Esto es lo que incluye el paquete de rescate económico de Biden de US$ 1,9 billones

(CNN) –– Cheques de estímulo con más dinero. Más ayuda para los desempleados, las personas que pasan hambre y quienes se enfrentan a desalojos. Apoyo adicional para las pequeñas empresas y los gobiernos estatales y locales. Mayor financiamiento para la vacunación y pruebas de covid-19.

Estas son partes clave de una propuesta de US$ 1,9 billones que el presidente electo Joe Biden planea revelar el jueves por la noche.

El paquete, anunciado como el Plan de Rescate Estadounidense, incrementa muchas de las medidas incluidas en el histórico proyecto de ley de alivio económico por el coronavirus de US$ 3 billones de marzo y en la legislación de US$ 900.000 millones de diciembre. En la propuesta de diciembre se redujo la cifra para poder obtener el apoyo de los republicanos del Senado.

Ahora que los demócratas controlan ambas cámaras y la Casa Blanca, Biden impulsa los grandes pasos que dice que son necesarios para abordar las necesidades inmediatas y controlar la pandemia de coronavirus. También planea exponer un plan de recuperación económica en las próximas semanas que tiene como objetivo crear empleos y combatir la crisis climática, entre otras medidas.

Esto es lo que incluye el Plan de Rescate Estadounidense:

Aumento en los pagos de estímulo

El plan busca otorgar otros US$ 1.400 por persona a los destinatarios elegibles. Este dinero se sumaría a los pagos de US$ 600 que fueron aprobados por el Congreso en diciembre y enviados a principios de este mes. El total sería de US$ 2.000.

Los nuevos pagos irían a los adultos dependientes que quedaron fuera de las rondas anteriores, como algunos jóvenes mayores de 17 años. También incluirían hogares con estatus migratorio mixto, después de que la primera ronda de cheques de US$ 1.200 dejara fuera a los cónyuges de inmigrantes indocumentados que no tienen números de seguridad social.

Refuerzo en la ayuda para los desempleados en el plan de rescate económico

Biden aumentaría a US$ 400 por semana el monto que reciben los desempleados por parte del Gobierno federal. La cifra subiría de los US$ 300 semanales contenidos en el paquete de ayuda del Congreso de diciembre.

También ampliaría hasta septiembre los pagos, junto con dos programas clave de desempleo por la pandemia. Esto aplicaría a aquellos en el programa de Compensación por Desempleo de Emergencia por la Pandemia que han agotado sus pagos estatales regulares por desempleo y en el programa de Asistencia por Desempleo Pandémico, que brinda beneficios a los trabajadores autónomos, contratistas independientes, trabajadores gig y ciertas personas afectadas por la pandemia.

Los legisladores solo proporcionaron 11 semanas de apoyo adicional en el paquete de diciembre, que durarán hasta marzo.

Asistencia para el alquiler y moratoria de desalojo

El plan proporcionaría US$ 25.000 millones en asistencia de alquileres para hogares de ingresos bajos y moderados que perdieron sus trabajos durante la pandemia. Eso se suma a los US$ 25.000 millones que los legisladores aprobaron en diciembre.

Se reservarían otros US$ 5.000 millones para ayudar a los inquilinos con dificultades para pagar las facturas de servicios públicos. Biden también pide US$ 5.000 millones para ayudar a los estados y localidades a que asistan a las personas en riesgo de quedarse sin vivienda.

El plan extendería hasta el 30 de septiembre la moratoria federal de desalojo, que expirará a fines de enero. Y también permitiría a las personas con hipotecas garantizadas por el Gobierno federal solicitar una indulgencia hasta el 30 de septiembre.

Ayuda para las personas que pasan hambre

Biden extendería el aumento del 15% en los cupones para alimentos hasta septiembre, en lugar de que expiren en junio. Invertiría otros US$ 3.000 millones para ayudar a asegurar la alimentación de mujeres, infantes y niños. Además otorgaría a los territorios de Estados Unidos US$ 1.000 millones en asistencia nutricional. También se asociaría con restaurantes para proporcionar comida a los estadounidenses necesitados y trabajo a los empleados de restaurantes despedidos.

Más dinero y créditos tributarios por el cuidado de niños

El plan de rescate económico pide al Congreso que cree un fondo de emergencia de US$ 25.000 millones y agregue US$ 15.000 millones a un programa existente de subvenciones para ayudar a los proveedores de cuidado infantil, incluidos los hogares de cuidado infantil familiar, a pagar el alquiler, los servicios públicos y nómina. También para ayudarlos a hacer frente a los mayores costos asociados con la pandemia, por ejemplo de los equipos de protección personal.

