portada «digital» con Harris en un traje azul. Crédito: Tyler Mitchell / Vogue

No todo el mundo fue tan despectivo con el estilo informal de las imágenes. «La gente está discutiendo sobre la foto elegida para la portada de Vogue de la vicepresidenta Harris, pero esto es lo importante: se ve muy bien, está siendo honrada y la portada está volviendo locos a Trump y Melania», tuiteó el novelista Paul Rudnick, una aparente referencia a la queja del presidente de que su esposa aún no ha aparecido en la portada de una importante revista de moda como primera dama.

Mientras tanto, el crítico principal de The Washington Post, Robin Givhan, escribió que si bien «no hay nada intrínsecamente malo en esta imagen», al seleccionar la más informal como portada, «Vogue le robó las rosas a Harris».

«Un poco de asombro le habría venido bien a la revista en sus decisiones de portada. Nada en la portada decía, ‘Wow’. Y a veces, eso es todo lo que quieren las mujeres negras, un ‘wow’ de admiración y celebración por lo que han logrado».

La entrevista de Harris

El debate se produce poco más de una semana antes de que Harris sea investida como la primera mujer y la primera vicepresidenta negra y del sur de Asia. En un perfil detallado adjunto, publicado en línea por Vogue el domingo, Harris recuerda el momento en que se convocó a las elecciones y su posterior discurso de victoria. También habla sobre el cambio climático y las protestas por la justicia racial.

«Siempre digo esto: puedo ser la primera en hacer muchas cosas … asegurémonos de que no sea la última», le dijo Harris al periodista Alexis Okeowo. «Estaba pensando en mis sobrinas bebés, que conocerán un mundo donde una mujer es vicepresidenta de Estados Unidos, una mujer de color, una mujer negra, una mujer con padres que nacieron fuera de Estados Unidos».

En otra parte de la entrevista, reiteró que el covid-19 será la principal prioridad de la administración Biden-Harris durante sus primeros 100 días.

«La primera línea de enfoque tiene que ser controlar esta pandemia», dice según se le cita.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up