Investigadores buscan indicios de que el asalto al Capitolio fue planeado

(CNN) — La evidencia descubierta hasta ahora sobre el ataque al Capitolio de Estados Unidos —incluidas las armas y las tácticas que se ven por las cámaras de vigilancia— sugiere un nivel de planificación que ha llevado a los investigadores a creer que la incursión no fue solo una protesta que se salió de control, dijo un agente federal de orden público.

Entre las pruebas que está examinando el FBI hay indicios de que algunos participantes en el mitin de Trump en la Elipse, fuera de la Casa Blanca, abandonaron el evento temprano, tal vez para ir a buscar elementos que usarían en el asalto al Capitolio.

Un equipo de investigadores y fiscales también se concentra en el aspecto de comando y control del ataque. Están estudiando los registros de viajes y comunicaciones para determinar si pueden construir un caso que sea similar a una investigación contraterrorismo, dijo el funcionario.

LEE: Estos son los arrestos clave hasta ahora de los protagonistas de los disturbios del Capitolio

Esta creencia, que surge en la primera etapa de la investigación, exigirá una investigación significativa.

La presencia de fiscales y agentes de corrupción se debe en parte a su experiencia en investigaciones financieras. «Estamos siguiendo el dinero», dijo el funcionario.

El miércoles por la mañana, el FBI informó que había recibido más de 126.000 pistas digitales del público sobre el ataque al Capitolio. Esto es más de tres veces la cantidad de pistas que recibieron el lunes.

Entre las miles de pistas que recibió el FBI hay algunas que parecen mostrar a miembros del Congreso con personas que luego estuvieron en el asedio al Capitolio, dijeron dos funcionarios de seguridad. Esto no significa que los miembros del Congreso y el personal estén bajo investigación. No obstante, el FBI está verificando la veracidad de las afirmaciones, dijeron los funcionarios.

Estrategia contraterrorista para los arrestos

Al menos algunas de las detenciones que ya se realizaron son parte de una estrategia utilizada en las investigaciones contraterroristas, que buscan encontrar incluso un cargo mínimo y tratar de sacar de la calle a personas de interés. Eso ayuda a aliviar las posibles amenazas en medio de la preocupación por posibles ataques a la toma de posesión, creen los funcionarios.

El 4 de enero, por ejemplo, la policía local arrestó al líder de los Proud Boys, Henry «Enrique» Tarrio, en Washington.

A Tarrio lo detuvieron por supuestamente quemar una pancarta de Black Lives Matter tomada de una iglesia negra el mes pasado durante las protestas en la ciudad después de una manifestación anterior de «Stop the Steal» («Detengan el robo»). A Tarrio, residente de Miami, lo acusaron de destrucción de propiedad en relación a la pancarta. Sin embargo, las autoridades federales dicen que encontraron a Tarrio en posesión de dos cargadores de armas de fuego de alta capacidad. Esto los llevó a agregar un cargo.

El martes, las autoridades federales de la ciudad de Nueva York arrestaron a Eduard Florea, de 40 años, por al menos un cargo vinculado con armas. El arresto sucedió luego de que las fuerzas del orden público, incluidos el FBI y el Departamento de Policía de Nueva York, fueran a una casa de Queens en respuesta a publicaciones en línea sobre una caravana armada que se dirigía al Capitolio, dijeron a CNN dos agentes de orden público con conocimiento de la investigación.

Fuentes policiales dijeron a CNN que el hombre dice que es un Proud Boy y que lo arrestaron con munición en la casa.

¿Tuvo el asalto al Capitolio colaboración interna?

Entregas voluntarias por asedio al Capitolio

Los esfuerzos públicos de los fiscales y el FBI para alentar a las personas que participaron en los disturbios a entregarse ya están dando frutos. Algunos abogados se han acercado para hacer arreglos para la entrega segura de sus clientes. Su objetivo es obtener una medida de indulgencia y disminuir la posibilidad de una redada policial en sus hogares, dijeron dos funcionarios.

Un fiscal contraterrorismo incluso compareció ante un tribunal para una audiencia anticipada de uno de los acusados el martes. Esto indica lo integrados que están los esfuerzos del Departamento de Justicia entre los fiscales penales que manejan las audiencias iniciales y las unidades enfocadas en crímenes más complejos.

«Con esta fuerza de ataque que se estableció para enfocarnos estrictamente en cargos de sedición, estamos considerando tratar esto como una importante operación internacional de contraterrorismo o contrainteligencia», dijo el martes el fiscal federal de Washington, Michael Sherwin.

«Estamos analizando todo: dinero, registros de viaje. Examinando la predisposición, los movimientos, los registros de comunicación. Por lo tanto, ningún recurso relacionado con el FBI o la Oficina quedará desmarcado en términos de tratar de determinar exactamente si había un comando y control, cómo operaba y cómo ejecutaban estas, estas actividades», agregó.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up