En la Oficina Oval de Biden, César Chávez ocupa su lugar entre los héroes de Estados Unidos

(CNN) — La decoración de la Oficina Oval cambió rápidamente después de la toma de posesión del presidente Joe Biden el miércoles. En los muros con figuras como Andrew Jackson ahora hay retratos de los Padres Fundadores y bustos de los líderes de los derechos civiles Rosa Parks y Martin Luther King Jr.

Entre las nuevas exhibiciones cerca de una colección de fotos personales hay algo: un busto del mexicano-estadounidense y líder del trabajo agrícola César Chávez.

«Realmente habla de las contribuciones y la importancia del trabajo de nuestra comunidad. Los inmigrantes han dado y siguen dando a este país, incluso en los momentos más difíciles», dijo Paul Chávez, su hijo y presidente y presidente de la Fundación Cesar Chávez, a CNN en una entrevista.

César Chávez llamó la atención del público en las décadas de 1960 y 1970 sobre la difícil situación de los inmigrantes y trabajadores latinos que recogen las cosechas de Estados Unidos. Su defensa llevó a los trabajadores agrícolas a obtener salarios más justos, descansos para el almuerzo y acceso a baños y agua potable en el trabajo.

MIRA: Así publicaron los diarios del mundo la llegada de Biden al poder

Nacido en 1927, Chávez se unió a la Marina cuando era adolescente, sirviendo dos años antes de convertirse en activista y organizador comunitario. En 1962, Chávez fundó la Asociación Nacional de Trabajadores Agrícolas, que luego se fusionó para convertirse en el sindicato United Farm Workers.

Chávez y su asociación se unieron a los trabajadores agrícolas filipinos estadounidenses en la huelga de uvas Delano de 1965, en protesta por un salario deficiente y el trato a los empleados. En 1968, Chávez se declaró en huelga de hambre durante más de dos semanas, que culminó en una reunión con el senador Robert F. Kennedy, quien se había horrorizado por las condiciones laborales de las que fue testigo y se comprometió a apoyar a Chávez y su causa. Los esfuerzos de los grupos laborales finalmente resultaron victoriosos.

Defensor de los derechos de los trabajadores durante toda su vida, Chávez murió en 1993. Al año siguiente se le otorgó póstumamente la Medalla Presidencial de la Libertad.

El presidente Barack Obama honró a Chávez durante su gobierno, declarando el aniversario de su nacimiento, el 31 de marzo, como el Día de César Chávez. El grito de guerra del movimiento de Chávez fue «¡Si se puede!» – y su traducción, «Yes We Can!» se convirtió en el eslogan de la campaña Obama-Biden en camino a ganar las elecciones presidenciales de 2008.

‘Esperamos que este sea el comienzo de un nuevo día’

Paul Chávez continúa hoy el trabajo propuesto por su padre, ayudando a los nuevos en Estados Unidos, así como a las familias y descendientes que han vivido en el país durante décadas. Su fundación se enfoca en viviendas asequibles, programas educativos, servicio comunitario y los derechos de los trabajadores en todo el suroeste.

La fundación tiene una serie de cadenas de radio que se transmiten en inglés y español. La información de expertos médicos y líderes locales sobre cómo combatir la pandemia de covid-19 y registrarse para las vacunas es una característica habitual, así como la importancia del movimiento Black Lives Matter.

«Nos aseguramos de que nuestros oyentes entendieran que la difícil situación de los afroamericanos es la difícil situación de la comunidad latina», afirmó Chávez a CNN. «Si bien podemos provenir de diferentes orígenes, compartimos la misma situación y compartimos los mismos sueños».

Chávez notó la toxicidad del gobierno anterior hacia los latinos e inmigrantes, diciendo: «Los últimos cuatro años han escuchado tantas cosas despectivas sobre nuestra comunidad, creerían que todos llegamos aquí ayer y que estamos aquí haciendo cosas que no deberíamos estar haciendo».

MÁS: FOTOS | Los famosos en la toma de posesión de Biden y Harris

Destacó el patriotismo de larga data de la comunidad, respondiendo llamados al servicio y trabajos laborales que a menudo no son llenados por otros estadounidenses. «Muchas veces, somos tratados como ciudadanos de segunda clase», agregó, «así que lo que hacemos es recordarle a la gente las contribuciones y la importancia que nuestra comunidad y los inmigrantes aportan para mejorar esta sociedad».

Ahora, con un busto de César Chávez destacado detrás del Resolute Desk, su hijo espera que esfuerzos como la reforma migratoria se mantengan a la vanguardia de los objetivos del nuevo gobierno.

«Estamos contentos de que el busto esté ahí», dijo Paul, centrándose menos en el honor directo otorgado a su padre y en cambio en lo que podría significar para «un pueblo al que mi padre pasó toda su vida apoyando y empoderando».

«Representa las esperanzas y aspiraciones de toda una comunidad que ha sido satanizada y menospreciada, y esperamos que este sea el comienzo de un nuevo día, un nuevo amanecer en el que las contribuciones de todos los estadounidenses puedan ser apreciadas y valoradas».

John King, Cindy Y. Rodríguez y Nicole Chavez de CNN contribuyeron a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up