Biden quiere quitar esta palabra polémica de las leyes estadounidenses

(CNN) — Es solo una parte pequeña de la amplia reforma inmigratoria que impulsa el presidente Biden.

Pero su significado simbólico es enorme.

El proyecto de ley propuesto por Biden, si se aprueba, eliminaría la palabra «extranjero» (alien) de las leyes de inmigración de EE.UU. Sería reemplazada por el término «no ciudadano» (noncitizen).

Es un paso deliberado destinado a reconocer a EE.UU. como «una nación de inmigrantes», según un resumen del proyecto de ley publicado por el nuevo gobierno.

LEE: Lo que podemos esperar de los diez primeros días de gobierno de Joe Biden en inmigración y otros temas

El término «extranjero ilegal», denunciado durante mucho tiempo por los defensores de los derechos de los inmigrantes como un insulto deshumanizante, se convirtió aun más en un imán durante la era Trump. Algunos funcionarios federales de alto rango alentaban su uso, mientras que varios estados y gobiernos locales tomaban medidas para prohibirlo.

«El cambio de lenguaje en el primer día de esta administración, con Kamala Harris la hija de inmigrantes, para mí no solo es simbólico (…) es fundacional», dice José Antonio Vargas, un inmigrante indocumentado cuya organización, Define American, promueve representaciones más precisas de los inmigrantes.

«La forma en que describimos a las personas realmente perdura. Afecta la forma en que las tratamos», dice. «La manera en que hablamos sobre los inmigrantes da forma a las políticas. Enmarca cuáles son los problemas que están realmente en juego aquí. Reconoce que estamos hablando de seres humanos y familias», explica.

Beneficiarios de DACA celebran los primeros decretos de Biden 3:08

Lo que dicen las leyes ahora

El Código de Estados Unidos define en la actualidad «extranjero» como «cualquier persona que no sea ciudadano o nacional de EE.UU.».

En el pasado, algunos funcionarios han señalado la prevalencia del término en las leyes estadounidenses para defender las elecciones de palabras que hacían.

En 2018, el exsecretario de Justicia Jeff Sessions instruyó a los fiscales para que se refirieran a alguien que se encuentra de manera ilegal en EE.UU. como «un extranjero ilegal». Al hacerlo, citó el Código estadounidense en un correo electrónico enviado a toda la agencia.

LEE: Biden firma decretos clave en cuanto a la pandemia, la inmigración y la equidad y comienza a revertir las acciones de Trump

El expresidente Trump a menudo invocó el término «extranjero» en sus discursos al advertir sobre lo que él veía como los peligros de la inmigración ilegal sin control.

Cuando habló en la frontera con México la semana pasada en uno de sus últimos discursos como presidente, Trump usó el término al menos cinco veces.

«En la administración de Trump éramos el eterno hombre del saco», dijo Vargas. «Siempre que Trump estaba en problemas, comenzaba a hablar de los ‘ilegales’ y a hablar de la frontera», agregó.

Pero no todos en el gobierno de Trump eran fanáticos del término.

En una entrevista con el Washington Post publicada poco antes de que renunciara como secretario interino de Seguridad Nacional en 2019, Kevin McAleenan dijo al periódico que evitaba usar el término «extranjeros ilegales». En cambio, dijo que describía a las personas como «migrantes».

«Creo que las palabras importan mucho», dijo McAleenan, según el Post. «Si alienas a la mitad de tu audiencia por el uso que haces de la terminología, eso va a dificultar tu capacidad para ganar una discusión», agregó.

No es el primer esfuerzo para cambiar la palabra

California eliminó el término «extranjero» del código laboral del estado en 2015.

La ciudad de Nueva York eliminó el término de su estatuto y código administrativo el año pasado.

En unas pautas emitidas en 2019, la ciudad de Nueva York prohibió el término «extranjero ilegal» cuando se usa «con la intención de degradar, humillar o acosar a una persona». La violación de la directriz podía dar lugar a multas de hasta US$ 250.000, advirtió la ciudad.

LEE: Biden toma acciones rápidas en inmigración sobre DACA, muro fronterizo, prohibición de viaje y más

Y, el año pasado, dos legisladores de Colorado presentaron un proyecto de ley para reemplazar el término «extranjero ilegal» por «inmigrante indocumentado». El proyecto nunca llegó a someterse a votación en el Senado.

Bromas teléfónicas con el término en los primeros tiempos del gobierno de Trump

Una de las primeras veces que el uso del término «extranjero» atrajo la atención generalizada durante el gobierno de Trump fue en 2017. Sucedió después de que funcionarios publicaron una línea directa para víctimas de «delitos cometidos por extranjeros removibles».

Los bromistas inundaron la línea con informes sobre extraterrestes (un juego de palabras en inglés, ya que habalaban de space aliens cuando la línea era para denunciar removable aliens) y compartían ejemplos en las redes sociales de sus comentarios sobre marcianos y ovnis.

Pero Vargas dice que ese término y otros utilizados para demonizar a los inmigrantes no son motivo de risa.

«El lenguaje tiene poder. Y creo que lo vimos en la administración Trump, cómo usó términos deshumanizantes y cómo degradó el lenguaje y, a su vez, degradó a la gente», dice Vargas. «Si los llamas ‘extranjeros’, por supuesto que los vas a meter en la cárcel, por supuesto que los vas a encerrar, por supuesto que no te va a importar que estés separando a los niños pequeños de sus padres», agrega.

Vargas dice que el esfuerzo del nuevo gobierno por usar un lenguaje más respetuoso le da la esperanza de que las opiniones de algunos estadounidenses sobre los inmigrantes indocumentados también puedan cambiar. Cambiar solo una palabra, dice, podría tener un impacto de gran alcance para millones de personas.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up