También propone ampliar el crédito tributario por el cuidado de niños por un año para que las familias recuperen hasta la mitad de sus gastos en el cuidado de menores de 13 años.

Un aumento temporal de los créditos tributarios

Biden quiere impulsar al crédito tributario por hijos a US$ 3.600 para niños menores de 6 años y US$ 3.000 para aquellos entre 6 y 17 años durante un año. El crédito también sería totalmente reembolsable.

Y propone aumentar el crédito tributario máximo por ingreso del trabajo durante un año a cerca de US$ 1.500 para adultos sin hijos, aumentar el límite de ingresos para el crédito a aproximadamente US$ 21.000 y ampliar el rango de edad de elegibilidad para cubrir a los trabajadores mayores.

Ambos puntos del plan de rescate económico están destinados a apoyar a las familias de bajos ingresos, incluidos millones de trabajadores esenciales.

Restauración de la licencia por emergencia paga

El plan restablecería hasta el 30 de septiembre los beneficios de licencia familiar y por enfermedad que vencieron a fines de diciembre.

Ampliaría el beneficio a los trabajadores empleados en negocios con más de 500 empleados y menos de 50, así como para los trabajadores federales que fueron excluidos del programa original.

Según la propuesta de rescate económico de Biden, las personas que están enfermas o en cuarentena, o que cuidan de un niño cuya escuela está cerrada, recibirán 14 semanas de licencia paga. El gobierno reembolsará a los empleadores con menos de 500 trabajadores el costo total que tienen por proporcionar la licencia.

Más asistencia para los negocios pequeños en el plan de rescate económico

El plan de rescate económico pide que se proporcionen US$ 15.000 millones para crear un nuevo programa de subvenciones para propietarios de negocios pequeños. Esta iniciativa estaría separada del Programa de Cheques de Pago de Protección existente.

También propone realizar una inversión de US$ 35.000 millones en algunos programas de financiamiento estatales, locales, tribales y sin fines de lucro que otorgan préstamos a bajo interés y brindan capital de riesgo a los empresarios.

Ayuda para los estados y las escuelas

Biden quiere enviar US$ 350.000 millones a los gobiernos estatales, locales y territoriales para mantener empleados a sus trabajadores de primera línea, distribuir la vacuna, aumentar las pruebas, reabrir escuelas y mantener los servicios vitales.

Como parte del rescate económico, también daría US$ 20.000 millones a las agencias de transporte público más afectadas.

El plan proporcionaría US$ 170.000 millones adicionales a las escuelas primarias y secundarias, colegios y universidades para ayudarlos a reabrir y operar de manera segura o para facilitar el aprendizaje remoto.

El Congreso aprobó US$ 82.000 millones en ayuda para las escuelas en diciembre.

Mayor apoyo para la vacunación contra el covid-19 y las pruebas:

El plan propone invertir US$ 20.000 millones en un programa nacional de vacunación, que incluya el lanzamiento de centros comunitarios de vacunación en todo el país y unidades móviles en áreas de difícil acceso. Biden también aumentaría el apoyo federal para vacunar a los afiliados a Medicaid.

La propuesta de rescate económico también invertiría US$ 50.000 millones en pruebas, proporcionando fondos para comprar pruebas rápidas, ampliar la capacidad de los laboratorios y ayudar a las escuelas a implementar pruebas regulares para apoyar la reapertura.

LEE: EXCLUSIVO | Biden liberará todas las dosis de la vacuna en una ruptura con la política de la administración de Trump de retener existencias para la segunda dosis

También financiaría la contratación de 100.000 trabajadores de salud pública, lo que prácticamente triplicaría la fuerza laboral de salud comunitaria. Abordaría las disparidades de salud al ampliar los centros de salud comunitarios y los servicios de salud en las tierras tribales. Y brindaría apoyo a los centros de atención a largo plazo que experimentan brotes y a las cárceles para las estrategias de mitigación.

Salario mínimo de US$ 15 por hora:

Biden pide al Congreso que aumente el salario mínimo a US$ 15 la hora y que ponga fin al salario mínimo con propinas y al salario inferior al mínimo para personas con discapacidades.

Anna Bahney de CNN Business contribuyó a este reporte.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up