Biden firma decreto presidencial destinado a fortalecer la manufactura estadounidense

Washington (CNN) — El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó un decreto presidencial destinado a impulsar la manufactura estadounidense y que pondrá en marcha un proceso para cumplir con su compromiso de campaña de fortalecer las reglas «Buy American» (Compre lo estadounidense) del Gobierno federal.»La razón por la que necesitamos hacer esto es que Estados Unidos no puede quedarse al margen en la carrera por el futuro. Nuestros competidores no están esperando», dijo en declaraciones antes de firmar el decreto.

Decretos similares firmados por el expresidente Donald Trump tuvieron poco efecto porque su administración esperó para formalizar los cambios hasta su penúltimo día en el cargo. Por el contrario, Biden establecerá un plazo de 180 días para realizar cambios fundamentales en el proceso, según un funcionario de la administración.

ANÁLISIS | Los decretos que ha firmado Biden en sus primeros días en la presidencia no son una solución. Son un síntoma

«Él cree que podemos reconstruir la vitalidad de la manufactura estadounidense y nuestra fuerza industrial. Gran parte de eso se centra en la idea de que cuando usamos el dinero de los contribuyentes para reconstruir Estados Unidos, compramos lo estadounidense y apoyamos los empleos estadounidenses», dijo el funcionario.

El decreto sigue a otros que Biden firmó la semana pasada para dirigir un alivio económico adicional a los estadounidenses más necesitados, además de iniciar el proceso de aumentar el salario mínimo para contratistas y trabajadores federales a US$ 15 la hora.

El presidente firmó 30 decretos en sus primeros tres días en el cargo, algunos de los cuales revirtieron las políticas de Trump. Se esperan decretos adicionales esta semana, en la que está programada una serie de días temáticos que cubren la equidad racial, el clima, la atención médica y la inmigración.

Cerrar las lagunas en las compras federales

Actualmente, un mosaico de reglas federales requiere que una parte del gasto del gobierno en cosas como infraestructura, vehículos y otros equipos se restrinja a bienes que se fabrican en Estados Unidos. Pero existen lagunas según el material, el monto de la compra y lo que califica como hecho en Estados Unidos.

El decreto presidencial de Biden cambiará la forma en que se define y mide el contenido nacional para los productos calificados, además de aumentar el umbral requerido. También creará un puesto de alto nivel en la Oficina de Administración y Presupuesto para supervisar el proceso mediante el cual los contratistas pueden solicitar exenciones de las reglas de Buy American, con el objetivo de reducir el número de exenciones otorgadas.

La administración también creará un sitio web que publicará todas las solicitudes de exención y dirigirá a las agencias para que se conecten de manera proactiva con los pequeños fabricantes estadounidenses que a menudo quedan fuera del proceso.

¿Qué sucedió con el impulso prometido por Trump?

El sector manufacturero no recibió el impulso que Trump prometió repetidamente. El número de empleos en la industria manufacturera creció durante los primeros dos años de su administración, aunque aproximadamente al mismo ritmo que lo hicieron bajo el presidente Barack Obama, pero luego se desaceleró en 2019 después de que el impulso de los recortes de impuestos respaldados por los republicanos desapareció y porque los aranceles de Trump a China crearon incertidumbre para las empresas.

Biden firma decretos que incluyen medidas rumbo a elevar el salario mínimo de US$ 15 a empleados y contratistas federales

La pandemia afectó duramente al sector manufacturero mientras el resto de la economía se desaceleraba. El sector aún ha perdido 543.000 puestos de trabajo desde febrero de 2020, según la Oficina de Estadísticas Laborales.

«Trump habló mucho sobre comprar lo estadounidense y contratar estadounidense, pero sus decretos presidenciales no significaron mucho», dijo Scott Paul, presidente de Alliance for American Manufacturing.

«Aquí hay una oportunidad para que Joe Biden sea realmente un presidente ‘Made in America’ (Hecho en EE.UU.)», agregó.

Paul dijo que está ansioso por ver a Biden cerrar las lagunas en el actual proceso de adquisiciones federales y cumplir con su promesa de campaña de comprar US$ 400.000 millones en bienes y materiales fabricados en Estados Unidos para proyectos de infraestructura.

La política Buy American de Biden puede afectar a algunos socios comerciales extranjeros. El ministro de Relaciones Exteriores de Canadá, Marc Garneau, dijo en una entrevista con CBS News el domingo que «podría poner en peligro las cadenas de suministro muy fuertes e integradas que existen entre nuestros dos países».

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up