Estamos entrando en el segundo año de la pandemia. Esto es lo que viene

(CNN) — Nuestra pesadilla mundial sobre la pandemia de coronavirus está entrando en su segundo año y estamos aguantando de la mejor forma en la que podemos.

Nuestras vidas dieron un vuelco por la pandemia en el año que pasó, la economía se tambalea y más de 1,8 millones de personas han muerto, 351.000 de ellas en Estados Unidos, más que en cualquier otro país del mundo.

En Estados Unidos estamos exhaustos. Los hospitales y los trabajadores de la salud estadounidenses están abrumados por el primer año de la pandemia. El dolor y el trauma se están acumulando. La vacunación está retrasada, ha surgido una nueva cepa del virus y los expertos temen una explosión posterior a las vacaciones de nuevos casos y hospitalizaciones.

MIRA: Pandemia, economía y medio ambiente: los pendientes de Jair Bolsonaro a tres años de gobierno en Brasil

Los próximos meses probablemente serán oscuros y dolorosos. Pero hay una promesa de luz en el horizonte. Con dos vacunas aprobadas en EE.UU. y más en camino, existe la esperanza de un regreso gradual a la normalidad, como sea que se vea en un mundo posterior a una pandemia.

Esto es lo que podemos esperar en este nuevo año:

Los próximos meses de la pandemia, los primeros de este año, serán difíciles

Hemos tenido una temporada navideña difícil y no se espera que las cosas mejoren al menos durante las próximas semanas.

Solo en diciembre en EE.UU., perdimos a más de 77.000 personas. Fue el mes más mortífero de la pandemia hasta ahora, y los funcionarios de salud temen que los efectos en cadena de las reuniones festivas pronto empeoren las cosas este año.

Más de 1,1 millones de viajeros se atascaron en los aeropuertos estadounidenses el lunes después de Navidad. La necesidad de conectar con nuestros seres queridos después de meses de separación podría traer otra ola de infecciones y hospitalizaciones, otro revés en nuestra larga lucha por contener el virus. Según algunas estimaciones, 80.000 estadounidenses podrían morir en las próximas tres semanas.

Esto es lo que debes saber de la nueva cepa del covid-19 3:07

«Los próximos meses van a ser horribles», dice el Dr. Jonathan Reiner, profesor de medicina en la Universidad George Washington. «Vamos a perder unas 3.000, tal vez más, personas al día, probablemente hasta bien entrado febrero. Y luego, deberíamos empezar a ver algo de luz».

Los funcionarios del gobierno se están preparando para escenarios nefastos. Los trabajadores de la salud están preparando habitaciones para pacientes enfermos en pasillos, vestíbulos y estacionamientos.

En el sur de California, muy afectado, las unidades de cuidados intensivos están al máximo y los funcionarios tienen órdenes de quedarse en casa prolongadas. Los hospitales de Atlanta están por encima de su capacidad, y algunas personas esperan días para ser admitidas. El gobernador de Georgia abrió una unidad de desbordamiento de coronavirus en un centro de convenciones del centro.

Un epidemiólogo de Los Ángeles dice que Estados Unidos está ahora más allá de las olas o los aumentos repentinos. «Este es un tsunami viral que estamos experimentando ahora», dice.

MIRA: Médico de California advierte que a veces solo quedan camas disponibles cuando mueren pacientes de covid-19

Los funcionarios tendrán que actuar más rápido con las vacunas

Primero las buenas noticias: muchas personas en el país se están arremangando para recibir las vacunas Pfizer y Moderna altamente efectivas.

Más de 4,2 millones de personas han recibido la primera de las dos dosis necesarias para protegerse contra el virus.

La vacunación ha sido irregular. Sin un mandato federal sobre cómo administrar la vacuna, depende de los estados decidir quién recibe las inyecciones y cuándo, creando un mosaico confuso de reglas que varían en todo el país.

Argentina ya inició la producción de la vacuna de AstraZeneca 2:50

Hasta ahora se han distribuido unos 13 millones de dosis, pero no llegaron a la meta de vacunar a 20 millones de personas para el 1 de enero.

Los expertos estiman que el número ideal sería de 1 millón de vacunas al día este año para frenar la pandemia. Pero el Dr. Peter Hotez, decano del Baylor College of Medicine, dice que no está seguro de que Estados Unidos pueda lograrlo.

Las limitaciones de suministro y los desafíos logísticos han complicado la administración de una vacuna en medio de una pandemia que ha golpeado a los departamentos de salud de todo el país el año pasado, y que seguiría haciéndolo este año.

Es un proceso delicado. Las empresas farmacéuticas deben producir decenas de millones de dosis de vacunas, cada una de las cuales tiene requisitos y programas de almacenamiento específicos.

Por ejemplo, ambas vacunas deben almacenarse a temperaturas bajo cero antes de descongelarlas en clínicas y hospitales.

La de Pfizer debe almacenarse a aproximadamente menos 75 grados centígrados, aproximadamente 50 grados más fría que cualquier vacuna que se usa actualmente en Estados Unidos. En Wisconsin, los funcionarios tuvieron que desechar más de 500 dosis de la vacuna de Moderna después de que un farmacéutico del hospital las dejara reposar a temperatura ambiente.

Algunos estados han dicho que no tienen suficientes suministros de la vacuna Pfizer, mientras que el fabricante informó millones de dosis no reclamadas, lo que aumenta la confusión.

El presidente entrante Joe Biden se ha comprometido a administrar 100 millones de inyecciones de vacunas en sus primeros 100 días en el cargo. Eso es suficiente para 50 millones de dosis.

Incluso con los retrasos y las preguntas sobre quién debe recibir las vacunas primero, el principal experto en enfermedades infecciosas del país, Anthony Fauci, confía en que la vacuna estará disponible para la mayoría de los estadounidenses en abril.

Las vacunas no protegerán a las personas de inmediato

La disponibilidad de dos vacunas para 2021 es un logro sorprendente si se considera que apenas entendíamos este virus hace un año. Y es una señal esperanzadora de que estamos cerca de vencer una plaga que puso al mundo de rodillas.

Pero el proceso de la vacuna llevará meses y sigue siendo importante que todos usen mascarillas y mantengan la distancia física hasta que alcancemos la inmunidad colectiva, ese punto mágico en el que se inocula a tantas personas que el virus no tiene ningún lugar para propagarse.

Así que no te pongas los zapatos de fiesta todavía. Para empezar, las vacunas no ofrecen protección instantánea y solo entran en vigor después de la segunda dosis.

Tanto Pfizer como Moderna requieren dos dosis con 21 y 28 días de diferencia, respectivamente. En las pruebas, la de Moderna tuvo una eficiencia del 94,1% dos semanas después de la segunda dosis. Pfizer’s tuvo una eficiencia del 95% siete días o más después de la segunda dosis.

Pero aún no está claro si las vacunas previenen la propagación del virus. La vacuna Pfizer, por ejemplo, es eficaz para prevenir enfermedades sintomáticas y enfermedades graves. Pero los estudios no han analizado si evita que alguien sea portador del coronavirus y lo transmita a otras personas. Es posible que alguien pueda recibir la vacuna pero aún sea portador asintomático.

Luego está la cuestión de cuán rápido llegarán las vacunas a las personas y con qué facilidad las tomarán. La desinformación y la desconfianza sobre las vacunas del covid-19 son rampantes en las redes sociales, y encuestas recientes han demostrado que casi un tercio de los estadounidenses dicen que no se vacunarán.

En definitiva, nuestro comportamiento seguirá determinando la trayectoria de esta pandemia.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up